Un día como hoy nacieron Confucio, Marcello Mastroianni, Victor Jara y Sylvia Kristel

Un día como hoy nacieron Confucio, Marcello Mastroianni, Victor Jara y Sylvia Kristel

 

Confucio

(Kung Fu-Tse) Pensador chino (Lu, actual Shantung, China, h. 551-479 a. C.). Procedente de una familia noble arruinada, a lo largo de su vida alternó periodos en los que ejerció como maestro con otros en los que sirvió como funcionario del pequeño estado de Lu, en el nordeste de China, durante la época de fragmentación del poder bajo la dinastía Chu. Fracasó en sus intentos por atraerse a los príncipes, limitándose su influjo en vida al que consiguió ejercer directamente sobre algunos discípulos.

La importancia del personaje procede de la difusión posterior de su pensamiento, conocido como confucianismo o confucionismo, contenido fundamentalmente en susEntrevistas. Dicho pensamiento puede interpretarse como una respuesta al clima de desorden y de continuas luchas entre señores feudales que imperaba en la época histórica que le tocó vivir.

El confucianismo es fundamentalmente una ética y no una religión, pues apenas hay en él mención a la divinidad, ya que Confucio rehusó especular sobre el más allá. El centro de sus preocupaciones fue la moral personal, tanto por lo que respecta a la orientación de las conductas privadas como a las normas del buen gobierno.

Dicha moral, basada en el altruismo, la tolerancia, el respeto mutuo, la armonía social y el cumplimiento del deber, constituía en realidad una sistematización de ideas presentes en la cultura china, razón por la que se difundió con facilidad y contribuyó a modelar la sociedad y la política chinas sobre una base común. Se trata, en consecuencia, de un pensamiento conservador, y de hecho así lo presentó Confucio, situando en el pasado la «edad de oro» en la que habían imperado los buenos principios a los que los chinos debían regresar.

Marcello Mastroianni

Nació el 28 de septiembre de 1924 en Fontana Liri (Italia).

Cursó estudios en Roma y desde 1938, se inicia en el mundo del cine como figurante en algunas películas, Marionette (C. Gallone, 1939), La corona de hierro (A. Blasetti, 1941), I bambini ci guardano (Vittorio de Sica, 1944). Durante la guerra, se gana la vida como dibujante y hace su debut en el teatro con una compañía de aficionados.

En 1948 entra en una compañía profesional y Luchino Visconti le descubre y le contrata para interpretar piezas de Shakespeare, Tennessee Williams, Vittorio Alfieri… junto a actores conocidos como Ruggero Ruggeri, Paola Borboni, o debutantes como Vittorio Gassman y Gabriele Ferzetti. Aquel mismo año, regresó al cine: I miserabili (R. Freda, 1948); Storie di cinque citta, y después apareció en Domenica d’agosto (L. Emmer, 1950). En estas primeras actuaciones como taxista o policía municipal romano empieza a perfilar personajes de buen chico, que después perfeccionaría en una extensa serie de comedias y melodramas populares, entre ellos Vida de perros (Steno y M. Monicelli, 1950), Contro la legge (Favio Calzavara, 1959 [RE: 1950]; Atto d’accusa (Giacomo Gentilomo, 1950); París, siempre París (Emmer, 1951); Tres enamoradas (id., 1952); Il viale della speranza (Dino Risi, id.); Sensualita (Clemente Fracassi, id.); Penne nere (Oreste Biancoli, 1953); Los héroes del domingo (M. Camerini, id.).

Entre 1951 y 1956 su carrera teatral, bajo la dirección de Visconti estuvo llena de éxitos, con piezas de Carlo Goldoni, Chéjov y Arthur Miller. Sin embargo, la popularidad la gana gracias a la simplicidad sus personajes cinematográficos con los que el público se identificaba. Su estilo distendido lejos de la «recitación» le hizo triunfar en películas como Febbre di vivere (Claudio Gora, 1953); Cronache dei poveri amanti (C. Lizzani, 1954); el episodio Il pupo de Nuestro Tiempo (Blasetti, id.) La esclava del pecado (R. Matarazzo, id.), Casa Ricordi (Gallone, id.), Días de amor (Giuseppe De Santis, 1955), y especialmente, en La ladrona, su padre y el taxista(Blasetti, id.), donde formó una pareja perfecta con la bella Sophia Loren, que repitió en La bella campesina (Camerini, id.) y La suerte de ser mujer (Blasetti, id.). Visconti le hizo representar al empleado de Noches blancas (1957) lo que significó un paso adelante en su carrera. Poco después destacó con un papel muy diferente, y también bastante complejo: el de un pequeño ladrón en Rufufú (Monicelli, 1958). Federico Fellini lo contrata para dar vida al periodista de La dolce vita (1960); su salto a la celebridad internacional. Sigue con Fellini en Ocho y medio(1963).

