Chateo vs conversa: Ventajas y desventajas de hablar con los dedos

Chateo vs conversa: Ventajas y desventajas de hablar con los dedos

Chateo vs conversa: Ventajas y desventajas de hablar con los dedos. Foto: Referencial

En la actualidad, el chat se ha convertido en un medio de comunicación importante que permite no solo entablar una conversación escrita, sino que también permite compartir documentos, videos y enlaces web en tiempo real.

Algunas personas prefieren chatear con alguien en lugar de hablar por teléfono. Especialmente si se encuentran en diferentes países, muchos programas de chat son gratuitos, lo que permite ahorrar en el costo de la llamada de larga distancia. Al no tener un contacto visual o auditivo, las personas se pueden sentir menos inhibidas para decir ciertas cosas a través de Internet, contrario a una conversación por teléfono o video llamadas.

Sin embargo,  chatear con los dedos tiene grandes ventajas y desventajas que son importante de conocer.  A continuación, te presentaremos algunas de ellas:

 

Ventajas de chatear con los dedos:

-El chat permite entablar conversación con personas que pueden estar físicamente localizadas en diferentes partes del mundo.

-El chat permite compartir, es decir enviar o recibir imágenes, videos, enlaces web y en algunos casos hasta documentos.

-Chatear  con los dedos también permite el desarrollo de actividades connotativas.

-En lugar de gastar en llamadas solo basta con que la otra persona se conecte.

-Tiene la posibilidad de compartir experiencias  e ideas  con gente separadas con miles de Kilómetros.

-Mayor facilidad de expresión, ya que se pueden hablar  de temas muy privados o personales sin miedo a que alguien te pueda escuchar y puedas enfrentar juicios o al qué dirán.

-Control sobre la relación, el chatear con los dedos ofrece  la posibilidad de elegir con quien hablar y con quién no.

-Puedes interactuar con una o más personas al mismo tiempo.

 

Foto: Referencial

 

Según el portal doctoaki.com las desventajas de chatear con los dedos son las siguientes:

-La tendinitis del pulgar: Es consecuencia del uso excesivo de los dedos en la acción de chatear. Nuestro dedo pulgar y su forma de movimiento fue un gran paso evolutivo en el desarrollo del homo sapiens. Esta particular función de los pulgares, de realizar pinza, hace posible que los pulgares sean los dedos más utilizados para chatear, ya que ayudan a sostener el dispositivo entre las manos y simultáneamente estar escribiendo con ellos.

Sin embargo, lo anterior puede generar una inflamación de los tendones, que permiten que estiremos, doblemos y ubiquemos el pulgar exactamente encima de la tecla que queremos del teclado. Esta inflamación hace que se sienta un fuerte dolor en la unión del pulgar con la mano, lo cual dificulta su movilidad.

-El síndrome del túnel del carpo:es otra afectación que se presenta aunque con menos frecuencia. En realidad este síndrome es más frecuente con teclados más grandes, como los de los computadores, y cuando se utilizan más dedos para teclear.

-Este síndrome se debe a que los nervios y tendones que pasan del brazo a la mano son atrapados por el túnel del carpo, que es una estructura fibrosa que está diseñada para proteger y mantener en posición estos tendones y nervios; pero al inflamarse por el uso desmedido terminan atrapados y generando dolor, adormecimiento y pérdida de fuerza.

-La resequedad ocular: Es la consecuencia de mirar fijamente y por largos periodos de tiempo la pantalla de nuestro dispositivo. Se produce por el agotamiento de las lágrimas que mantienen lubricada la córnea, circunstancia que produce enrojecimiento, ardor y sensación de piedrecillas al parpadear.

-El síndrome de cuello roto: Se produce porque al estar sentados, de pie o caminado y simultáneamente al estar mirando nuestros dispositivos los ubicamos a nivel del pecho. Lo cual hace que para poder enfocar la pantalla, la cabeza tenga en relación con el cuello una inclinación superior a los 45 grados hacia adelante.

-Nuestro cuello no está preparado para mantener esta posición por largos periodos de tiempo, forzarlo a hacerlo genera una fatiga de los músculos del cuello e inflamación de los nervios occipitales. Esto a su vez produce un fuerte dolor en el cuello y si continua la postura el dolor se extiende a los hombros y la cabeza.

 

 

Lea también: Así escribe el ganador del Nobel de Literartura Abdulrazak Gurnah, por si no lo conoces

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.