DRAMÁTICAS historias de una ciudad sedienta: Qué molleja y hasta en Marte hay agua

DRAMÁTICAS historias de una ciudad sedienta: Qué molleja y hasta en Marte hay agua

«Me tuve que llevar un envase con agua del trabajo hasta mi casa para poder bañarme». Esta y otras frases se han vuelto el día a día de los marabinos tras pasar desde dos días hasta meses sin contar con el servicio de agua potable en los sectores donde residen. Al norte y al sur, al este y oeste, los zulianos recurren a la compra de camiones cisternas y otras estrategias para poder cubrir las necesidades básicas que requieren el uso de este vital líquido.

Jesús Freitas, habitante del barrio Los Olivos, denunció que el sistema de suministro en esa zona no funciona. «Es caótica la situación, tenemos casi un año sin que llegue el agua y la única forma de resolver es comprando los camiones con agua», contó.

La misma situación se registra en zonas como Valle Frío, donde Exa Villasmil pasó cerca de 10 días sin el servicio; el las residencias Camino a la Lagunita, según informa Dayana Ferrer, quien pasa cinco días sin agua cada semana; el parcelamiento El Recreo; la urbanización Zapara; y otros sectores.

Aunque algunas partes de Maracaibo sean más afortunadas por recibir al menos tres veces a la semana el suministro de agua por tuberías, el agite no se suprime. Todos los vecinos deben ponerse de acuerdo o ‘luchar’ por aprovechar el tiempo antes de que los demás comiencen a bombear el agua.

 

Noticia al Día