El día en que un teniente coronel norteamericano fue secuestrado

El día en que un teniente coronel norteamericano fue secuestrado en Caracas

teniente coronel Michael Smolen

En Venezuela, las fuerzas de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (Faln), un incipiente grupo guerrillero de izquierda extrema que intentaba llegar al poder de Venezuela, mediante actos terroristas, secuestraron al teniente coronel y segundo jefe de la Misión Aérea norteamericana, Michael Smolen en Caracas.

La osada acción que ayer cumplió 57 años, fue un acto para solidarizarse con la lucha armada subversiva a nivel mundial y este caso específico para lograr la liberación de Nguyen Van Troi,  fue capturado por las fuerzas vietnamitas del sur mientras intentaba asesinar al entonces secretario de defensa estadounidense Robert McNamara y al futuro embajador Henry Cabot Lodge durante una visita en mayo de 1964.

El 09 de octubre de 1964, un grupo integrado por David Salazar, Carlos Rey, Noel Quintero y Argenis Ruiz, miembros de las FALN, tomaron posiciones en los alrededores de la quinta “Blanca”, residencia del teniente coronel Michael Smolen, segundo jefe de la Misión Militar de los EE.UU., en Venezuela. Cuando se disponía a salir, le pusieron el cañón de una subametralladora en las costillas y lo secuestraron como, acción de protesta por la condena a muerte del guerrillero vietnamita Nguyen Van Troi.

El apartamento en el que se reunían los conspiradores, era del actor José Antonio Gutiérrez que por la época formaba parte del elenco de Radio Rochela, emblemático programa de humor de la televisión en Venezuela; allí caracterizaba a un personaje que lo haría famoso, “El Telaraña”. Ni sus colegas ni los televidentes imaginaban que el histrión que los hacía reír los lunes por la noche era miembro de un grupo armado. Para alojar al secuestrado contaba en principio con dos sitios: El primero era el estudio de Ángel Luque, artista plástico español. El segundo, jamás llegó a ser utilizado.

La noticia reventó los teletipos. Al enterarse del caso, el presidente de los Estados Unidos Lyndon B. Johnson, ordenó al Pentágono que mantuviera contacto permanente con la embajada en Caracas; la información recabada debía pasarse al Departamento de Estado. El doctor Gonzalo Barrios Bustillos, ministro de interior, transmitió, la orden presidencial de que las investigaciones fueran dirigidas y procesadas por un comando policial unificado de la Dirección General de Relaciones Interiores.

Mientras la policía investigaba; Smolen y sus secuestradores llegaban al apartamento 3-A del edificio Araucaria en la calle Negrín de Sabana Grande propiedad de Luque.

En la calle Los Samanes de La Florida, una patrulla se topó con un sospechoso —Soy el teniente coronel Michael Smolen, mis secuestradores me dejaron por aquí cerca con los ojos vendados. Michael Smolen estaba libre.

Luque, asustado, presionaba para que sacaran al militar de su apartamento, pero no había donde llevarlo; —bueno, se hizo lo que se pudo, tal vez se les haga más difícil cumplir la sentencia de muerte, por la publicidad que agarró el caso de Van Troi con esta operación -dijo uno de los guerrilleros implicado.

El jueves 15 de octubre de 1964, en un parque de Saigón Nguyen Van Troi oyó el estruendo de la fusilería cuando ya los proyectiles le quemaban las entrañas. Un oficial completó el acto disparando con su pistola un tiro de gracia en la nuca del condenado. Ese mismo día, el teniente coronel Michael Smolen fue sacado de Caracas con rumbo a Panamá. 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Crónicas historias