Colas de gasolina en medio de gritos, guerras de poder y muerte

Colas de gasolina en medio de gritos, guerras de poder y muerte

Foto. NAD

Las colas de gasolina en Maracaibo se han apoderado hasta de los pasos peatonales y del descanso de los residentes cercanos a las estaciones de servicio.

 

De día o noche, a cualquier hora están allí. La fila de carros uno tras otro revela solo una cosa: colas de gasolina. Venezuela lo viene experimentando desde hace años, pero en los últimos periodos dormitar en ellas se convirtió en rutina.

La zona de Tierra Negra ha estado revestida más por colas que por el propio asfalto que desde hace meses les falta a sus calles, también llenan el espacio los continuos racionamientos y apagones. Y en medio de todo el caos una cosa es segura: hay cola.

 

Entre la noche y el ruido

 

Echar gasolina es una cuesta arriba, no solo para quienes quedan a la intemperie de las calles, sino a quienes viven cerca de los surtidores y quieren conciliar el sueño en las estruendosas noches.

“Qué te vengáis que van a marcar”, “Ahí voy yo, vos no sois más vivo que yo”, “Ese puesto está ocupaoooo”, “Daleeeeeeeee, que mováis el carro”, son algunas de las expresiones en medio de gritos que conjugadas con la madrugada hacen un poderoso estruendo. Pues conversar, en tono alto o bajo, durante la espera ha sido la alternativa.

Los baños

Pero también lo hacen las necesidades fisiológicas, pues una acera, debajo de un árbol, una jardinera, la puerta del carro abierta y un pote vacío se han convertido en el sanitario de todos.

Al terminar la jornada de una cola y empezar la otra deja el lugar como un laboratorio médico con muestras de orina en todos lados y por si fuera poco un basurero a cielo abierto.

 

La guerra de poder

 

En medio de la necesidad los carros se separan por escasos centímetros, a un costado y al otro hay filas. Estas las dividen en una, dos y hasta tres. Algunas para el video, la otra para el marcado y una última para el llenado. A ellas las comandan quienes han hecho del combustible una forma de vida, pues la reventa de puestos y de la propia gasolina imperan en el lugar.

 

Muerte en la espera

 

A veces los ánimos se caldean, se escuchan discusiones de poder, en otros tramos silencio, y hasta la muerte. Y es que recientemente en la zona una dama había salido en la camioneta y a su regreso, trataba de acomodarla, aceleró el vehículo, arrolló a un hombre y luego se estrelló contra la pared de una vivienda.

Y no es la primera vez que algo así ocurre, pues hace un año, para octubre del 2020 seis personas fallecieron en una cola de gasolina.

 

El 2020 y sus trágicas cifras de muertes en colas de gasolina

 

El 31 de agosto de 2020 un ciudadano de 42 años de edad, de nombre Jorge Alberto Colmenárez Rodríguez murió la tarde del lunes 31 de agosto, luego de sufrir un infarto mientras hacía una cola para surtir gasolina en la estación de servicio El Pilar, en Araure, Portuguesa tras permanecer por más de 10 días en el lugar,

Luego el 20 de septiembre de 2020 Hermes Cabezas de 47 años de edad murió arrollado por una camioneta marca Ford, conducida por otro ciudadano de nombre José Terán, quien al parecer perdió el control de la misma por una falla en el sistema de los frenos, mientras se encontraban en una cola para surtir gasolina en la Av. 9 sector El Bolo de Valera.

Las noticias trágicas en las colas de gasolina en Venezuela aún no se acababan, pues llegaban más y casi 24 horas más tarde, el 21 de septiembre un hombre murió dentro de su vehículo mientras hacía una cola para surtir combustible en una estación de servicio en Boconó, nuevamente en el estado Trujillo.

Días más tarde el 8 de octubre Felipe Sangronis, murió de un ataque al corazón, mientras se encontraba esperando surtir combustible en una estación de servicio de Carora, municipio Torres del estado Lara.

Ese mismo día, horas más tarde, al otro lado del país, fue asesinado Carlos Manuel Brito Cariamana de 32 años. La víctima estaba organizando la cola para surtir combustible en la avenida Principal de Castillito en Guayana cuando sostuvo un impasse con otro conductor, según señalaron fuentes policiales.
10:17

Ese conductor con el que presuntamente había discutido se retiró del lugar caminando y regresó con 2 sujetos más. Uno de ellos sacó un arma de fuego y le disparó a Carlos Manuel, tal como lo publicó la periodista Pableysa Ostos.

 

El 2021 no pierde la pista de su antecesor

 

Y el 19 de octubre del 2020 se sumó otro deceso, el ciudadano Carlos Volcanes quien falleció tras sufrir un infarto mientras hacia una cola para surtir combustible en Guayana. Todas estas muertes registradas en el año 2020. Pero en lo que va de 2021 ya van tres muertes en las colas de gasolina, todas mientras las filas parecen nunca acabarse y el dominio del más fuerte hace mella por los litros.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Luis Fernando Herrera