El Papa reitera su apoyo a las leyes civiles para homosexuales, pero no al matrimonio

El Papa reitera su apoyo a las leyes civiles para homosexuales, pero no al matrimonio

Foto: Tiziana Fabi / EFE

El papa Francisco ha reiterado su apoyo a las leyes civiles para parejas homosexuales, pero defendiendo que esto no puede ser equiparado al matrimonio, que para la Iglesia es solamente entre un hombre y una mujer.

“Hay leyes que intentan ayudar a la situación de tanta gente de orientación sexual diferente y esto es importante. Que se les ayude, pero sin imponer cosas a la Iglesia que por su naturaleza no se pueden”, dijo el Papa en una rueda de prensa, de vuelta de su viaje a Eslovaquia.

El Papa ya había hablado de este asunto en un documental que generó una gran polémica el año pasado, y tras el cual surgieron algunas dudas en ambientes eclesiásticos. Entonces, la Congregación de la Doctrina de la Fe publicó una nota aclaratoria diciendo que “no es lícito impartir una bendición a relaciones, o a parejas incluso estables, que implican una praxis sexual fuera del matrimonio, como es el caso de las uniones entre personas del mismo sexo”.

En el avión papal Francisco ha insistido que aunque “el matrimonio como sacramento es entre hombre y mujer y no se puede hacer que la Iglesia reniegue de su verdad», si las parejas homosexuales quieren llevar una vida juntos “los Estados tienen posibilidad de civilmente apoyarles, con el tema de la salud, de la herencia…». «Son hermanos y hermanas y les tenemos que acompañar. Pero el matrimonio es claro”, ha zanjado.

Otro tema que ha abordado en la rueda de prensa es el debate por la decisión de los obispos de EE.UU. de elaborar un documento para establecer las condiciones bajo las cuales los políticos favorables al aborto puedan recibir la comunión. Se trata de una iniciativa que podría terminar con la negativa a ofrecer la comunión al presidente Joe Biden, el primer católico desde John. F. Kennedy, que está a favor del derecho de una mujer a decidir aunque personalmente se opone al aborto.

Preguntado por este asunto, Francisco ha subrayado que abortar es un “asesinato”, pero ha parecido criticar a los obispos que se aproximan a este debate de forma política y no pastoral. “La comunión no es un premio para el perfecto. La comunión es un regalo, la presencia de Jesús y su Iglesia”, ha explicado el Pontífice.

“Un pastor sabe lo que tiene que hacer en cada momento pero si deja el proceso pastoral de la Iglesia inmediatamente se convierte en político”. Jorge Mario Bergoglio también ha revelado que él jamás ha negado la comunión a alguien. Pero ha apostillado: “Nunca supe que tenía delante de mi alguien como has descrito”.

En cuanto a la covid, el Pontífice también ha aprovechado para lanzar un dardo a los cardenales negacionistas. “Uno de ellos, pobre, terminó ingresado”, ha dicho sin nombrar al ultraconservador estadounidense Raymond Burke, que recientemente estuvo en la UCI. Burke, un conocido crítico al papa argentino, había manifestado su contrariedad a las vacunas, llegando incluso a citar la teoría conspirativa por la cual el Estado querría inocular “un microchip para controlar la salud de las personas”.

“Es un poco raro –ha continuado- porque la humanidad tiene una historia de amistad con las vacunas”. El Papa ha reiterado su posición a favor de vacunarse, que ya había descrito anteriormente como un acto de amor a los demás, y ha añadido: “De niños nos ponían las vacunas y nadie decía ni mu».

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día

 

La Vanguardia