La ciclista venezolana Ariana Colasante en cuerpo y alma

La ciclista venezolana Ariana Colasante en cuerpo y alma

 

La ciclista venezolana Ariana Golasante  muestra los efectos de la práctica de ese deporte. Ni un gramo de grasa en unos músculos definidos y fortalecidos. Es una belleza de chica quien se luce con su belleza y sus sabias reflexiones, como esta que les compartimos:

 

No soy perfecta, ni pretendo serlo.
Sólo soy un corazón que busca hacer las cosas como las siente.
¿Decido mal? Muchas veces.
¿Hablo demás? También.
¿Me equivoco? La mayoría de las veces.
¿Me ganan mis sentimientos? A veces no lo puedo evitar.
¿Desequilibrada? No se imaginan cuanto.
¿Me tropiezo? Una y otra vez.
¿Soy perfecta? Si lo fuera no tendría nada que aprender.
¿Creo a ciegas? Jaja …
¿Que si me confundo? A veces ni sé como me llamo.
¿Malos entendidos? Tengo mis propios paradigmas que alimentan mi visión.
No soy perfecta, porque simplemente nadie lo es, difícilmente alguien tan imperfecto, pueda juzgar a alguien más.
No soy perfecta, porque no nací para serlo, el propósito para mi vida definitivamente, NO ES el agradar a nadie.
El propósito de mi vida está escrito en mi corazón, es único e irrepetible. Y se aprovecha de mis debilidades, carencias, fortalezas y habilidades, para hacer algo grandioso.
Un corazón transparente, es aquel corazón imperfecto, que a pesar de tantos errores, es capaz de poner las cartas sobre la mesa, y con eso negociar.