Chile inició su retiro formal de Unasur

Chile inició su retiro formal de Unasur

Foto: Referencia

El gobierno Chile anunció el domingo que iniciará un trámite ante el Congreso para retirarse de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de la que ya se había apartado el año pasado.

Chile considera que Unasur, fundada en la década pasada cuando los gobiernos de izquierda dominaban la región, “se ha alejado de los principios que inspiraron su creación y hoy es una institución altamente politizada e inefectiva”.

En ese contexto, “el gobierno de Chile ha decidido consultar al Congreso Nacional para proceder con la denuncia del Tratado Constitutivo de UNASUR”, señala un comunicado difundido por la Presidencia.

El gobierno de Piñera destaca que Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Ecuador, que junto a Chile suspendieron su participación de Unasur en 2018, también “comenzaron formalmente el proceso para denunciar el Tratado Constitutivo y abandonar definitivamente el bloque”.

Nacida en 2008, época dorada de la izquierda en Sudamérica, con 12 miembros, el grupo quedó reducido a Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Chile destaca que la institución se encuentra “acéfala” desde 2017, cuando fue incapaz de elegir a un nuevo secretario general para suceder al colombiano Ernesto Samper.

En respuesta al ocaso del grupo, Chile lideró a finales de marzo en Santiago una reunión de presidentes para formar junto a Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

Chile considera que Unasur, fundada en la década pasada cuando los gobiernos de izquierda dominaban la región, “se ha alejado de los principios que inspiraron su creación y hoy es una institución altamente politizada e inefectiva”.

En ese contexto, “el gobierno de Chile ha decidido consultar al Congreso Nacional para proceder con la denuncia del Tratado Constitutivo de UNASUR”, señala un comunicado difundido por la Presidencia.

El gobierno de Piñera destaca que Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Ecuador, que junto a Chile suspendieron su participación de Unasur en 2018, también “comenzaron formalmente el proceso para denunciar el Tratado Constitutivo y abandonar definitivamente el bloque”.

Nacida en 2008, época dorada de la izquierda en Sudamérica, con 12 miembros, el grupo quedó reducido a Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Chile destaca que la institución se encuentra “acéfala” desde 2017, cuando fue incapaz de elegir a un nuevo secretario general para suceder al colombiano Ernesto Samper.

En respuesta al ocaso del grupo, Chile lideró a finales de marzo en Santiago una reunión de presidentes para formar junto a Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

AFP