Rubén, el influencer zuliano que con su humor cautiva a seguidores

Rubén, el influencer zuliano que con su humor cautiva a seguidores en Venezuela y Chile: «Tengo muchas cosas para decir»

Rubén Ramírez, el venezolano que ha logrado cautivar en las redes sociales con su característico humor, carisma y energía, estrenó el pasado 1 de septiembre su nuevo web show en YouTube, un show donde asegura que tiene mucho para decir y mostrar.

La seguridad y confianza son dos características que salen a flote en todos sus vídeos, pero estas son unas cualidades que siempre lo han acompañado a lo largo de su vida. “Rubén ha sido siempre el mismo, solo que ahora se graba para las redes sociales” dijo Ramírez, señalando que puede recordarse a los 5 años dando las palabras de honor en el preescolar. “Siempre me ha gustado estar montado en una tarima, siendo el atractivo principal, no por razones de ego, por la sola razón que disfruto que las personas les guste y se sientan bien con mi trabajo” asegurando de esta manera su participación en cualquier evento escolar “siento que quizás mis maestras veían algo en mí que yo apenas estoy descubriendo”, destaca.

Por otra parte, puede decirse que estar detrás de la cámara ha sido el pasatiempo favorito de Rubén, ya que asegura que desde muy pequeño siempre soñó con ser un periodista. “Mis juegos de niños eran poner en una lámina de papel bond recortes de periódico y trataba de hacer el cambio de pantalla pasando las láminas con las noticias”. A pesar de no haber estudiado comunicación, ya que con el pasar del tiempo, se dio cuenta que también se destacaba en el diseño, tuvo la oportunidad de trabajar un año completo en este mismo periódico -Noticia al Día, y afirma que ese tiempo en el medio ayudó a que el Rubén periodista fluyera “amaba la adrenalina de tener que hacer una infografía en 20 minutos de algún choque, porque claro, teníamos que ser los primeros en publicarlo”, recordó. Añadió: “recuerdo también que el jefe, el señor Josué, me decía tucusito, porque decía que yo era como algo chiquitico que siempre estaba hablando”. Destacó que todavía le parece irreal que el medio donde trabajó estuviera entrevistándolo.

 

 

A pesar de tener una visión clara de sus sueños, Rubén, como muchísimos venezolanos, emigró a Santiago de Chile, y comenta que la situación de un emigrante es tan incierta y tiene que trabajarse de lo primero que salga que jamás imaginó llegar a la posición en la que está. Incluso recuerda con alegría una de sus primeras experiencias laborales en Santiago. “En su momento me afectó bastante ya que fue lavando platos en un restaurant y a los tres días me botaron por no ser lo suficientemente rápido lavando. Me sentí tan mal que hasta lloré en las escaleras de una iglesia”, aseguró Ramírez y a su vez, acotó que una de sus mejores amigas fue la que lo alentó diciéndole que cosas más grandes estaban en su camino.

De esta manera, al encontrar un trabajo fijo de tiempo completo, es más complicado aún intentar seguirle el ritmo a los sueños. Rubén trabajaba la semana completa y los fines de semana grababa vídeos, pero tenía que sacrificar algo, como: salir con sus amigos o limpiar su casa, asimismo seguía sin ser constante con el contenido, hasta llegada la pandemia, con un poco más de tiempo libre, es el momento en el que se anima a subir videos en TikTok, una red social que él describe como noble ya que es aquí donde sus vídeos comienzan a hacerse virales.

El tener una plataforma donde tantas personas están viéndote y esperando algo de ti, le ha creado a Rubén una responsabilidad enorme sobre lo que dice y hace “a mí no me gusta el termino influenciador, pero soy consciente que de una forma u otra puedo dar una matriz de opinión y en base a eso las personas pueden seguirme o no. Soy mucho más cuidadoso con lo que digo ya que no me gustan los problemas” asegura que su contenido no está hecho para crear polémicas, lo hace para su entretenimiento y para que el público se ría y se los disfruten.

 

 

Rubén comenta que quizás una de sus mayores fallas para seguir este sueño era el ser constante, ya que se le dificultaba mucho, él ya hacia vídeos para YouTube pero lo dejaba por distintas razones como: la falta de temas, las complicaciones para tener diferentes invitados o el tiempo; pero es este año cuando la productora 202 Producciones lo contactan y le hacen una propuesta para trabajar con él y de esta manera le ofrecen todo lo necesario para mantener el proyecto a flote. Tuvo dos semanas en donde se encerró en su casa y buscó de diferentes maneras crear una idea en la que se viera reflejado su toque y estilo “no le busqué otro nombre más que no fuera lo dice Rubén porque yo tengo muchas cosas para decir, yo puedo hacerlo todo, en este momento puedo estar hablando contigo y más tarde hablando con alguien quizás famoso, mañana estoy con un emprendedor o cocinando, lo dice Rubén engloba muchas cosas que yo tengo para decir y hacer”. Este ha sido un proyecto en el que ha estado trabajando desde mayo y está viendo la luz en este mes de septiembre, cabe resaltar que no ha estado solo ya que hay una productora completa con: sonidistas, productores audiovisuales, camarógrafos y entre otros, pero siempre bajo su ojo y control para los detalles.

Ramírez siempre supo que iba a tener apoyo con este proyecto, pero jamás imaginó que el día del estreno las personas estuvieran tan avocadas a ver el show; sus redes sociales estaban llenas en comentarios positivos e incluso el público se reunió en sus casas para ver su programa “que bonito es sentirse apoyado y esto que diré puede sonar muy cliché pero sin el apoyo de las personas yo capaz ni me hubiera animado a hacerlo”.

Rubén está más abierto que nunca a las oportunidades que se le crucen en el camino, se visualiza quizás en una tarima animando algunos premios así como recibiéndolos, además, hace un tiempo probó en un área diferente que fue la actuación en una serie hecha para Instagram llamada cumpliendo el objetivo y fue hecha por @soyalexander7, fue quien le ofreció el papel y le encantó desde el primer momento ya que era la antítesis de quien es Rubén realmente, fue un personaje de malvado y sin corazón, como él mismo lo describe. Así ha descubierto que no va a desperdiciar ninguna oportunidad que se presente en el futuro.

“La vida es muy cortica para limitarse a llenar las expectativas de los demás, vivimos en una sociedad que impone muchísimas cosas y donde tienes que ser políticamente correcto. Basta, estamos en el 2021, libérense y atrévanse en sus sueños” fue el mensaje de despedida de Rubén Ramírez para el público que lo ve, destacando que lo que hacemos en este mundo es nuestro legado.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Haydee Rosal/Pasante

Noticia Al Día