Ibrahimovic: “El Manchester United tiene una mentalidad pequeña”

Ibrahimovic: “El Manchester United tiene una mentalidad pequeña”

Zlatan Ibrahimovic ha desvelado en su libro ‘Adrenalina’ un episodio protagonizado por él y su agente en el verano de 2016, cuando pasó del PSG al Manchester United. El delantero sueco revela que un post en Instagram le arruinó una acción publicitaria de 5 millones de libras: «Estaba muy cansado de las largas negociaciones», dice, «así que decidí escribir un post en Instagram. ¿El texto? Simple e inequívoco. «Es hora de que el mundo lo sepa. Mi próximo destino es el Manchester United». Un anuncio que alegró a los seguidores de los Diablos Rojos pero que provocó el enfado de su agente: «No se pueden hacer anuncios así si las negociaciones no están definidas. Mino Raiola quería matarme», recordó Ibra, «pero ese anuncio fue culpa mía.

El delantero asegura que arruinó «una presentación al estilo de Hollywood» y añade: «Me sentí como en arenas movedizas y traté de hacer algo para avanzar, sin pensar en las consecuencias. Yo soy el que se equivocó. Me disculpo una vez más». El delantero del AC Milan también reveló lo que Ed Woodward, entonces vicepresidente del Manchester United, le dijo cuando leyó su publicación en Instagram. «Me dijo que yo había arruinado una acción publicitaria de 5 millones de libras, que habían planeado una campaña sorpresa y una presentación con efectos especiales al estilo de Hollywood. Y lo arruiné todo con una publicación en las redes sociales».

En ‘Adrenalina’, Zlatan Ibrahimovic desvela que le sorprendió la «mentalidad pequeña y cerrada» del Manchester United al fichar por el club en 2016, lamentando que una vez le descontaran una libra de su millonario salario por tomar un zumo de frutas del mini bar en un viaje con el equipo. «Todo el mundo piensa que el United es un club de primera, uno de los más ricos y poderosos del mundo, y visto desde fuera me lo parecía», escribe.

Lee también: Los Warriors tropiezan ante Spurs en una errática noche de Curry

«Pero una vez allí me encontré con una mentalidad pequeña y cerrada. Un día estaba en el hotel con el equipo antes de un partido. Tenía sed, así que abrí el minibar y me tomé un zumo de frutas», relata el sueco. «Jugamos y luego nos fuimos a casa. Pasó un tiempo. Llega mi nómina. Normalmente no la miro. Sólo lo hago a final de año para ver lo que ha entrado y lo que ha salido. Pero esa vez, no sé por qué, tuve curiosidad y me di cuenta de que me habían quitado una libra de mi salario mensual. Llamé al director del equipo: ‘Disculpe, ¿por qué me han quitado una libra de mi sueldo? El director del equipo echó un vistazo y me dijo: ‘Era el zumo de frutas del minibar’. ‘¿Estás bromeando, en serio?’ ‘No, no lo estoy. Aquí, si pides algo tienes que pagarlo’. ‘Claro, pero yo no fui al hotel por voluntad propia. No estaba de vacaciones. Era mi lugar de trabajo. Estaba allí por Manchester. Si tengo que jugar y tengo sed, tengo que beber. No puedo salir al campo deshidratado. ¿Te lo puedes creer? ¿Una libra? Algo así nunca ocurriría en Italia. Estos son los detalles que marcan la diferencia y se ganan el respeto de los jugadores», cuenta el delantero del Milan.

La indignación de Ibra con el United no se limitó a ese detalle: «Todos los días me pedían la documentación para entrar en el campo de entrenamiento. Bajaba la ventanilla y le decía a la persona de la puerta: ‘Escuche, amigo, llevo un mes viniendo aquí todos los días. Soy el mejor jugador del mundo. Si todavía no me reconoces, te has equivocado de trabajo'».

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

as.com