Causas de una fractura de cadera y pelvis en el adulto mayor

Que una fractura de cadera o pelvis NO TE ROMPA la vida

Fractura de cadera

Una fractura de cadera es una lesión grave, con complicaciones que pueden poner en riesgo la vida.

El riesgo de fractura de cadera aumenta con la edad porque los huesos tienden a debilitarse (osteoporosis).

El uso de varios medicamentos, la vista deficiente y los problemas de equilibrio también hacen que las personas mayores sean más propensas a caer, una de las causas más frecuentes de la fractura de cadera. Una fractura de cadera casi siempre requiere una reparación o reemplazo quirúrgico, seguido de fisioterapia. Tomar medidas para conservar la densidad ósea y evitar caídas puede ayudar a prevenir una fractura de cadera.

Los signos y síntomas de una fractura de cadera son los siguientes:

  • Incapacidad para levantarte de la silla o caminar.
  • Dolor fuerte en la cadera o en la ingle.
  • Incapacidad para cargar peso sobre la pierna del lado de la cadera lesionada.
  • Hematomas e hinchazón en la zona de la cadera y alrededor de ella.
  • Pierna más corta del lado de la cadera lesionada.
  • Giro hacia afuera de la pierna del lado de la cadera lesionada.

Tipos de fracturas y zona afectadas

Tipos de Fractura

Hemos dividido artificialmente las fracturas en tres zonas porque su localización tiene mucho que ver con el tipo de tratamiento que se les práctica. Así pues, los nombres que reciben los distintos tipos de fractura en esta clasificación son:

Zona 1: Fracturas subcapitales: Son las que se producen justo por debajo de la cabeza femoral (la parte esférica del hueso).

Fracturas cervicales o del cuello femoral: Tienen lugar en el cuello del fémur (la parte tubular justo por debajo de la cabeza).

Fracturas basicervicales o de la base del cuello femoral: Su trazo principal está localizado en la unión entre el cuello femoral y la región trocantérica (zona de ensanchamiento del fémur por debajo del cuello).

Zona 2: Fracturas trocantéricas o pertrocantéricas: Se producen en el área coloreada de color rojo.

Zona 3: Fracturas subtrocantéricas: Por debajo de la región trocantérica. Son las que tienen su trazo principal en la parte coloreada de azul.

Lea también: ¿Qué es la variante Mu detectada en Colombia?

Fractura de pelvis

Fractura de Pelvis

La pelvis es una región anatómica que se sitúa en la zona inferior del tronco. Tiene forma de embudo y que está delimitada por 5 huesos: sacro, coxis, ilion, isquion y pubis. En este sentido, la fractura de la pelvis es una rotura que tiene lugar en uno o más huesos de la pelvis.

Las fracturas de pelvis son lesiones graves, ya que afectan a la integridad de los huesos y ligamentos. Además, las fracturas pélvicas más graves pueden provocar una hemorragia que puede llegar a ser mortal o que puede provocar lesiones en otros órganos.

Síntomas

Generalmente, una fractura de pelvis provoca un dolor muy intenso en la zona de la ingle, aunque la persona se encuentre en situación de reposo. Cuando la persona intenta caminar, el dolor aumenta. Por otro lado, en muchas ocasiones, el área del hueso pélvico está inflamada y puede aparecer un hematoma.

Asimismo, cuando se trata de una fractura pélvica grave, se pueden producir lesiones que afectan a otros órganos. De esta manera, pueden aparecer otro tipo de síntomas, como los siguientes:

-Aparición de sangre en la orina.

-Dificultad para orinar.

-Incontinencia urinaria.

-Sangrado en la vagina o el recto.

 

Existen tres tipos diferentes de fractura de la pelvis

-Arrancamiento de un fragmento óseo.

-Fractura de baja energía, como en pacientes con osteoporosis.

-Fractura de gran energía, a causa de un accidente de tráfico.

 

Caída

Las causas más frecuentes en las fracturas de Cadera y Pelvis son: Un impacto grave, por ejemplo en un accidente en auto, puede provocar fracturas en la cadera en personas de todas las edades. En los adultos mayores, la mayoría de los casos de una fractura de cadera es producto de una caída estando de pie. En personas con huesos muy débiles, una fractura de cadera se puede producir simplemente al girar estando de pie.

 

Factores de riesgo

El índice de fracturas de cadera incrementa mucho debido a lo siguiente:

  • Edad. La densidad ósea y la masa muscular tienden a disminuir con la edad. Las personas mayores también pueden tener problemas de vista y de equilibrio que pueden provocar caídas.
  • Sexo. Las mujeres tienen fracturas de cadera con una frecuencia aproximadamente tres veces mayor que los hombres. Las mujeres pierden densidad ósea más rápido que los hombres, en parte porque la caída de los niveles de estrógeno que se produce con la menopausia acelera la pérdida de la masa ósea. Sin embargo, los hombres también pueden tener niveles peligrosamente bajos de densidad ósea.
  • Osteoporosis. Si tienes esta afección, que causa que los huesos se debiliten, corres un mayor riesgo de tener fracturas.
  • Otras afecciones médicas crónicas. Los trastornos endocrinos, como tener una tiroides hiperactiva, pueden crear huesos frágiles. Los trastornos intestinales, que pueden reducir la absorción de vitamina D y de calcio, también pueden producir un debilitamiento óseo.

Las afecciones médicas que afectan al cerebro y al sistema nervioso, como la discapacidad cognitiva, la demencia, la enfermedad de Parkinson, los accidentes cerebrovasculares y la neuropatía periférica, también aumentan el riesgo de tener caídas.

Tener un nivel bajo de glucosa en la sangre y una presión arterial baja también puede contribuir al riesgo de tener caídas.

  • Ciertos medicamentos. Los medicamentos con cortisona, como la prednisona, pueden debilitar los huesos si los tomas de manera prolongada. Determinadas medicinas o ciertas combinaciones de medicamentos pueden provocarte mareos, por lo que tendrás una mayor propensión a las caídas. Los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central, como los somníferos, los antipsicóticos y los sedantes, se asocian más comúnmente con las caídas.
  • Problemas de nutrición. La falta de calcio y de vitamina D en tu dieta cuando eres joven disminuye tu pico de masa ósea e incrementa el riesgo de tener una fractura en los años venideros. También es importante obtener suficiente calcio y vitamina D en la edad adulta para tratar de mantener la densidad ósea que tienes. A medida que envejeces, trata de mantener un peso saludable. Tener un peso inferior al normal aumenta el riesgo de pérdida de la masa ósea.
  • Inactividad física. La falta de ejercicio regular para soportar el peso, como las caminatas, puede debilitar los huesos y músculos, lo que aumenta la probabilidad de caídas y fracturas.
  • Consumo de tabaco y de alcohol. Ambos pueden afectar los procesos normales de construcción y de mantenimiento de los huesos, lo que provoca la pérdida de la masa ósea.

Complicaciones

Una fractura de cadera y pelvis, puede reducir la independencia de una persona y, en muchas ocasiones, acortar la vida. Casi la mitad de las personas que tienen una factura de cadera no son capaces de recuperar la capacidad de vivir de manera independiente.

Si una fractura de cadera te mantiene inmóvil por mucho tiempo, las complicaciones pueden ser las siguientes: Coágulos de sangre en las piernas o los pulmones, escaras, infecciones de las vías urinarias, neumonía, mayor pérdida de masa muscular, lo que aumenta el riesgo de caídas y lesiones y la muerte.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Yelyann Montiel/Pasante

Noticia al Día