Cosas que no sabías del corazón

Veamos qué tanto sabes de el corazón

Muchas personas se preguntan si nuestro corazón podría soportar cualquier cosa, pero lo cierto es que con cualquier cosa nuestro corazón puede verse afectado, incluso en un momento de placer como lo es el sexo. La actividad sexual representa una parte importante de nuestras vidas sin importar la edad, y en personas tanto jóvenes como adultos mayores se ven afectados en esta situación; el caso es que durante o después del sexo se da el riesgo cardiovascular, ya que éste se multiplica entre 2 y 4 veces.

 

 

Por otro lado, el acto sexual representa una actividad física de intensidad moderada, aunque el riesgo durante una actividad sexual es mínima para algunas personas, este no es nulo.

Aunque muchas personas conozcan el marcapasos y otros dispositivos que pueden ayudar a nuestro corazón a funcionar de una manera adecuada, lo cierto es que existe un dispositivo llamado stent.

Según quironsalud, el stent es un dispositivo que se emplea para desobstruir las arterias que llevan la sangre al corazón, las arterias coronarias. Cuando estas arterias están obstruidas a causa de arteriosclerosis, el corazón sufre los efectos de la falta de irrigación sanguínea. Si la obstrucción es parcial suele provocar una angina de pecho, mientras que si la obstrucción es total suele causar el infarto de miocardio (ataque de corazón).

 

Stent Coronario

Este dispositivo ha ayuda amuchas personas a seguir con su vida normal, y aunque el stent evita que la arteria que lleva la sangre al corazón se cierre, este no cura la enfermedad. La arteriosclerosis coronaria puede seguir evolucionando, por lo que es imprescindible ser muy estricto en las medidas preventivas: evitar el tabaquismo, control de la presión arterial, diabetes, reducción de las cifras de colesterol incluso a niveles inferiores a los considerados normales, ejercicio físico moderado y control del peso.

Por otro lado el marcapasos se coloca en pacientes que tienen alteraciones en el ritmo del corazón, y es que el marcapasos es un pequeño dispositivo operado con pilas que percibe cuándo el corazón está latiendo irregularmente o en forma muy lenta. Este envía una señal al corazón, la cual lo hace latir al ritmo correcto. Una persona con marcapasos puede tomar su vida normal e incluso hacer ejercicios si así lo desea.

 

Marcapasos

Es muy importante también conocer sobre el soplo, ya que este afecta a cualquier edad, y es que el soplo es un ruido silbante que se escucha durante un latido cardíaco. Es un ruido comparable al que hace el aire en un soplete, que normalmente es patológico, aunque en niños pequeños puede ser normal. Los soplos son siempre indicativos de que hay un aumento de flujo sanguíneo a nivel cardíaco, ya sea por una alteración a nivel de una válvula cardíaca o por una causa extracardíaca. En general, los soplos cardíacos no necesitan ningún tratamiento. Si el soplo está asociado a una enfermedad latente, como por ejemplo la hipertensión arterial, será necesario tratar la enfermedad. Cuando el soplo cardíaco se debe a una enfermedad valvular, puede ser necesario un tratamiento farmacológico o una intervención quirúrgica.

Por otro lado el corazón es un órgano del tamaño aproximado de un puño, está compuesto de tejido muscular, y bombea sangre a todo el cuerpo. La sangre se transporta a todo el cuerpo a través de los vasos sanguíneos, unos tubos llamados arterias y venas. En primer lugar, hay que destacar que una frecuencia cardíaca ordinaria está entre 60 y 100 pulsaciones por minuto. Bajar de las 60 suele denominarse como bradicardia y es propia de momentos de inactividad o de personas en una muy buena forma física, mientras que rebasar las cien conlleva taquicardia e implica un riesgo cardíaco, ya que implica que el corazón se tiene que esforzar más que lo deseable y aumenta su desgaste.

 

A veces sentimos un dolor en el pecho cuando nos traicionan o nos engaña una persona, pues ese dolor tiene su nombre y es el síndrome de corazón roto; este síndrome aunque no se tenga claro la causa exacta de lo que lo produce, se cree que viene de un físico o emocional como:
• a muerte de un ser querido
• Un diagnóstico médico aterrador
• Abuso doméstico
• Peleas fuertes
• Pérdida de empleo o dificultad financiera
• Divorcio

Existe una manera de prevenirlo y es el tratamiento a largo plazo con betabloqueadores o medicamentos similares que bloquean los efectos potencialmente dañinos de las hormonas del estrés en el corazón. Reconocer y manejar el estrés en tu vida también puede ayudar a prevenir el síndrome del corazón roto, aunque actualmente no hay evidencia que lo demuestre.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Mayo clinic/Noticia al Día