Golpe de Estado amenaza las grandes reservas de bauxita en Guinea

Golpe de Estado amenaza las grandes reservas de bauxita en Guinea

 Golpe de Estado amenaza las grandes reservas de bauxita en Guinea. Foto: CELLOU BINANI / AFP

El golpe de Estado en Guinea podría afectar a las enormes reservas de bauxita del país, el principal componente para producir aluminio, que alcanzó precios récord, aunque la amenaza parece estar contenida por el momento.

 

– ¿Qué papel tiene Guinea respecto a la bauxita?

 

El sector minero (oro, bauxita, diamantes) es estratégico en Guinea: estas actividades representaron cerca del 15% del PIB el año pasado y alrededor del 80% de las exportaciones del país, según el informe Macro Poverty Outlook del Banco Mundial.

Este pequeño país del África occidental (con 13 millones de habitantes) tiene las mayores reservas de bauxita del mundo, estimadas en 7.400 millones de toneladas, según un informe con datos de 2020 del US Geological Survey. 

Se trata de aproximadamente el 25% de las reservas mundiales. 

Extraída del suelo, la bauxita es una roca de color rojo o gris, transformada en alúmina (óxido de aluminio) para después convertirse en aluminio. 

Este metal se utiliza en diversas industrias como transportes, automóviles, construcción o alimentación. 

El año pasado, los operadores locales y extranjeros extrajeron 82 millones de toneladas de bauxita en Guinea. Solamente Australia extrajo mayor cantidad.

China importó el 47% de su bauxita desde Guinea, según la consultora de materias primas CRU, y aumenta sus compras en forma sostenida a causa de un «deterioro de la calidad y cantidad de las reservas nacionales».

 

– ¿Hay que preocuparse?

Aparte de eventuales perturbaciones a corto plazo, los observadores se muestran relativamente confiados.

«El escenario más probable es que se autorice a las empresas mineras a seguir operando», comentó Eric Humphery-Smith, analista para África de la consultora sobre riesgos Verisk Maplecroft. 

Lea también: Golpistas en Guinea convocan a los exministros: Prometieron un periodo de transición

El líder golpista guineano, el teniente coronel Dumbuya, intentó el lunes tranquilizar a sus socios y a los inversores extranjeros instando a las empresas mineras a seguir trabajando, al tiempo que afirmó que «las fronteras marítimas permanecerán abiertas para las actividades exportadoras». 

Además, el riesgo de que el próximo gobierno guineano imponga una renegociación de los contratos o expropiaciones a los operadores extranjeros en el país es muy bajo, según Humphery-Smith.

 

– ¿Qué creen las empresas presentes allí?

 

El gigante ruso del aluminio, Rusal, que obtiene la mitad de su bauxita en Guinea, o sea 7,3 millones de toneladas según el diario Kommersant, dijo el lunes que evacuaría a su personal del país en caso de una «escalada».

Sin embargo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo el martes que espera que «los intereses de nuestros empresarios y sociedades no se vean afectados, y que estén garantizados». 

Respecto al oro, el grupo sudafricano AngloGold Ashanti afirmó el lunes que su mina opera «normalmente». 

 

– ¿Cuál será el efecto sobre el mercado mundial del aluminio?

El precio del aluminio alcanzó este miércoles un nuevo máximo en los últimos trece años, a 2.810 dólares la tonelada. 

No obstante, su precio ha aumentado más del 40% desde enero. 

Empezó a subir mucho antes del golpe de Estado en Guinea, que es solo un elemento más a añadir a la larga lista de motivos por los cuales el aluminio se dispara. 

Como muchas otras materias primas, el precio del aluminio ha aumentado merced a la recuperación económica tras la pandemia de covid-19. 

Además del aumento de la demanda, la subida del costo de la electricidad en China y el llamado de las autoridades a limitar el uso de energía ha tenido como resultado una menor producción en varias fundiciones de la provincia de Xinjiang.

Procesar este metal consume gran cantidad de energía.

La crisis política guineana no debería pesar mucho en la cadena de producción global, anticipa la consultora CRU, que subraya las existencias actualmente disponibles en Pekín.

«Estimamos que las reservas chinas están por encima de los 50 millones de toneladas, o sea que cubrirían unos seis meses del consumo de bauxita importada», indicó CRU.

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

AFP