En 1987 recibió el premio de interpretación de Cannes por Ojos negros (Nikita Mikhalkov). Fue nominado al Oscar al mejor actor con Dark Eyes (1987).

En 1948 contrajo matrimonio con la actriz Floriana Clarabella, con la que tuvo una hija, y que le acompañó hasta el fin de sus días. Con Catherine Deneuve, su amante, tuvo a Chiara Mastroianni, la segunda de sus hijas.

Marcelo Mastroianni falleció de cáncer en París el 19 de diciembre de 1996 a los 72 años de edad.

Victor Jara

(Víctor Jara Martínez; La Quiriquina, Chillán Viejo, 1932 – Santiago, 1973) Cantautor chileno. Fue también director teatral, investigador del folclore y de los instrumentos indígenas, actor, dramaturgo y libretista, pero alcanzó la mayor trascendencia como compositor y cantante popular.

De origen campesino, heredó de su madre la afición por la música. Al ser abandonados por el padre, la familia se trasladó a Santiago, a una cité en la población Los Nogales. A los 15 años quedó huérfano e ingresó en el Seminario Redentorista de San Bernardo. Allí permaneció dos años. En 1957 entró en la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. En esa época conoció a Violeta Parra, que lo acogió como discípulo.

En 1960 recibió el título de director teatral y pasó a formar parte del directorio del Instituto del Teatro de dicha casa de estudios. Dirigió varias obras de teatro y obtuvo el Premio Laurel de Oro como mejor director del año. En 1967 fue invitado a Gran Bretaña, donde recibió otro premio por su dirección teatral. Estando allí compuso una de sus canciones más conocidas, Te recuerdo Amanda, dedicada a sus padres Amanda y Manuel.

En 1968 pasó a ser el director artístico del conjunto de música popular Quilapayún. En 1967 publicó su primer álbum musical, titulado Víctor Jara. Su segundo álbum,Pongo en tus manos abiertas (1969), coincidió con el respaldo que prestó a la candidatura de la Unidad Popular de Salvador Allende como militante de las Juventudes Comunistas. En 1970 publicó Canto libre, El derecho de vivir en paz y La población, creaciones de gran belleza y fuerza poética que lo convirtieron en uno de los máximos exponentes del resurgimiento y la innovación de la canción popular en Latinoamérica.

Sus canciones trataban sobre su pueblo y sus problemas, en la línea de los cantautores de la época; con todo, su éxito internacional las llevó más allá de su Chile natal para ser cantadas en cualquier manifestación progresista o concentración universitaria de otros tantos países, particularmente en la España de la transición.

Sylvia Kristel

La actriz holandesa Sylvia Kristel, que protagonizó el famoso filme erótico francés ‘Emmanuelle’ en la década de los setenta, nació un 28 de septiembre y falleció el 18 de octubre del 2012 en Ámsterdam a consecuencia de un cáncer a los 60 años de edad.

La actriz ganó fama internacional por su papel en ‘Emmanuelle’, dirigida en 1973 porJust Jaeckin y basada en la novela del mismo título de Emmanuelle Arsan. El film se estrenó en 1974 y fue un éxito en todo el mundo, llegando a proyectarse en un cine de los Campos Elíseos de París durante 13 años.

Después, protagonizó una serie de secuelas como ‘Emmanuelle 2′ (1975),’Goodbye Emmanuelle’ (1977) y ‘Emmanuelle 4’ (1984). Participó igualmente en unas cincuenta películas internacionales, muchas de ellas de contenido erótico.

Sylvia Kristel inició su carrera como modelo adolescente, y en 1972 fue elegida Miss TV Europe, lo que la dio a conocer en el mundo de la producción cinematográfica.

Otros papeles destacados fueron el de Lady Chatterley en una película que adaptaba la famosa novela del mismo nombre de D. H. Lawrence, o el de Mata Hari, en un filme sobre la vida de esa espía.

En la segunda mitad de los setenta sufrió algunos problemas de adicción a las drogas y al alcohol. En 2003 padeció un cáncer de garganta del que llegó a recuperarse, y tras el cual pudo participar en nuevas producciones. En los últimos años se había instalado en Amsterdam, donde exponía ocasionalmente sus pinturas.

Su imagen, con el pecho descubierto y sendada en un sillón de mimbre, es una de las más famosas de la historia del cine.

Noticia al Día / Varias Fuentes