De niño prodigio a Hombre Orquesta

De niño prodigio a Hombre Orquesta

 
 
A todas las fiestas donde llega pone el toque de sabor y ritmo y su nombre artístico es ampliamente reconocido, incluso, para señalar a aquellas personas que tienen diversas habilidades musicales. Él es José Manuel de Freitas, “El hombre orquesta”.
En entrevista realizada a través de la cuenta de Instagram @unanocheconlas3 destacó que creció en una familia de origen portugués y desde los cuatro años comenzó a manifestar su inclinación por la música.
Cuando niño cantaba y por eso participó en festivales de su colegio y liceo con gran éxito, “pero tuve miedo escénico y eso me desorientó bastante y no pude continuar cantando y me incliné más a esto”, refiriéndose a la ejecución de instrumentos.
El teclado y acordeón son los principalmente le acompañan, aunque reveló que este último se lo lleva poco a los toques, aunque fue con este que se inició en la música. José Manuel de Freitas contaba que viendo a su papá y su hermano fue aprendiendo y a ellos debe que se descubriera su talento musical.
Entre risas recordaba que dentro de las travesuras infantiles estaba tomar escondido el acordeón, el cual buscaba dominar junto a su hermana. Era tanto el gusto por querer tocarlo, que se despertaban de madrugada para poder usarlo.
“Yo a los 5 años ya me sabía canciones completas y a los ocho años ellos deciden comprarme un órgano y me dijeron, mañana llega, me desperté a las 4 de la mañana y me senté en el frente a esperar”. Refirió que no pasó lo trajeron ese día, pero si al siguiente.
Contó en la entrevista que fue amenizada con su música, que su papá fue propietario de la fuente de soda llamada “El Rincón Familiar”, en la zona de La Rotaria en Maracaibo. Esta se llenaba para ver tocar a aquel niño que servía de ejemplo a los más pequeños por su destreza musical.
Ya en su vida adulta formó parte de reconocidas orquestas zulianas como Leo Díaz y su orquesta y Amigos, pero ya él brillaba con luz propia y tuvo que retirarse de ellas para abrirle paso a su proyecto personal. Fue en una presentación en Ciudad Ojeda que fue bautizado como El hombre orquesta y lo patentó como parte de su sello personal.
Temas de diversos géneros le son solicitados, por eso sus dedos se mueven como pez en el agua con boleros, baladas, guarachas, merengues, pasodobles, música venezolana y de diferentes países.
En algunas etapas de su carrera incluyó cantantes que lo acompañaron y fue impulsor de estos hacia reconocidas orquestas zulianas. De manera firme aseguró que “el que canta con El hombre orquesta, canta lo que sea porque conmigo se pasean en todos los géneros”.
De Freitas ahora vive en los Estados Unidos, en la ciudad de Indianápolis, desde allí ha buscado posicionarse para seguir alimentando su pasión por la música. Considera que al principio fue difícil, pero ya ha ido introduciéndose en el mercado latino y sus fiestas.
Actualmente se encuentra organizando un nuevo proyecto llamado “Salón Bolero” y pronto estará deleitando a su público en esta nueva etapa de su carrera musical.
 
Dubraska Bento

CNP: 11.296