El "Bebé" saltó la "cuna" y se seguirá meciendo (Javier Sánchez)

El «Bebé» saltó la «cuna» y se seguirá meciendo (Javier Sánchez)

El «Bebé» saltó la «cuna» y se seguirá meciendo (Javier Sánchez). Foto: Cortesía

Aquello de»Aquí está la pura sangre de Chávez», «Se siente el ingenio de Hugo Chávez», «Aqui nació el líder», «Por aquí pasó Chávez» , consignas y frases que se hacían públicas en Barinas y se gritaban cuándo el máximo líder pisaba la tierra que lo vió nacer, parecen quedar en el pasado desde el domingo nueve de enero de este año con el triunfo del candidato de la oposición a la gobernación, Sergio Garrido, en el proceso que permiten un cambio del panorama político en esa región y el país.

Las elecciones en el estado llanero, que fue gobernado desde 1998 por la familia del fallecido ex- presidente Hugo Chávez, nacido en esa región llamada la «cuna» del chavismo durante la gestión presidencial de Nicolás Maduro, no ha sido tomada en cuenta por el gobierno nacional y regional como debe ser, incluyendo los servicios básicos y obras de infraestructura, y se ve a un Estado abandonado dónde la acción gubernamental ha pasado sin penas ni glorias al igual que muchos en el resto del país.

En este último proceso en plena campaña del chavismo, se sintió un ventajismo de manera pública con la movilizaron de docenas de ministros a esa «cuna» con todos sus equipos ejecutivos para impulsar obras, actividades sanitarias, entregas de neveras, cocinas, aires acondicionados, bombas de gas, al «bebé» , en este caso,a una buena parte del pueblo barines que nunca recibió nada y se ha mantenido marginado.

En esa desesperada campaña roja, en pocos días se movilizaron miles de militares de toda Venezuela para montar alcabalas móviles y amedrentar a los habitantes, trajeron autobuses del estado para los actos públicos que pretendían hacer de ganar las elecciones, se organizaron limpiezas de espacios urbanos, se prometieron créditos a emprendedores, organizaron entregas de otros electrodomésticos más pequeños para los que acudieran a votar por Arreaza, no se fue la luz, se llenaban los tanques de gasolina en las estaciones de servicio y se priorizó la inauguración de viviendas entre otras actividades.Todo se hacía a la ligera antes de la llegada de las elecciones y bien callados para que el «niño» no se despertara, y solo lo hiciera para votar por los rojos, pero nunca imaginaron que este había abierto los ojos y montaría su «perrera» para saltar los barrotes de la camita desde las primeras horas de aquel domingo cuando salió a votar por el cambio de su estado y lograr la victoria.

Barinas se levantó y Sergio Garrido, un dirigente político vinculado con el partido tradicional Acción Democrática, que ganó una diputación al consejo legislativo del Estado,abanderado de la Mesa de la Unidad Democrática, obtuvo el triunfo y antes de la media noche ya era el gobernador del estado llanero.

Este nuevo acontecimiento, del que han hecho mutis hasta el momento,los altos dirigentes del partido del gobierno, arroja elementos que desnudan la actuación del madurismo y la profunda fractura que éste ha provocado en el seno del chavismo.
Esto quiere decir que la película apenas comienza porque una parte de la familia Chávez no ha quedado muy bien parada ni muy contenta que se diga con el desarrollo de los acontecimientos en la entidad que durante dos décadas manejó como su feudo, ni con el proceder de la dirección nacional oficialista del PSUV ni con el propio madurismo que incluye al candidato perdedor elegido el ex canciller Jorge Arreaza.

Lo que si ha quedado más que demostrado es que el pueblo de esta región dió una demostración de unión, decisión y fortaleza al resto de Venezuela y que el régimen ha perdido control lealtad y credibilidad ante los venezolanos.
Se ha cuestionado la gestión de los Chávez y hay un deslinde del madurismo con respecto al chavismo quedando muy mal parado el oficialismo .A ese «moisés» de Hugo Chávez le urge una reparación después de 22 años porqué sus barandas se vinieron a bajo y los que una vez lloraron de alegría por contar con un Jefe de Estado de Sabaneta, en este último evento electoral lograron treparse los barrotes y saltar de un solo golpe , lo que es una muestra más del proceso de independencia que se inició en Barinas.

Desde ese día se siente un calor de unidad, de esperanza y de cambio y es seguro que esa cuna se seguirá meciendo.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Artículo de Opinión/Javier Sánchez