Alemania expulsó a dos diplomáticos rusos

Alemania expulsó a dos diplomáticos rusos

Foto: Agencias

Alemania anunció el miércoles la expulsión de dos diplomáticos rusos después de la condena en Berlín de un ciudadano ruso por el asesinato en 2019 de un antiguo líder checheno, un crimen ordenado por Moscú, según la justicia.

Las autoridades rusas estimaron que este veredicto — que podría atizar las tensiones diplomáticas con Alemania — es una «decisión política». 

Este miércoles un tribunal de Berlín dictaminó que el asesinato de un exiliado checheno en 2019 fue ordenado por Rusia.

La justicia sentenció a cadena perpetua a Vadim Krasikov, alias Vadim Sokolov, por asesinar a balazos a Tornike Kavtarashvili, de 40 años, en un parque en pleno centro de Berlín el 23 de agosto de 2019.

«Las autoridades rusas dieron la orden al acusado de liquidar a la víctima», dijo el presidente del tribunal, Olaf Arnoldi, tras la condena del ruso por haber matado a este exdirigente separatista checheno de origen georgiano.

La nueva ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock, que prometió adoptar un tono más firme con Rusia, anunció que dos miembros de la delegación diplomática rusa fueron declarados «persona non grata».

La máxima responsable de la diplomacia alemana aseguró que este asesinato cometido en agosto de 2019, en pleno día en Berlín, fue «un atentado grave a la soberanía del Estado». 

Rusia — que niega cualquier implicación en el crimen — denunció de inmediato la decisión de la justicia, como un veredicto «político». 

«Estimamos que este veredicto no es objetivo, que se trata de una decisión política que afecta seriamente las relaciones ruso-alemanas, que sin esto ya eran difíciles», indicó el embajador ruso en Berlín, Serguéi Netshaevm en un comunicado.

«Esto suscita nuestra profunda inquietud, representa en sí un acto no amistoso evidente y no quedará sin respuesta», continuó.

 

– A sangre fría –

 

El asesinato de Kavtarashvili, ultimado de tres balazos, envenenó las ya tensas relaciones entre Alemania y Rusia.

Poco después de este asesinato, el gobierno de la entonces canciller Angela Merkel, expulsó a dos diplomáticos rusos en protesta por lo que consideraba una falta de cooperación de Moscú en las investigaciones sobre el caso.

Rusia, que negó cualquier responsabilidad en el asesinato, respondió con una medida de represalia similar.

Según la fiscalía alemana, el condenado disparó dos veces contra la víctima, con una pistola equipada con un silenciador, y luego le disparó en la cabeza cuando ya estaba en el suelo. Krasikov fue detenido poco después.

Durante el juicio, la fiscalía alemana ya había señalado claramente a las autoridades rusas. «El acusado fue comandante de una unidad especial de los servicios secretos rusos FSB», afirmó el fiscal Lars Malkies en su requisitoria el 7 de diciembre.

«Liquidó a un opositor político como represalia» agregó, aludiendo a «un atentado evidentemente preparado desde hace mucho tiempo» y ejecutado a «sangre fría».

Pero el acusado dijo durante el proceso, a través de su abogado, ser Vadim Sokolov, «ruso, soltero e ingeniero» y negó llamarse Krasikov. «No conozco a nadie con ese nombre», alegó.

 

– «Cruel y sanguinario» –

 

El georgiano asesinado, un exdirigente separatista checheno, había combatido contra las fuerzas rusas entre 2000 y 2004. Vivía desde 2016 con su familia en Alemania, donde había solicitado asilo.

Aunque el Kremlin siempre negó estar detrás de este asesinato, el presidente ruso Vladimir Putin calificó a la víctima de «combatiente muy cruel y sanguinario». Aseguró haber pedido su extradición, lo que Berlín desmintió.

Este asesinato, además del envenenamiento del opositor al Kremlin, Alexéi Navalni, que fue hospitalizado en el verano boreal de 2020 en la capital alemana antes de su encarcelamiento en Rusia, o el del exespía ruso Serguéi Skripal en Reino Unido, generan fuertes sospechas sobre el rol de los servicios de seguridad rusos en operaciones violentas.

La implicación de Moscú nunca ha sido demostrada y el Kremlin siempre ha negado cualquier responsabilidad en estos actos.

Esta decisión de justicia se produce pocos días después de la toma de poder de un nuevo gobierno en Alemania, en medio de crecientes tensiones entre Rusia y los países occidentales en torno a Ucrania.

El nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, advirtió que Rusia pagaró un «alto precio» en caso de violación de las fronteras ucranianas.

Estados Unidos, los europeos y Kiev acusan al Kremlin de preparar una invasión a Ucrania, algo que el Kremlin desmiente.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP