Viernes 21 de junio de 2024
Al Dia

Adolescente de 16 años asesinó a toda su familia en Brasil porque le quitaron el celular

Un terrible crimen familiar provocó consternación en Brasil. Un adolescente mató a toda su familia, según dijo, enojado porque lo…

Adolescente de 16 años asesinó a toda su familia en Brasil porque le quitaron el celular
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Un terrible crimen familiar provocó consternación en Brasil. Un adolescente mató a toda su familia, según dijo, enojado porque lo habían regañado y quitado el teléfono celular. Pasó el fin de semana solo, junto a los cuerpos.

Lee también: Siniestro del helicóptero en el que murió presidente iraní se debió a un “fallo técnico”

De acuerdo con el relato que entregó el menor de 16 años a la Policía, las discusiones con sus padres adoptivos eran recurrentes. Aseguró que el pasado jueves 16 de mayo, sus progenitores lo llamaron “vagabundo” y le quitaron el celular, reportó Globo.

Esa situación habría motivado a que el joven planificara el dramático desenlace.

Al día siguiente, estando solo en su casa del municipio de Jundaí, en Sao Paulo, el menor robó el arma de su padre, que trabajaba en la Guardia Municipal, e incluso se dio el tiempo de probarla con un disparo al aire.

El papá, Isac Tavares, de 57 años, había pasado al colegio a recoger a su otra hija, Letícia (16). Al llegar a casa, el adolescente le disparó. Alertada por el estruendo, la hermana fue a la habitación a ver qué ocurría y recibió un balazo en el rostro.

Pasarían varias horas antes que la madre, Solange Aparecida Gomes (50), regresara a casa. Su hijo le abrió la puerta y al dar unos pasos se encontró con los cuerpos. Sin alcanzar siquiera a reaccionar, el adolescente le disparó por la espalda.

La Policía estableció que, por algún motivo, el menor incluso clavó un cuchillo en el cuerpo sin vida de la mujer, al día siguiente.

Pasó todo el fin de semana con los cadáveres de su familia en el interior de la casa. Incluso, siguió haciendo su vida normal: fue al gimnasio y a comprar comida a una panadería.

Recién quiso confesar lo ocurrido a la Policía militar, la noche del domingo 19 de mayo.

El adolescente fue detenido y enviado a un centro de reclusión para menores de edad de Sao Paulo, a la espera de ser llevado a juicio por delitos de homicidio, femicidio, porte ilegal de arma y profanación de cadáver.

Noticia al Día / La Cuarta

Noticias Relacionadas