Mocaccino casero: Así se prepara

Mocaccino casero: Así se prepara

El mocaccino casero es una receta muy sencilla de hacer y resulta una excelente idea para desayunos y meriendas. Es ideal para amantes del café y para quienes disfrutan de una deliciosa bebida caliente.

La combinación de café y chocolate es un deleite para los sentidos. Y no sólo eso, sino que aporta la cantidad necesaria de energía para afrontar nuestro día a día.

Esta bebida es una variante del capuccino, una conocida mezcla de café con toques de chocolate. El origen de estas recetas hay que buscarlo en Italia, donde podremos disfrutar del mejor capuccino.

Aunque puede consumirse en cualquier momento del año, beber un mocaccino casero durante los meses de frío es reparador. Y hacerlo en casa compartiendo con los seres queridos, es conseguir un sabor más auténtico.

La preparación en casa del mocaccino es sencilla y rápida, no se tarda mucho más que en la realización de un café normal.

mocaccino casero

Ingredientes:
1 taza de café por persona, tan cargado como se desee
½ taza de leche
2 cucharadas de cacao en polvo
Azúcar a gusto

Cómo preparar un mocaccino casero:

Preparar el café de la manera habitual. Si se cuenta con cafetera italiana, se puede hacer un café expresso; si no es así, servirá el café normal que tomamos en casa, tan cargado como guste.

A continuación, en una cacerola mezclar la media taza de leche con las cucharadas de caco en polvo y el azúcar. Llevar a fuego lento y remover hasta que se mezclen los ingredientes y se disuelvan completamente.

Antes de que hierva, retirar la leche con chocolate del fuego y con una varilla o licuadora, batir bien hasta que forme una espuma.

Echar esta mezcla de leche con chocolate espumosa sobre el café ya preparado, consiguiendo dos capas diferentes.

Para darle un toque especial, espolvorear una pequeña cantidad de canela o chocolate rallado o en polvo. También quedan deliciosos y muy vistosos los chips de chocolate blanco o negros.
Para quienes disfrutan de la decoración y el sabor, se puede terminar la bebida con nata montada. En ese caso, después de servir, montar la nata y poner una cucharada pequeña encima de la preparación.

El mocaccino casero resulta una bebida que conquista por la combinación de sabores. Al ser fácil de preparar, puedes sorprender con un buen desayuno o merienda sin necesidad de salir de casa. ¡Pruébala!, verás como tendrás una verdadera delicia en tus manos que desearás repetir.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Mejor con Salud