ENTREVISTA FICCIONADA AL TEATRO BARALT: “El covid-19 no silenció los aplausos”

ENTREVISTA FICCIONADA AL TEATRO BARALT: “El covid-19 no silenció los aplausos”

Foto: Gustavo Baüer

Muchas cosas lindas e importantes para Maracaibo están sucediendo en estos tiempos recientes en el Teatro Baralt, el cual está celebrando los 40 años de haber sido declarado monumento nacional. Durante la mañana de este sábado condecoraron, con la Orden Rafael María Baralt a las Artes Escénicas en su única clase, a cinco personalidades vinculadas con ese quehacer: el cultor musical Heberto Áñez (postmortem), el maestro titiritero Carlos Aguirre, el eximio tramoyista Carlos Montilla, el profesor Gilberto Rincón, director de Danzaluz y a Judith Aular, rectora de la Universidad del Zulia, ente tutelar del Teatro.

Semanas ha, luego de una sesión de trabajo conjunta con Elizabeth Miquilena y Jesús Lombardi, presidenta de la Fundación Teatro Baralt y con el Director General, respectivamente, concitamos esta entrevista imaginaria, donde nuestra ilustrísima institución cultural expone un conjunto de lineamientos que perfilan su quehacer actual, renovado y ceñido a pautas contemporáneas de eficiencia gerencial en el área cultural corporativa.
Gustavo Baüer acompaña este encuentro con nuestro muy ilustre teatro de teatros…

– 1.-En esta nueva etapa, digamos con auspicio “postpandemia”, ¿Cuál es la trama principal y cuáles son las secundarias, de esta obra contemporánea llamada Teatro Baralt…?

– El COVID-19 no silenció los aplausos. Sigo con las puertas abiertas para que se construyan nuevas historias donde se materialicen los sueños de los creadores. La trama principal es continuar corriendo el telón para los cultores de nuestra región, del país y del mundo. Así siempre tendré propuestas interesantes para compartir con el público. Las secundarias, corren en la sangre de las nuevas generaciones que no se detienen ante las adversidades. La creatividad no debe tener límite, ni para los cultores ni para los gerentes culturales que deben tener una visión integral e integradora, en lo cultural, lo social y lo económico. No me limitaré a solo presentar espectáculos, ahora tengo mis compañías de danza, teatro y gaita para expresarme desde lo más profundo del sentimiento zuliano.

– 2 ¿Cómo hacer, cuáles tácticas y estrategias utilizar, para un mejor aprovechamiento de su vasto legado histórico?

– De nada sirve la historia sin nadie que la escuche. Por eso la llegada de los nuevos gerentes como Elizabeth Miquilena Verde y Jesús Lombardi Boscán, con sus equipos de trabajo unidos con el personal que ya estaban aquí, y me han cuidado por mas de cuarenta años, me llena de esperanza. Con la idea de las compañías, vuelven las risas y alegrías de los jóvenes, por que cada una cuenta con una escuela y eso garantiza la generación de relevo cultural. Este plan de las compañías, irá de la mano con alianzas estratégicas con el sector empresarial, gubernamental y académico. Los medios de comunicación, serán claves como amigos incondicionales para que con ellos mi voz llegue al público.

 

Foto: Gustavo Baüer

– 3.-La palabra “progreso” alentó a quienes, en su época de inicio, construyeron en Maracaibo su edificio, su armadura de esclarecido caballero de la cultura zuliana. ¿Bajo que término o idea le gustaría que lo reconocieran y definieran en este tiempo histórico tan complejo?

-La palabra “progreso” alentó a quienes, en su época de inicio, construyeron en Maracaibo su edificio, su armadura de esclarecido caballero de la Resistente, vigoroso, renovado, actualizado. Con el espíritu de las nuevas generaciones, de frente a la comunicación virtual. Pero mirá! Sin perder la esencia de lo original, de lo tradicional y de lo histórico. Siento que vuelo por eso que llaman redes sociales. Me siento joven.

– 4-¿Qué le ha faltado, a lo largo de su existencia, para sentirse satisfecho…Cuáles serían esos siete eventos o espectáculos de jerarquía mundial que le gustaría albergar en su coso escénico para celebrar y porqué?

– Los días más terribles que he vivido fueron en mi oscura soledad viendo volar las palomas. Gracias a la gestión de la Universidad del Zulia, volvió a encenderse la LUZ de los escenarios, con el apoyo conjunto de la empresa pública y privada. Tal vez la obra que ansío aún no se ha escrito. Estoy abierto a todas las propuestas. Cada espectáculo que he vivido ha marcado un hito en la historia. Pienso que lo más valioso para seguir adelante, es la continuidad de una gestión gerencial con visión cultural que acepte las diferencias, la pluralidad y universalidad de las ideas. La versatilidad de lo cultural, debe estar expresada en las obras que quiero que se presenten, y así mismo la diversidad del público que las recibe.

– 5.-El arquitecto Xavier Fabré, responsable de la reconstrucción del Teatro El Liceo de Barcelona, España, advierte:“Un teatro debe ir cambiando a lo largo del tiempo, porque su principal valor patrimonial es el de que, por muchos años que tenga, siga funcionando»…¿Usted que piensa de esto, con respecto de sí mismo?

– Estoy de acuerdo con él. Teatro que se amarre al pasado, teatro que se pierde! El contexto determina el cambio, mi espíritu se nutre del público que me acompaña y eso determinará el que siga funcionando. Debo estar abierto para la gente, interpretando en este momento histórico lo que la gente quiere. Deseo seguir albergando los sueños de los cultores que animan a la gente.

