Luis Aparicio fue elegido hace 38 años al Salón de la Fama

Luis Aparicio fue elegido hace 38 años al Salón de la Fama

Durante la tarde del domingo 12 de agosto de 1984, Luis Aparicio vio cumplido el sueño de todo pelotero que alcanza la condición de jugador estelar en las Grandes Ligas: ser entronizado al Salón de la Fama de Cooperstown.

Tras una brillante carrera como campocorto entre 1956 y 1973 con los clubes Medias Blancas de Chicago, Orioles de Baltimore y Medias Rojas de Boston, el ex torpedero zuliano tuvo que esperar media docena de años desde que se convirtió en candidato para el Salón de la Fama.

En 1979, su primer año de elegibilidad, obtuvo 120 votos en la oportunidad en que fue escogido Willie Mays; en 1980 ingresaron Al Kaline y Duke Snider, mientras que Aparicio obtenía 124 votos; la escogencia de 1981 correspondió a Bob Gibson, al tiempo que Aparicio lograba su más bajo porcentaje, con apenas 48 votos; el promedio del venezolano se elevó considerablemente en 1982 con 174 votos  en un año en que fueron admitidos Hank Aaron y Frank Robinson y las preferencias de los electores por Aparicio mejoraron en 1983 cuando reunió 252 votos en la elección que permitió el ingreso de Brooks Robinson y el dominicano Juan Marichal.

Finalmente, el miércoles 11 de enero de 1984 toda Venezuela celebró cuando las agencias de noticias dieron a conocer que Luis Aparicio fue aceptado en el templo de los inmortales de las Grandes Ligas junto con Harmon Killebrew y Don Drysdale.

Luis Aparicio fue elegido al Salón de la Fama con 84.6 %

 

«Esta ha sido la más larga lista de miembros electos desde que en 1972 fueron seleccionados Yogi Berra, Sandy Koufax y Early Winn», destacó la agencia UPI. «Los tres elegidos de 1983 superaron el 75 por ciento de los votos. Aparicio encabezó la votación con 341 votos (84.6 %), Killebrew obtuvo 335 votos (83.1%) y Drysdale reunió 316 votos (78.4%)

Durante la ceremonia de exaltación, Aparicio expresó las siguientes palabras: «Cuando vine por primera vez a este país, treinta años atrás, era tan solo un jovencito con muy poco en mis bolsillos, pero lleno de sueños y con un mundo entero para ganar. Hubo momentos de ansiedad y frustración. Pero mi amor por esta gran juego de beisbol y la ayuda y el coraje que obtuve de mis compañeros de equipo y amigos fueron más fuertes que esos obtáculos. Sin embargo, el Salón de la Fama era para mi un sueño muy lejano.

Trabajé muy duro para hacer lo mejor por mi equipo, por los fanáticos, por todos aquellos que aman este juego y por el beisbol mismo. Es por esto que, para mi, estar entre los más grandes jugadores en la historia del beisbol siempre significará mucho más de lo que puedo expresar.

Le doy gracias a mi padre, a quien debo los primeros secretos que aprendí de la profesión. Le doy gracias a mis compañeros de equipos. Le doy gracias a los escritores y a todos aquellos que dan las noticias de los deportes. Le doy gracias a mi esposa e hijos.Le doy gracias a las personas de esta gran nación y, sobre todo, le doy gracias a Dios.

Hoy, treinta años después de que vine por primera vez a este país, les doy muchas gracias». Reconocido como uno de los mejores shortstops en la historia del beisbol, Aparicio, quien nació en Maracaibo el 29 de abril de 1934, firmó con los Medias Blancas a finales de 1953. Después de dos años en el sistema de sucursales de esa organización, reemplazó al caraqueño Alfonso «Chico» Carrasquel en el campocorto del equipo grande a partir de 1956, año en que se convirtió en el primer latinoamericano que ganó el premio Novato del Año en la Liga Americana.

En 1963 Chicago lo cambió a Baltimore, club con el que actuó por las siguientes cinco campañas. Retornó a Chicago en 1988, a los 36 años, para jugar tres torneos más y finalizó su carrera con Boston, conjunto con el que actuó desde 1971 a 1973.

En 18 temporadas dejó promedio vitalicio de .262 en 2599 partidos con 506 robos. Asistió a dos series mundiales (1959 y 1966), en 13 ocasiones fue seleccionado para el Juego de Estrellas e intervino diez veces en el clásico de mitad de campaña, ganó el premio Guante de Oro en nueve ocasiones y fue líder en estafadas de la Liga Americana durante nueve años seguidos entre 1956 y 1964.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Javier González 

Noticia al Día