Un 23 de noviembre nacieron: Billy the Kid, Sai Baba, Franco Nero y Boris Karloff

Un 23 de noviembre nacieron: Billy the Kid, Sai Baba, Franco Nero y Boris Karloff

Sai Baba

Billy the Kid o Billy el Niño fue un vaquero estadounidenseque acabó creando una leyenda al convertirse en un forajido. A lo largo de su corta vida utilizó distintos nombres, como Henry Antrim o Henry McCarty.

Llegó al condado de Lincoln en el estado de Nuevo México donde vivió únicamente cuatro años, comenzando por ser vaquero y acabando por ser uno de los pistoleros más famosos del territorio

Billy the Kid, cuyo nombre real era Henry McCarty, nació en Nueva York en 1859 y se mudó de niño a Colorado con su madre y sus hermanos tras la muerte de su padre.

Pronto empezó a delinquir, y las historias sobre las peripecias de su busca y captura se extendieron por el sur de Estados Unidos y el norte de México.

En su «carrera» como fugitivo, mató a más de 20 personas, siendo detenido y condenado a la horca en 1878 por el asesinato del alguacil de un condado.

A pesar de que logró huir, otro alguacil -Patrick Floyd Garret- lo mató el 14 de julio de 1881.

Sai Baba, maestro de la espiritualidad 

Sathyanarayana Raju -su verdadero nombre- nació el 23 de noviembre de 1926. Su padre fue Pedda Venkama Raju y su madre, Easwaramma. A los catorce años -luego de algunos hechos considerados por él como sobrenaturales- se declaró como la reencarnación de Sai Baba de Shirdi, el denominado santo de Shirdi de la región de Maharashtra, quien falleció en 1918.

En 1944 realiza su primer viaje como «sabio» a la región de Bangalore. Desde este momento empieza a vestir una túnica que inicialmente fue gris claro, después blanco y finalmente de color azafrán.

Sai Baba se ha hecho famoso por sus curaciones, por la supuesta materialización de una variedad de sustancias que reparte entre su público (incluyendo comidas calientes y líquidos), por su supuesta facultad de bilocación, teleportación, levitación y precognición, y por sus fenómenos luminosos.

Ha sido objeto de limitados estudios por parte de los investigadores psíquicos de Occidente, que no han podido probar la validez de sus proezas paranormales.

Sai Baba, murió en un hospital de India a la edad de 84 años. Los médicos afirmaron que el gurú murió tras un paro cardíaco.

Franco Nero, el recordado protagonista de Django

El actor italiano, Franco Nero, nació también un día como hoy es  muy versátil, ha participado en más de 150 filmes internacionales de directores como John Huston, Luis Buñuel, Tinto Brass, Rainer Werner Fassbinder, Guy Hamilton y Renny Harlin, entre otros. En 1968 ganó el Premio David de Donatello por su papel en la película El día de la lechuza (Il giorno della civetta) del director Damiano Damiani.

Nero interpretó su papel más famoso en 1966 en «Django», que se convirtió en una de las películas del género más influyentes de la historia, con una amplia variedad de imitadores. Incluso esta película inspiró a Quentin Tarantino, quien dirigió «Django desencadenado». Nero interpretó de nuevo al personaje en 1987, en «Django 2».

El último papel recordado del actor fue en la versión Django Unchained, en 2012, De Quentin Tarantino.

Boris Karloff, el terrorífico Frankenstein

William Henry Pratt nació en Londres, el 23 de noviembre de 1887 conocido como Boris Karloff, fue un actor británico famoso por sus papeles en películas de terror.

uérfano en su juventud, asistió a clases en Enfield Grammar School antes de trasladarse a la Uppingham School, la Merchant Taylors’ School, y de forma eventual a la Universidad de Londres. La primera meta de Karloff era unirse al servicio diplomático; su hermano Sir John Henry Pratt, llegó a convertirse en un famoso y distinguido diplomático. En 1909, Pratt viajó a Canadá, cambiando su nombre. Por razones de salud, no combatió en la Primera Guerra Mundial.

Una vez llegado a Hollywood, California, Karloff participó en numerosas películas mudas, antes de aparecer como el monstruo de Frankenstein en Frankenstein (1931), la película que le convirtió en estrella y que rodó gracias a que Béla Lugosi rechazó el papel. Un año después interpretó a otro personaje icónico, Imhotep, en La momia.

Su altura y el éxito de Frankenstein, le encasillaron en el género de terror (donde realizó numerosas películas para la Universal Pictures), aunque participó en otros géneros como en The Lost Patrol de John Ford en 1934. Karloff interpretó al monstruo de Frankenstein dos veces más; La novia de Frankenstein (1935) y El hijo de Frankenstein (1939), con Lugosi como el loco Igor. Precisamente con Lugosi coincidió en otros dos importantes títulos The Black Cat (1934) y El cuervo (1935). Son conocidas las largas sesiones de maquillaje con colodión y algodón a las que tuvo que someterse bajo la dirección del maquillador Jack Pierce, y el incómodo traje y los zapatos de plataforma que le causaron daños en la espalda que arrastró el resto de su vida.

Se le considera como uno de los grandes actores clásicos del cine de terror, junto a Béla Lugosi (como Drácula) y Lon Chaney Jr. (como el El Hombre Lobo).

Agencias