– 6.-Usted es orgullo de la Universidad del Zulia, su ente rector. Pero LUZ confronta dificultades muy severas. ¿Cómo se ha preparado para discernir ese aspecto institucional tan clave y hacia donde apunta su nuevo perfil de identidad como empresa cultural?

– Sabes! Tengo que decirte que en 138 años, por primera vez el 26 de octubre de 2021 fui testigo de un Acto de Grado Solemne de LUZ. Mi cuerpo retumbó con las risas, la alegría, las emociones y esperanzas de esos 757 jóvenes de los que ahora formo parte de su historia. Hay universidad para rato y teatro también. Seguiremos trabajando juntos!

 

Foto: Gustavo Baüer

– 7.-El ambigú es una voz que define ese espacio agregado a toda edificación teatral donde todo ese cosmos humano que la rodea, converge. Artistas, publico, técnicos, críticos y demás especies de la vida escénica y cultural convergen ahí a toda hora, en consecuencia de su misma agenda intensa de actividades permanentes. ¿Cómo explicar a esta gente lo que se viene al respecto?

– Te puedo decir que como buen zuliano, me estoy «engalanando», llenándome de luces, colores, conectándome al mundo y creando nuevos productos, porque estos nuevos gerentes han creado La Productora Baralt, para crear una programación de primera en televisión, espectáculos, radio, web. Definitivamente voy camino a la internacionalización. Ya no solo tengo que esperar a que vengan a visitarme, porque ahora ando en eso que llaman el mundo virtual. Me siento renovado. Ese ambigú no es sólo físico, ahora no tiene fronteras.

– 8.-¿Qué expectativas genera es usted ese proyecto de Ley de Teatro que se discute en el país y qué agregaría o subrayaría como su propia preocupación dentro de ese corpus de efecto legislador?

– Maravilloso! Porque si el teatro se multiplica y va a la escuela, serán muchos los cultores, las obras, e incluso, los nuevos teatros que nacerán y con ello la preservación de nuestra cultura e identidad. El teatro como actividad, brinda a nuestros niños, niñas y adolescentes un espacio creativo que los aleja del ocio. Mientras se termina de discutir la ley, nosotros ya estamos haciendo las audiencias para la escuela de nuestra Compañía Teatro Baralt. Desde esta nueva perspectiva del teatro en la escuela, se renovarían los contenidos teatrales, escenificando nuevas realidades sociales, desde la vida y la cotidianidad de los nuevos actores. Nacen nuevos artistas, técnicos, escritores. Sería hermoso. El teatro es para todos!

– 9.-La autogestión y el autofinanciamiento representan las vías expeditas para hacer que los teatros revivan y florezcan. ¿Qué piensa de lo que hasta ahora se ha venido desarrollando en su seno, como modelo de gerencia y de gestión cultural…? ¿Están satisfechos sus estándares respectivos?

– No podía seguir esperando que vinieron los espectáculos. ¡Ya te dije! Ahora tenemos tres compañías y una productora moviéndose para buscar auto financiamiento. El objetivo es la auto gestión, estamos trabajando en eso, con alianzas públicas y privadas en el ámbito nacional e internacional, sin perder el norte que es la cultura.

– 10.-La palabra mercado, ¿Qué tal le sienta en medio de todos estos procesos de “re-de-construcción” en los cuales transcurre su nueva acción de sobrevivencia artística e institucional…Esas compañías estables de teatro, danza y ese nivel de producción gerenciada, ¿bajo que filosofía se gestan? ¿Hacia dónde quiere ir el Teatro Baralt?

– Déjame decirte que el público ya no es el mismo. Con ésta nueva gerencia he aprendido que existe una cosa que se llama mercadotecnia, y eso enseña que los espectáculos varían según los tipos de público, que es lo que llaman target. Yo también estoy aprendiendo y adaptándome, porque pueden haber obras que le gustan a todos, pero hay otras que gustan solo a un tipo de público, y eso debemos diferenciarlo. Lo que si estoy claro, es que todos deben ser atendidos con un buen espectáculo.

 

Foto: Gustavo Baüer

– 11.-El alma de las instituciones culturales es la suma de todos sus corazones y cerebros. Y tal como reconoce Don Quijote cuando proclama “dichosa edad y siglo dichoso aquel en que saldrán a la luz estas hazañas mías; dignas de esculpirse en mármoles y de tallarse en bronces para memoria…”, quisiera que usted mismo, Bienamado Teatro de Teatros, señor Teatro Baralt, nombrara y detallara en dos líneas el rol de todos y cada uno de quienes ahora integran los principales roles dentro de ese equipo que le permite fluir y estar tan sano y tan vivo…

– Sin equipo no hay futuro, porque son los hombres y mujeres que aman la cultura los que me mantienen vivo. El equipo que hoy en día me acompañan tienen formación profesional, sensibilidad hacia la cultura, excelentes estrategas de negocio y sobre todo, hay respeto e integración en el trabajo como si fuese una familia. Se fusiona la experiencia de quienes por años me han acompañado como empleados con las ideas innovadoras de los jóvenes gerentes y trabajadores, creando una visión de futuro en la gerencia cultural para proyectar mi permanencia en el tiempo. Me siento agradecido. Gracias amigo por tu grata compañía en esta tertulia cultural. Siempre serás bienvenido!.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Alexis Blanco