La Fosa de Cariaco, uno de los lugares más peligrosos del mar caribe

Fosa de Cariaco: la segunda más grande del mundo y un camino peligroso que conduce a Isla Tortuga

La Fosa de Cariaco está ubicada en el mar Caribe entre la península de Araya, Cariaco y la ciudad Cumaná en el estado Sucre, Oriente de Venezuela. La fosa se encuentra bordeada por toda la costa de los estados Miranda, Anzoátegui y Sucre. En su borde norte está ubicada la Isla La Tortuga. A tan sólo 25 km de la costa se presenta el desnivel abrupto que lleva a las profundidades.

Es la segunda cuenca anóxica natural más grande del planeta, después del Mar Negro y la única cuenca permanente anóxica existentes en las aguas marinas abiertas. Las aguas anóxicas son agua dulces o subterráneas en las que el oxígeno disuelto está agotado. Tiene una longitud de 186 kilómetros de largo y 204 kilómetros de ancho, profundidad máxima conocida de 1.435 metros.

La Fosa de Cariaco posee una característica única, se trata de un ecosistema con ausencia de oxígeno y de luz, además se observa poca perturbación del fondo marino; lo que dificulta la existencia de la vida animal. Como no hay animales ni corrientes marinas, cualquier cosa que alcance el fondo permanece imperturbable, casi fosilizado, conservado en el tiempo. Para poder ir a la Isla Tortuga se debe pasar por la Fosa Cariaco, esto es muy peligroso y son muy pocas las personas que deciden arriesgarse e ir a la Isla Tortuga.

Aleteia afirma que, los intrépidos y expertos pescadores orientales, temen adentrarse en sus fauces. Hablan de una atracción magnética que los arrastra a ella, zumbidos extraños que se perciben en sus aguas, luces brillantes que se sumergen y salen del lugar. El lugar está rodeado de avistamientos, mitos y leyendas. Aun así, toman los riegos, pues esta cuenca es muy importante desde el punto de vista pesquero ya que estacionalmente las aguas profundas se mezclan con las aguas de la superficie debido a los vientos alisios, proporcionando una gran cantidad de nutrientes para la vida marina. Y es que Venezuela ofrece tantas maravillas que hasta nuestro propio enigma marítimo tenemos.

Desde el año 1995, se lleva a cabo un proyecto Oceanográfico conocido como El Proyecto Cariaco. Apoyado por la UNESCO, este gran estudio multidisciplinario busca comprender el cambio climático, gracias a los aportes obtenidos en esta Fosa. Los resultados de estudios de flujo de partículas y sedimentos han permitido conocer las condiciones físicas y químicas en el pasado, incluso con resolución milenaria. Asimismo, se han detectado variaciones de la temperatura de la superficie del mar.

Lo más importante de estos resultados es que el monitoreo de variables biogeoquímicas es el único realizado a nivel del trópico constituyendo un aporte valioso no solo para el país, sino a nivel mundial. En su interior hay ausencia completa de oxígeno, los resultados de algunos estudios parecen evidenciar presencia de organismos multicelulares aeróbicos, es decir que no necesitan del oxígeno para vivir.

Aunque no se han podido precisar datos con exactitud sobre su existencia, los investigadores han logrado extraer sedimentos del lugar que datan de hace más de 15.000 años. Así mismo, se sabe que toda partícula, objeto que cae en ese lugar, va a dar al fondo de la misma. Por lo cual, se cree que en el mismo, deben hallarse numerosos restos (no especificando origen) en estado de fosilización.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Orianna Suterlan

Noticia al Día