Tras una Copa Árabe exitosa, Catar ante el gran reto del Mundial

Tras una Copa Árabe exitosa, Catar ante el gran reto del Mundial

Árabe

Tras una Copa Árabe exitosa, Catar ante el gran reto del Mundial. Foto: Agencia

Catar bajó el sábado el telón de la Copa Árabe de fútbol, un torneo con el sello FIFA, que ha servido como ensayo para sus infraestructuras y su capacidad de acogida a un año del Mundial. El balance ha sido globalmente positivo, pero el reto de 2022 será de mucha más envergadura.

El pequeño emirato del Golfo sorprendió en 2010 cuando consiguió la sede del Mundial absoluto de fútbol masculino, uno de los mayores eventos deportivos, y muchos dudaron entonces de sus capacidades para albergar una cita tan enorme.

En la Copa Árabe, con la participación de 16 equipos y la utilización de seis de los ocho estadios del Mundial, Catar reunió a 530.000 espectadores hasta la final, que ganó Argelia.

Jassim Al Jassim, vicepresidente de operaciones en el Comité de Organización, aseguró que su país va a «tener en cuenta las lecciones aprendidas (durante la Copa Árabe) para organizar el mejor Mundial».

A un año de esa Copa del Mundo de 2022 (21 noviembre-18 diciembre), las calles de la capital Doha todavía están con obras de preparación para el evento y en las carreteras se suceden los embotellamientos de vehículos.

La mayoría de estadios fueron terminados e inaugurados, pero existen dudas sobre la capacidad de acogida en hoteles. También está por determinar cómo será el acceso del alcohol para los hinchas, en un país musulmán de 2,7 millones de habitantes y muy conservador al respecto.

– «Mejorar la comunicación» –

Los equipos participantes en la Copa Árabe no han ahorrado en elogios hacia su anfitrión.

«Sinceramente, todo está perfecto. No es por lanzar flores porque sí. Los estadios son magníficos, los terrenos de juego son magníficos», declaró el seleccionador de Argelia, Madjid Bougherra, a la AFP durante una conferencia de prensa.

«Quizás el único pero es que estábamos en el mismo hotel con todo el mundo, pero en el Mundial será diferente», apuntó.

También quedó muy satisfecho con la experiencia el seleccionador portugués de Egipto, Carlos Queiroz, que habló de «condiciones excepcionales».

Lee también: Alcaldesa de San Francisco en EE.UU declaró estado de emergencia por sobredosis de drogas

«Hay dos o tres cosas que es importante mejorar, una de ellas es la comunicación con los organizadores», señaló.

«Si hay un consejo que les daría es hablar. Cuanto más hablas, mayor es la armonía entre las necesidades dentro y fuera de los terrenos de juego», explicó el exseleccionador colombiano.

Daniel Reyche, investigador en política del deporte en la Universidad Georgetown de Catar, dijo estar «impresionado» pero advirtió de que el Mundial-2022 será una cuestión diferente, sobre todo por lo referente a la llegada de hinchas extranjeros.

«En conjunto, creo que el test se ha desarrollado bien, pero es difícil comparar la Copa Árabe y el Mundial porque la mayoría de espectadores venían esta vez del interior del país, mientras que el próximo año vendrán del exterior», indicó a la AFP.

– «La gente debe ser libre» –

Los aficionados que vendrán de todo el mundo se encontrarán con un país con costumbres y leyes a las que no están acostumbrados. Un país, por ejemplo, donde se prohíbe estar ebrio en público o tener relaciones homosexuales.

Desde que consiguió la sede del Mundial-2022, Catar ha sido acusado en repetidas ocasiones de violaciones de los Derechos Humanos, especialmente en lo referente a los trabajadores migrantes o las minorías sexuales.

La FIFA intenta tranquilizar al respecto. «Hay problemas y es así en todo el mundo. No hay nada perfecto tampoco en nuestro mundo occidental, así que debemos empujar para que haya progresos», declaró su presidente, Gianni Infantino.

«Debemos apoyar a los que quieren realmente hacer progresos y reconocer que eso lleva tiempo», añadió en Doha.

La secretaria general de la FIFA fue más explícita. «Nuestra responsabilidad es que cada uno de nuestros torneos sean inclusivos», afirmó Fatma Samoura.

En su opinión, «el presidente (Infantino) ha sido siempre muy claro, la gente debe ser libre para mostrar la bandera que quiera, sin que se señale o se discrimine, incluyendo la bandera arcoiris» símbolo de la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transgénero).

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

AFP