Trabajadores europeos no pueden pagar tarifas de luz

Trabajadores europeos no pueden pagar tarifas de luz

Trabajadores europeos. El pasado viernes, en el marco de la cumbre europea celebrada en Atenas Pedro Sánchez instó al resto de líderes europeos a encontrar una solución común para afrontar los altos precios de la luz que están azotando a todos los países europeos.

A diferencia de lo que ocurrió el mes de julio con la carta enviada por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, con una petición similar a Bruselas, esta vez la postura española no cae en saco roto. Sánchez hace ahora su petición tras aprobar un importante paquete de medidas de choque para frenar el impacto de esa subida en las facturas de los consumidores especialmente en los más vulnerables. También Grecia ha aprobado un subsidio para los primeros 300 kilovatios consumidos en los hogares para cubrir parte de la subida.

Estas intervenciones han puesto en alerta al resto de mandatarios europeos .El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea y responsable del pacto verde, Frans Timmermans, descarta una intervención inmediata en el mercado de formación de precios de la luz precios. Lo que no es descartable que, como ha ocurrido con la pandemia, se multipliquen las medidas locales.

Lo que en julio podía parecer una escalada puntual en el precio de la energía, un “ one off ”,según se denomina en el argot económico, dos meses después se ve ya como un impacto estructural con muchas derivadas, según el Instituto Bruegel. La alerta ya no es solo la escalada de los precios de la luz que se marca en los mercados mayoristas. Es que esa escalada está teniendo un impacto macroeconómico muy relevante. En España la inflación se disparó en agosto hasta el 3,3% En Alemania ha tocado el 3,4%, el nivel más alto desde el 2008.

Grandes bancos de inversión ponen números a las estimaciones de todos los expertos, “las facturas de la energía subirán un 20% en los hogares de toda Europa”, ha alertado Citigroup. “Esto está alimentando las expectativas de que más Gobiernos intervengan.Existe el riesgo de que la subida de precios haga descarrilar la recuperación”, advierten Simone Tagliapietra y Georg Zachmann en su análisis para Bruegel.

No es descartable que las medias tomadas por el Gobierno español sean un modelo a seguir en el resto de Europa. El ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, reconoció hace una semana que Francia está estudiando aumentar el llamado cheque de energía del que actualmente se benefician seis millones de hogares, que reciben de media 150 euros. Reino Unido y Alemania, países en los que los precios de la luz también están marcando récords podrían ser los siguientes en reaccionar.

“Los políticos apenas están empezando a sentir la ira de los votantes, pero la presión para hacer algo no hará más que crecer a medida que se acerque la temporada de calefacción”, advertía Donald Smith, analista senior de BCS Global Markets, en una nota citada por Bloomberg.

En principio ese “algo” serán medidas enfocadas a paliar los efectos sociales que supone el encarecimiento de la luz, pero la osadía de Pedro Sánchez de implicar a las grandes eléctricas en ese esfuerzo, “detrayendo sus beneficios” temporalmente tampoco ha pasado desapercibida.

Incluso las eléctricas españolas enardecidas ante el “agravio” y con los despachos de abogados al acecho para demandar al Gobierno por el real decreto publicado, guardan armas.

Las decisiones que tomen otros países y las de la propia Bruselas pueden cambiar la forma de interpretar esas leyes y poner entredicho el riesgo de inseguridad jurídica del que ahora alertan.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AP/La Vanguardia