Ni que le metan trampas pierde Manuel ( Javier Sánchez)

Ni que le metan trampas pierde Manuel ( Javier Sánchez)

Sin caernos a mentiras, en regímenes dictatoriales ninguna elección tiene sentido para los demócratas a no ser de que sea como en esta oportunidad que haya gente opositora en el Consejo Nacional Electoral (CNE) con mecanismos para contrarrestar las trampas del poder y hacer respetar el voto.

Si esto se logra controlar y se llega al final del proceso anunciado, creo entonces que es hora de hacer la mudanza. Lo más probable es que al gobernador Omar Prieto le toque recoger, hacer cajas e ir empaquetando sus pertenencias y dejar como estaba la Residencia Oficial.

Tendría que recoger sus cosas el candidato oficialista después de permanecer cuatros años al frente de la gobernación del Zulia así como hemos visto en otras oportunidades de cambio de gobierno, cuando un camión se estaciona frente a la Residencia que se le ofrece al mandatario zuliano que es elegido y personal de alguna empresa de mudanzas sacan de su interior sus cosas personales cuando tiene que abandonarla porque ha perdido las elecciones. A Omar Prieto le toca dejar el sitio a su sustituto que no será otro que Manuel Rosales cuando el pueblo acuda en masa a las urnas electorales y lo elija una vez más gobernador del Zulia.

En este momento en que sale a la palestra en un ambiente electoral el líder de la tolda azul me viene a la mente una de las tantas amenazas de Hugo Chávez a este líder cuando en cadena nacional dijo: «desgraciado, bandido, corrupto, ladrón, te voy a borrar del mapa político venezolano». Ni lo uno ni lo otro, Rosales está nuevamente en el escenario político regional con una aceptación muy parecida a la que mantenía cuando fue elegido como Alcalde de Maracaibo y gobernador.

Desde entonces sigue dando que hacer el hombre que mueve el sentimiento político en la región y una vez más sale a la calle a pedir el voto para volver a gobernar la región de donde espera dar inicio a la recuperación de sus municipios que a su juicio están en fase terminal desde el punto de vista político, social y gubernamental.

Este líder fue alcalde de Maracaibo por tres períodos: dos de los cuales no culminó por diferentes razones y gobernador del Estado por dos lapsos consecutivos. Siempre ha señalado que los venezolanos no queremos elecciones amañadas ni montadas sobre la trampa, ni elecciones escuálidas sin participación y por el contrario se quieren unas elecciones justas, verificables y confiado en ello vuelve a la calle reclamando este derecho.

Propios y extraños saben de la mala gestión de Prieto en el Zulia
una región que parece devastada como si hubiese sido víctima de un terremoto o de una guerra, con municipios como Rosario y Machiques de Perijá que carecen no solo de comida sino de agua, electricidad, gas, hospitales cerrados y la producción agrícola y ganadera paralizada.

Sin duda alguna la gestión de Prieto es nefasta y está marcada por el colapso de servicios públicos básicos como electricidad y agua, sin contar la escasez de gas y combustible que es cada vez más grave.

Ahora bien, si desde ya Manuel Rosales anuncia su candidatura y toda la maquinaria opositora en el Zulia se encuentra engranando y ensamblando cada espacio para lograr una victoria contundente y arrolladora en las próximas elecciones del mes de noviembre, no cabe duda que Omar Prieto tiene los día contados y el Zulia volverá al camino de la democracia y el progreso.

Un estudio de opinión presentado durante el foro “Prospectiva Venezuela 2021 (II Semestre)” de la UCB en el que expertos convocados por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno proyectaron escenarios en materia social, económica e internacional para los próximos meses dan cuenta que un 84,1% sigue considerando muy necesario o necesario el cambio de gobierno y 36,9% piensa que elecciones justas/votar constituyen el mecanismo para lograr ese cambio. Otras opciones como la intervención o el golpe militar, apenas fueron consideradas por 5,7 % de los encuestados.

Una encuesta de la reconocida firma Delphos arroja que un 57,3% del electorado prefiere a Manuel Rosales como candidato opositor a la gobernación del Estado

Para los zulianos el que nace para ganar no pierde ni que le hagan trampa. El descontento que existe contra el mandatario regional es muy grande y así lo revelan los últimos sondeos realizados por encuestadoras de renombre lo que lo mantiene en desventaja.

El eterno contrincante dirigente opositor oficializó su candidatura sin embargo, desde hace meses se encuentra en el Zulia recorriendo las comunidades llevando un mensaje esperanzador de recuperar el Zulia del abandono en que se encuentra.

En su último recorrido por los barrios de Maracaibo el ahora candidato de la unidad difundió un audio por las redes sociales donde dejó claro por qué había tomado la decisión de volver a aspirar a la gobernación y dijo: «Volvemos porque en esta hora difícil el Zulia nos necesita. Volvemos por el cambio y la esperanza y porque al Zulia jamás lo vamos a abandonar, aunque con muchas dificultades y una política muy complicada”.

Para Rosales fue una decisión consultada con mucha gente “a pesar de todo lo que ha ocurrido, siempre mi respuesta ha sido clara. Creo y confío en los zulianos. Tengo fe y esperanza en nuestro pueblo noble y trabajador”

Siendo así, entonces Manuel también iniciaría está semana la mudanza para su residencia en la avenida El Milagro para dirigir desde ahí su campaña y también estar más cerca de la Residencia Oficial del Gobernador para cuando tenga que cargar sus maletas. El panorama que se observa hasta el momento con el apoyo de un pueblo que vuelve a la calle a caminar con el a favor de su candidatura nos permite decir que ni con trampas que hagan pierde Manuel.