Hallacas dolarizadas (Javier Sánchez)

Hallacas dolarizadas (Javier Sánchez)

A sólo días de finalizar el año la popular hallaca llega a pocos hogares dolarizada. Quienes la preparan para la venta han ubicado el precio por unidad entre 3 y hasta 4 dólares según calidad, tamaño y el cambio del dólar del día. El argumento es la hiperinflación en el precio de los  ingredientes necesarios para su elaboración.
Se trata de uno de los platos típicos en la época navideña en nuestro país que para su elaboración se necesitan varios ingredientes que actualmente se hacen difíciles adquirir por la crisis económica que atravesamos donde todo está dolarizado.

El mes de diciembre es sinónimo de alegría, bochinche y comedera pareja para todos los venezolanos en cada región a su estilo, pero las hallacas, el pan de jamón, el ponche crema, la ensalada de gallina, los bollos, la torta negra, el turrón, el pernil, el pavo, el dulce de lechosa, el sancocho para los días después de la tomadera no faltaba en la mayoría de los hogares pero desde hace varios años sí, y éste quizás sea el de mayor ausencia.

Es verdad que en cada temporada se dice que no se contará con éste plato en la mesa navideña y hasta fastidian con el tema, pero ahora sí es verdad que no hay recursos económicos en muchos hogares ni para comprar la «cabullita» con la que se amarran. Es escandaloso el precio de cada uno de los productos con las que se preparan y aquello del pernil o carne de cerdo que en oportunidades asomaba el gobierno para ganar popularidad quedó en el recuerdo y se fue con aquel año viejo.

Este plato navideño junto al pan de jamón la ensalada de gallina, el pernil entre otros, es casi imposible costear para la fiesta de fin de año y prácticamente es un lujo para muchos venezolanos llevarlo a su mesa.

Si hablamos de contornos, las papas, aceitunas verdes se venden en dólares mientras las alcaparras se cotizan igual, además de la harina de maíz, que en la actualidad el precio varía según la calidad. Hasta el precio de las hojas con las que se envuelven están como la cebolla que dan ganas de llorar.
Sin ponerle ingredientes de lujo como pasas, almendras e incurtidos cuyos precios son dolarizados.
Sólo los millonarios y los enchufaos son los que podrán hacer o comprarlas. Los precios de la carne y cerdo suben dia a día y hasta el onoto y el pabilo tienen un precio inaccesible.
Analistas economicos han considerado que en un hogar se necesitan al menos 33.500.000 Bs. (30,69 dólares a la tasa del mercado paralelo actual: 1.091.339,83 Bs.) para elaborar al menos 25 hallacas. Eso, sin incluir el resto de los alimentos que acompañan todo el entorno del plato.

Tradicionalmente las familias hacían muchas que solían consumirse en el desayuno, el almuerzo y/o la cena durante todo diciembre y parte de enero. Sin embargo, debido a la crisis, muchos las reservarán solo para las noches de Navidad y el Año Nuevo si es que llegan a elaborarlas.

El poder adquisitivo y los bajos salarios, están acabando con las tradiciones venezolanas y adornar la mesa para compartir con la familia en esta época del año, se aleja cada día más y para muchos ha quedado en el recuerdo.
Lamentos por no poder elaborarlas este año se escuchan por todas partes. Las amas de casa venezolanas sienten que están perdiendo su identidad al no poder sus platos típicos de esta temporada. «En casa se larga el forro» como dice la tradicional gaita pero éste año el presupuesto no alcanzará para hacerlas.