Conoce a la primera mujer que votó en una elección nacional en América Latina y desafió al machismo

Conoce a la primera mujer que votó en una elección nacional en América Latina y desafió al machismo

Matilde Hidalgo Navarro es considerada hoy un ícono del feminismo por su militancia sufragista, por su vocación humanista de impulso de las mujeres en la educación universitaria. Fue la primera mujer en ejercer el voto político en una elección nacional en América Latina y la primera en titularse como bachiller en ciencias, licenciada y doctora en medicina en Ecuador.

Hidalgo Navarro nació en Loja, el 29 de septiembre de 1889. Estudió en la escuela de la Inmaculada Concepción de las Hermanas de la Caridad en su ciudad natal.

En una nota de prensa publicada por Infobae señalan que, por su dedicación en los estudios y su interés por la lectura, la literatura y las ciencias naturales, su hermano Antonio la impulsó a estudiar la secundaria. Él mismo presentó ante el Colegio Bernardo Valdivieso una solicitud de matrícula. El rector de la institución secundaria, Ángel Ojeda, aprobó la petición y convirtió a Matilde en la primera mujer en matricularse en un colegio de formación secular, únicamente compuesto por hombres. Esto provocaría el rechazo general en su ciudad, donde incluso fue obligada a escuchar misa fuera del pórtico de la iglesia.

Matilde sufrió la reticencia de sus compañeros que miraban como un exceso el compartir las aulas con una mujer. También el ambiente social estaba polarizado entre conservadores, moderados y radicales. Aun así, Hidalgo Navarro concluyó su bachillerato en 1913, un año después de concluida la Revolución Liberal y en un clima de conflictos, luchas y nuevas esperanzas para la inclusión de las mujeres y de las minorías en la vida pública nacional.

Con su título bajo el brazo, Matilde postuló en la Facultad de Medicina de la Universidad Central del Ecuador, pero su solicitud fue negada. El Consejo Académico consideró inapropiado que una mujer abandonara su labor natural en el hogar y aspirara a ejercer una profesión de exclusiva responsabilidad de los hombres.

Aun así Matilde se presentó de nuevo ante la Universidad de Azuay, en donde el rector, Honorato Vázquez, progresista y duro crítico del liberalismo alfarista, la recibió decididamente. Allí recibió su licenciatura en medicina en julio de 1919, para luego regresar a Quito y conseguir su doctorado en medicina en noviembre de 1921.

En el Ecuador de 1920, el voto era un derecho solamente ejercido por los hombres. Matilde Hidalgo, con astucia, encontró que la Constitución del Ecuador no especificaba el género de quienes podían sufragar, por lo que acudió a inscribirse en los registros electorales del cantón Machala, en el litoral ecuatoriano. Pese a que Matilde tenía la Constitución a su favor, no la inscribieron en el padrón electoral, por ser mujer.

Pero ella estaba decidida a votar. Tras una consulta realizada al Parlamento y al Honorable Consejo de Estado, el entonces ministro de Gobierno, Francisco Ochoa Ortiz, resolvió positivamente que “no hay prohibición legal para que las mujeres se inscribieran en los Registros electorales; y que, por consiguiente, la referida señora debe ser inscrita como lo había solicitado en uso de su derecho”. Sucedió el 9 de junio de 1924. Así Matilde se convirtió en la primera mujer en votar un una elección nacional y en una de las 5 precursoras del sufragio femenino de la región.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día/Con información de Infobae