Centro, Curva, Km. 4 y Sta. Rosa: epicentros de explotación sexual infantil

Centro, La Curva, Km. 4 y Santa Rosa de Agua: epicentros de la explotación sexual infantil

explotación-sexual-infantil

Centro, La Curva, Km. 4 y Santa Rosa de Agua: epicentros de la explotación sexual infantil – Diseño: Oriana Reyes / NAD

Autoridades están tras la pista de las redes delictivas que utilizan a infantes y adolescentes para sus bajos propósitos

La explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, mal llamada Prostitución Infantil, es un flagelo que afecta en el mundo a unos tres millones de infantes. Esta cifra pudiera ser conservadora, tomando en cuenta los incontables velos que pretenden ocultar su existencia.

Se define como el uso de niños en actividades sexuales, a cambio de una remuneración o cualquier otro tipo de retribución (por ejemplo regalos, comida o vestimenta).

Son niños que son obligados a trabajar en las calles o en burdeles, discotecas, centros de masajes, bares, hoteles o restaurantes y que son abusados por adultos. Unos obtienen beneficios económicos de estas actividades,  mientras que otros individuos sacian sus más bajos instintos, provocando traumas de toda índole en quienes apenas están comenzando a vivir.

Esta forma de explotación involucra, principalmente, a niños entre los 5 y 17 años, sin distingo de género. En nuestro país cerca del 65% de las víctimas de abuso sexual son del sexo femenino, según datos de la Red por los Derechos Humanos de los Niños, Niñas y Adolescentes (REDHNNA).

Señalan, además, que en Venezuela para 2020, el mayor índice de víctimas son niños, niñas o adolescentes con edades entre 5 y 11 años (51,03%), los de 12 a 17 (42%) y de 0 a 4 años (6,70). Esto nos permite inferir las proporciones del delito de explotación sexual contra la infancia, en el contexto nacional.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas indican que el 96% de las víctimas de explotación sexual en América del Sur son mujeres y niñas.

 

Redes de explotación sexual en Maracaibo

 

Funcionarios del Servicio de Investigación Penal del Zulia (Sipez) de la Policía Regional, desmantelaron el pasado 15 de mayo una compleja red de prostitución infantil que funcionaba en los bloques seis y siete del mercado Las Pulgas, en el Casco Central de Maracaibo, según información ofrecida por el Director General del organismo, Sergio Villasmil.

La intrincada red de explotación sexual infantil involucraba licorerías, peñas hípicas, hoteles y casinos clandestinos donde tenían sometidas a varias niñas, adolescentes y mujeres que eran obligadas a prostituirse.

Durante el procedimiento fueron detenidas 25 personas y no menos de 50 niños y niñas fueron puestos en resguardo por parte de las autoridades e instituciones relacionadas con la materia, para ser abordados por un equipo multidisciplinario que incluye médicos forenses, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros especialistas.

 

 

explotación-sexual-infantil-1

Intendente de Maracaibo, Braulio Arias – Foto: Xiomara Solano / NAD

 

Según el Intendente de Maracaibo, Braulio Arias, las labores de inteligencia proseguirán para dar con otras organizaciones dedicadas a explotar sexualmente a niños, niñas y adolescentes (NNA). Los sectores donde se presentan de forma recurrente estos delitos son: Las Pulgas, la Curva de Molina, Kilómetro 4, Paseo Ciencias y Santa Rosa de Agua.

Arias señala que en torno a este tipo de hechos delictivos existe un triángulo macabro de complicidad que incluye a los proxenetas, dueños de establecimientos y algunos funcionarios que se hacen la vista gorda, pese a conocer la existencia de tales prácticas.

En los procedimientos para rescatar a jovencitos atrapados en estas redes de explotación participan, además de los cuerpos policiales, jueces de menores, la Intendencia de Maracaibo, el Consejo de Protección de NNA, el Consejo Municipal de Derechos de NNA, la secretaría de Seguridad y Orden Público y expertos en el abordaje de las víctimas de estos delitos.

De acuerdo a las estimaciones del intendente Arias, 10% de los niños de Maracaibo se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, bien sea por estar en situación de calle, huérfanos, manipulados por sus progenitores para incursionar en el círculo vicioso de la explotación sexual, entre otras situaciones que atentan contras sus derechos.

 

Educación, prevención y medidas de protección

 

Explotación-sexual-infantil-3

Presidenta del Consejo Municipal de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes del municipio Maracaibo (Comudennamm), Yanitza Hernández – Foto: Cortesía

La presidenta del Consejo Municipal de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de Maracaibo (Comudennamm), Yanitza Hernández, señala que al desmantelar una red dedicada a la explotación infantil se tocan muchos intereses, por lo cual la cautela debe estar presente.

De igual manera, mantener a resguardo a las víctimas, protegiéndolos de ser objeto de coacción, amenazas o sobornos, que se traduzcan en el desvío del proceso penal que se sigue a los victimarios.

Entre tanto, Hernández considera necesario llevar adelante programas de educación a las familias, instruir sobre el control de natalidad, trabajar en la autoestima de los miembros del núcleo familiar y en el fortalecimiento de las instancias dedicadas a garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes.

En lo que respecta a los infantes que estaban bajo el control de la red que operaba en Las Pulgas, se trabaja en la clasificación de los diferentes casos, a fin de dictar las medidas de protección correspondientes. “No pueden ser castigados, son las víctimas”, recalca la doctora Yanitza Hernández.

“Es importante acotar que la situación de víctimas establece una circunstancia agravante para el establecimiento de la sanción a los victimarios”, agrega.

Es oportuno recordar que la legislación venezolana cuenta con la ley para la Prevención y erradicación del abuso sexual contra los Niños, Niñas y Adolescentes, aprobada en octubre de 2021.

En el ámbito local, el trabajo de campo que se desarrolla desde el Consejo Municipal de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, junto a todas instituciones que tienen competencia en la materia, permite el levantamiento de una data de los NNA y familias enteras que pernoctan en las calles del municipio. No existen cifras actualizadas de quienes viven en condiciones de vulnerabilidad. Se trabaja en ello.

 

Daños que provoca la explotación sexual infantil en las víctimas

 

El bienestar y la salud mental del niño se ven comprometidos y, a menudo, les lleva a repetir el patrón aprendido: Pasan de ser explotados a ser proxenetas, en su vida adulta. Así lo refleja una publicación de la ONG internacional Humanium.

Entre las consecuencias inmediatas de la explotación sexual infantil está la deserción escolar, el poco acceso a servicios de salud y el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Así mismo, los daños físicos como desgarros vaginales, dolores, infecciones o embarazos no deseados.

Entre las secuelas psicológicas está la depresión, confusión de la personalidad o de la orientación sexual, agresividad, insomnio,  baja autoestima, desconfianza u odio hacia los adultos.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

F. Reyes
Noticia al Día