Cómo nos afecta el rechazo en la intimidad

Cómo nos afecta el rechazo en la intimidad

Rechazo en la intimidad

Rechazo en la intimidad

Rechazo en la intimidad. El sexo es un componente central de cualquier relación de pareja. La frecuencia de los encuentros varía a lo largo de la relación a medida que esta madura, y no siempre existe equilibrio entre el interés sexual de ambos. En este sentido, el rechazo sexual es una práctica relativamente común, una que tiene múltiples causas y por supuesto consecuencias.

El rechazo sexual es un condicionante para la satisfacción de pareja, sin mencionar las repercusiones que tiene en el plano psicológico del rechazado. Todo depende del contexto, aunque si es una experiencia que se repite de forma recurrente, las secuelas se inclinarán al lado negativo. Hoy veremos cómo te afecta el rechazo sexual de acuerdo con los expertos.

Seis consecuencias del rechazo sexual

Algunos expertos han determinado escalas para medir el impacto del rechazo sexual. En general, las cuatro posibilidades más frecuentes son comprensión, resentimiento, inseguridad y tentación. Estas actitudes se manifiestan de acuerdo con el contexto, así como con la frecuencia con la cual se presenta el rechazo sexual.

Por ejemplo, una investigación publicada en Journal of Social and Personal Relationships en 2018 encontró que la respuesta de la pareja rechazada variaba de acuerdo con la actitud del rechazo. Cuando el rechazo se hace en un contexto positivo, es más probable que la contraparte desarrolle comprensión. Los niveles de insatisfacción son más bajos en estos casos.

Un rechazo positivo alude a las experiencias que se hacen en un contexto más comunicativo y amigable. Lo contrario es no dar explicaciones del rechazo, ser descortés e incluso hiriente. El estudio encontró que los niveles de insatisfacción aumentaban cuando se apostaba por tener sexo para evitar decepcionar a la pareja.

En esta misma línea, algunos estudios han encontrado que el comportamiento tranquilizador de la pareja puede ayudar a asimilar mejor el rechazo. Con esto en mente, ten en cuenta que las consecuencias del rechazo sexual están condicionadas por la actitud que toma tu pareja al rechazarte. En todo caso, te presentamos 6 secuelas más frecuentes.

1. Baja autoestima

El rechazo sexual provoca baja autoestima

La sexualidad es parte importante de nuestra esencia, y cuando esta se ve afectada es fácil que deteriore el terreno emocional.

La primera consecuencia que se genera en algunas personas al sufrir de rechazo sexual es la baja autoestima. Esta se manifiesta cuando se padece de rechazo sexual negativo. Cuando sucede un par de veces seguidas, es probable que empieces a conjeturar cuáles son las causas que están incentivando ese rechazo.

Lo primero que puedes pensar es que tu pareja no está disfrutando del sexo, que ya no le pareces atractivo, que no se la pasaba tan bien como creías y que el placer simplemente ha desaparecido al tener intimidad. Por supuesto, todo esto te puede llevar a desarrollar baja autoestima.

2. Resentimiento hacia tu pareja

Otro secuela frecuente que algunos asumen luego de un rechazo sexual es una actitud de resentimiento hacia la pareja. Se buscará pagar con la misma moneda en una acción posterior. Se puede hacer en el plano sexual, rechazándola a ella en el próximo encuentro, o asumir otras acciones o comportamientos que hagan despertar los mismos sentimientos.

De más está decir que esto es un camino directo a la insatisfacción en la relación. Lejos de asumir una actitud de este tipo, lo importante es hablar con tu pareja, de manera que juntos puedan encontrar las causas del rechazo. Si actúas con resentimiento, la dañarás tanto a ella como a la relación en sí misma.

3. Dudas acerca del amor de tu pareja

Aunque algunos relacionan el rechazo solo desde el punto de vista sexual (es decir, con insatisfacción en la cama), otros trasladan sus motivos a la relación en general. Puedes llegar a pensar que tu pareja ya no te quiere, que está sintiendo dudas al respecto o que incluso te está siendo infiel.

Al igual que en todos los casos, las sospechas son mayores cuando el rechazo es negativo. También cuando anteceden conflictos, peleas o sospechas acerca de que la relación no está en su mejor momento. Como es de esperar, todo esto contribuye a generar conflictos, distanciamiento, inseguridades y peleas dentro de la relación.

4. Comportamientos hostiles

Las reacciones hostiles también son relativamente comunes como respuesta al rechazo sexual. Los investigadores han encontrado que los hombres asumen con mayor frecuencia esta actitud, una que incluso puede llegar a la agresión física. Por el contrario, las mujeres tienden a manifestar sensaciones de culpa (han sido rechazadas por algo que han hecho o hacen mal).

Los comportamientos hostiles no se manifiestan solo de manera física, sino también verbal. La actitud hostil puede tener diferentes grados, y por supuesto desencadenar en consecuencias psicológicas y físicas para la contraparte. Por supuesto que cualquier comportamiento hostil está injustificado, sin importar la naturaleza del rechazo sexual de tu pareja.

5. Conductas infieles

El rechazo sexual deriva en infidelidad

Una de las consecuencias más evidentes del rechazo sexual constante es la infidelidad, tanto puntual como sostenida.
Como ya señalamos al principio, las tentaciones externas son un comportamiento común frente al rechazo recurrente. Quienes se sienten rechazados pueden llegar a buscar la satisfacción por fuera de la relación, en especial cuando se producen rechazos negativos.

Ya sean flirteos virtuales o llegar a consumar el acto de manera física, no es tan infrecuente que algunos opten por la infidelidad. Por supuesto, quien incurre en estas prácticas cree que están justificadas e incluso pueden llegar a mantenerlas luego de que la vida sexual con la pareja se ha reanudado.

6. Ideas sobre finalizar la relación

Al inicio de esta entrada apuntamos que el sexo es un componente central de las relaciones de pareja. Los investigadores señalan que los cambios en la satisfacción sexual conllevan a la insatisfacción general de pareja, de modo que es posible que también pienses es dar esta por terminada.

De acuerdo con algunos expertos, las personas tienden a sobreestimar el impacto del rechazo sexual cuando los encuentros íntimos son poco frecuentes. Por el contrario, tienden a subestimarlo cuando los encuentros sexuales son más asiduos. Esta es una variable que no se puede pasar por alto al analizar las consecuencias del rechazo sexual.

El rechazo no es en sí mismo malo, en especial cuando se trata de un suceso aislado o puntual. Todo depende de cómo se haga, de manera que se evite que la otra parte desarrolle suposiciones que no tienen lugar.

El grado de interés sexual varía por muchas razones (cambios hormonales, estrés, ansiedad, problemas en el trabajo, preocupaciones financieras y demás), de manera que hay que ser comprensivos en todo momento.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Mejor con Salud