Falleció el profesor Edgar Fernández Sánchez

Falleció el profesor Edgar Fernández Sánchez

 

El periodista y profesor universitario, Julio Fernández informa en su perfil de Facebook  el sentido fallecimiento de su colega, Edgar Fernández Sánchez, recordado siempre como académico de la Escuela de Comunicación Social de LUZ.

Así lo reseña:

 

Mi estimada amiga Egda Fernández Sánchez, acaba de darme la lamentable noticia de la muerte de su único hermano y reconocido profesor emérito de la Escuela de comunicación Social de la Universidad del Zulia, Edgar Fernández. Falleció hace algunos minuitos en Maracaibo, Venezuela en donde vivía a lado de su esposa, María Cristina Franco – Maricris.

Sus hijas Diana y Silvia y su yerno Gutavo Villalobos, residen en los Estados Unidos; lo mismo que Egda que vive en la ciudad de Houston. Mi fraternal amigo Edgar Fernández Sánchez tenía 77 años de edad y su lamentable partida se debió a un para cardíaco.

Trabajé al lado del gran amigo que se nos va, hasta 1997, año de mi jubilación en la EC.S. de LUZ; él fue un destacado docente del área audiovisual, concretamente en la televisiva. Su personalidad serena, su eficiencia en el dictado de las más importantes asignaturas, hicieron del profesor Fernández, un ejemplo de responsabilidad y compañerismo. Jamás lo vimos molesto, su relación son sus alumnos y colegas profesores fue altamente meritoria.

Edgar Fernández fue además un amante del bésisbol de las Pequeñas Ligas, de cuya asociación fue directivo, junto a nuestro entrañable amigo también fallecido, Gilberto Ocando Yamarte y de otros valores humanos universitarios. Al terminar su labor de profesor activo lo vimos trabajando como comunicador en la Asociacion de Profesores Jubilados de Nuestra Alma Mater. Agrego, que en el hogar del querido amigo que se nos adelentó en el camino, reinó y sigue reinando, la vocación periodística, pues tanto su esposa como sus dos hijas son profesionales de la comunicación social.

Por todo esto y porque la Universidad del Zulia pierde a uno de sus más distinguidos docentes, elevamos una oración por el eterno descanso de su alma y nuestra palabra de afecto y de resiganción a su familia por cuya felicidad tanto luchó. PAZ A SUS RESTOS. 

Tomado del Facebook del profesor Julio Fernández