Un pesebre andino con llamas y quinoa adorna la plaza de San Pedro en el Vaticano

Un pesebre andino con llamas y quinoa adorna la plaza de San Pedro en el Vaticano

Un pesebre andino con llamas y quinoa adorna la plaza de San Pedro en el Vaticano. Foto:  Tiziana FABI / AFP

Un pesebre andino con campesinos, llamas y quinoa adorna desde este jueves la plaza de San Pedro en el Vaticano con ocasión de la Navidad, en un homenaje a la cultura y las tradiciones de Perú.

El pesebre, realizado por la comunidad peruana de Chopcca, un pequeño pueblo de la región andina de Huancavelica, cuya altitud varía entre los 3.680 y los 4.500 metros y donde se habla quechua, fue instalado no lejos del obelisco central de la plaza de San Pedro.

«Hemos traído la representación de la comunidad peruana, del pueblo de Chopcca, patrimonio cultural de Perú», contó a la AFP Jorge Eduardo Román Morey, embajador de Perú ante la Santa Sede.

«Es la imagen de lo que es una navidad andina. Nuestros Reyes Magos son personajes de nuestra comunidad de Chopcca y en lugar del tradicional regalo que llevan a camello portan alimentos con vicuñas, alpacas, llamas», explicó.

 

Los personajes, de tamaño natural, entre ellos el Niño Jesús, la Virgen María, San José, los Reyes Magos y los pastores están vestidos con trajes tradicionales y mantas tejidas en la región de Huancavelica. 

Los Reyes Magos llevan alforjas con comida de la región, entre ellas papas, quinoa, canihua o kiwicha. 

 

– Cultura e identidad –

 

«Los elementos son muy coloridos porque esa es la iconografía que se usa. Queríamos reflejar no solo elementos materiales sino también la cultura viva, la identidad: el tema de las tradiciones y vivencias de los huancavelicanos», aseguró por su parte la arquitecta peruana Natalí Santana Girón, vencedora hace un año del proyecto.

El pesebre incluye figuras de animales andinos, como alpacas, vicuñas, vizcachas -un roedor parecido a una liebre- e incluso un cóndor, además de ovejas y flamencos.

Con el pesebre peruano el Vaticano desea conmemorar los doscientos años de la Independencia de ese país e ilustrar desde el corazón de la cristiandad la vida de los pueblos andinos, profundamente católicos.

«Ver este belén aquí, en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, tiene como significado el de la fe en Jesús, en el Dios que viene a nuestro encuentro para ayudarnos a vivir con alegría y esperanza. (…) Es lo que la gente gente del Perú está viviendo, la fe en Jesús que los lleva a vivir de manera comunitaria y organizada», aseguró por su parte Carlos Alberto Salcedo, obispo de la diócesis de Huancavelica.

Realizado por artesanos de la zona, conocidos por su trabajo en el sector textil, el colorido pesebre andino será inaugurado el viernes en el curso de una ceremonia oficial con un público limitado debido a las nuevas restricciones impuestas en Italia y el Vaticano por el covid-19. 

«Somos todo un grupo de artesanos que hemos elaborado este trabajo con bastante amor y cariño para dar a conocer la textilería del pueblo de Chopcca, un conjunto de comunidades de hombres y mujeres que trabajan haciendo textilería multicolor con iconografía de la zona», aseguró Manuel Breña Martinez, quien viajó a Roma para la ocasión.

Junto con el pesebre será inaugurado el árbol de Navidad, de 28 metros de altura, procedente de la región de los Dolomitas, en el norte de Italia, el cual será iluminado con luces LED de bajo consumo por respeto del medio ambiente.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP