Hoy Día Internacional del Té

Hoy Día Internacional del Té

Según cuenta la leyenda china, fue el emperador Shen Nung quien descubrió el té, esa infusión que en sólo «5 minutos» nos da el abrazo de calor y sabor más reconfortante de la jornada. Por razones de higiene, el emperador solamente bebía agua hervida y en el año 2737 a.C. estaba descansando junto a un árbol de té silvestre cuando una ligera brisa agitó las ramas del arbusto y unas hojas cayeron dentro del agua que estaba hirviendo para calmar su sed. El emperador vio que el agua adquiría un color extraño y, lleno de curiosidad, lo probó. Le encantó su sabor y así nació el té.

A partir de ahí, esta tradición milenaria fue cautivando a todos y se convirtió en la segunda bebida más popular a nivel mundial después del agua. Y, como no podía ser de otra forma, también tiene su merecido homenaje: los dias 15 de Diciembre de cada año se celebra el Día Internacional del Té.

¿Por qué este día? Esa es la fecha que en 2005 promovieron los principales países productores de té –como China, India, Sri Lanka, Kenia, Turquía, Indonesia, Vietnam y Japón– para dar a conocer los múltiples beneficios y revalorizar a esta bebida milenaria.

Este día va en sintonía con la cultura que rodea a esta bebida y que está creciendo considerablemente. ¿Por qué este crecimiento? Las razones posibles pueden ser dos: el aumento de la cantidad de personas que optan por una vida más saludable y, por otro lado, por la existencia de variedades y sabores del mundo al alcance de la mano.

Sobre cómo prepararlo, alerta que no es sólo volcar agua en una taza y que lo usual cometer errores en la preparación por desconocimiento de los tiempos de infusión y el grado de temperatura de agua que necesita cada variedad.

El té blanco requiere una temperatura del agua entre 75 y 85° y un tiempo de infusión entre 3 y 5 minutos.

El té verde requiere una temperatura del agua entre 60 y 75° y un tiempo de infusión entre 1 y 2 minutos.

Las infusiones frutales requieren aproximadamente entre 75 y 90° y un tiempo de infusión que no sobrepasa los 5 minutos.

“Se recomienda empezar por los más fuertes y, a medida que pasa el día, ir disfrutando los más suaves”,

Por ejemplo, un buen té negro es preferible tomarlo en el desayuno o a media mañana, pero también está la costumbre de tomarlo en la merienda al estilo afternoon tea inglés, con dulces de pastelería; mientras que los té verdes y los blancos son más aptos para tomar a media tarde o después de cenar.

Tomado del portal https://www.expogourmetmagazine.com