Condecoran al responsable de que Novak Djokovic no pueda entrar en Australia

Condecoran al responsable de que Novak Djokovic no pueda entrar en Australia

Michael Outram, Comisionado de la Fuerza Fronteriza Australiana, es el culpable de que Novak Djokovic no haya podido entrar en Australia. El ‘súper agente’ pertenece a una fusión de los departamentos de Aduanas e Inmigración (ABF son sus siglas en inglés), al mando de la que está desde 2018 y la cual ha impedido al tenista serbio la entrada en el país.

Simplificando todo el ‘asunto Djokovic’, Outram tuvo la última palabra para negar la entrada del tenista en Australia. Su trayectoria como parte de las fuerzas de la ley, con varias medallas al mérito incluidas, hacen que sus órdenes sean definitivas en lo que se refiere a temas de inmigración. La exención médica de Djkovic no fue aceptada por el ABF, que negó al serbio la entrada en el país y posteriormente canceló su visado y le confinó en un hotel hasta el lunes. Será entonces cuando un tribunal decida si puede finalmente entrar en Australia o es definitivamente deportado. Hasta entonces, Outram estará al mando.

De hecho, el propio Outram ha comunicado que la ABF se plantea la posibilidad de ir más allá con la deportación de Djokovic y prohibirle la entrada en Australia durante los próximos tres años. ¿Por qué? Para calmar los ánimos de los defensores del serbio y declaraciones públicas de algunos de ellos, como por ejemplo el padre del tenista, que se refirió como “cautiverio australiano” a las medidas tomadas por la agencia que dirige Outram.

“El señor Djokovic no está cautivo en Australia porque es libre para salir en cualquier momento en que decida hacerlo y la Fuerza de Fronteras del país, a buen seguro, se lo facilitará”, declaró la ministra australiana de Interior, Karen Andrews. Ésta quiso dejar clara la postura de Outram y la ABF, que aboga por no hacer excepciones en lo que a las normas fronterizas se refiere.

Leer más: La justicia australiana decide el lunes si Djokovic se queda o se va del país

Precisamente por este tipo de supuestas excepciones, el director de Open de Australia, Craig Tiley, también ha sido duramente criticado y señalado por Outram. Mientras que Tiley no se ha pronunciado todavía respeto a lo sucedido, después de que se supiese que de las 26 solicitudes de exención médica recibidas sólo aceptó “unas pocas”, y Outram ya ha avisado de que la ABF está examinando todas ellas y piensa tirarlas por tierra.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

20minutos.com