Murió abuelo en silla de ruedas al incendiarse una tablet

Murió abuelo en silla de ruedas al incendiarse una tablet que tenía conectada en su casa en Aragua

José Coromoto Angarita Latuchet, un abuelo de 72 años, murió en un incendio en su casa en Maracay, estado de Aragua. El hecho ocurrió durante la madrugada del miércoles, 3 de noviembre, tras el cortocircuito de una tablet que estaba conectada en la sala de su vivienda.

Angarita falleció en el Hospital Central de Maracay, después del incendio en la vivienda  en el sector La Maracaya. El 90% de su cuerpo resultó quemado, según relataron sus familiares en la morgue caña de Azúcar a la prensa local.

La víctima vivía con sus dos hermanos en la vivienda, los cuales resultaron ilesos, pero perdieron todas sus pertenencias. Yajaira Angarita, hermana del fallecido, precisó que las llamas iniciaron en la sala por un posible corto circuito.

Una hermana de Angarita olió el humo, salió de su habitación y se percató que la casa estaba en llamas. La mujer intentó escapar para pedir ayuda para salvar a José Angarita, quien estaba en silla de ruedas, pero cuando volvió ya la casa estaba completamente incendiada.

Otro hermano, el cual sufre de la enfermedad de Parkinson, intentó entrar a la casa para salvar a Angarita. Sin embargo,lo consiguió con gran parte de su cuerpo quemado.

Los familiares lo trasladaron al Seguro Social de San José, en donde no recibieron una respuesta inmediata. En consecuencia, lo llevaron al Hospital Central de Maracay, lugar en el que murió poco después por un paro cardíaco.

Según relataron los vecinos, José Angarita era un hombre muy querido por la comunidad y trabajó por un tiempo como taxista. Asimismo, precisaron que es un trabajador jubilado de una empresa tabacalera.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

El Aragueño