Conoce las fobias más comunes que sufren algunas personas

Conoce las fobias más comunes que sufren algunas personas

Cinofobia, es el miedo y fobia a los perros

La fobia es un temor muy fuerte e irracional que puede ser a objetos como a lugares, pese a que no regenera ningún riesgo real lo que si puede generar es ansiedad a la persona.

Es necesario saber cuándo es fobia o miedo, porque muchas personas tienden a pensar que son fóbicos cuando en realidad lo que tienen es miedo, debemos tener en cuenta que en las fobias la ansiedad y el miedo es desproporcionado. Es decir, una persona sin fobia ante la misma situación podría sufrir una ansiedad acorde con la situación. En las fobias, por el contrario, esta ansiedad se dispara y en la mayoría de las ocasiones es incapacitante.

Las fobias más comunes de una persona son:

-Cinofobia: la cinofobia es el miedo y fobia a los perros, aunque en algunas ocasiones suele ser por la raza del animal.

-Pedofobia: es el miedo irrefrenable y constante hacia todos los niños o bebés. La persona que padece este pavor sufre importantes episodios de ansiedad cuando tiene a pequeños cerca.

-Claustrofobia: se estima que entre un 2 y un 5% de la población padece miedo a los sitios cerrados. Estas personas suelen evitar los ascensores, el metro, los túneles, las habitaciones pequeñas y hasta las puertas giratorias les pueden presentar dificultades.

 

Claustrofobia

-Aerofobia: Se trata, posiblemente, de la fobia más común. De hecho, se calcula que sólo el 5% de los pasajeros que se suben a un avión no sufren ningún temor. En los casos más extremos, los aerofóbicos sufren trastornos de ansiedad incluso meses antes, ante la perspectiva de un futuro viaje.

 

 

-Zoofobia: ejemplos de zoofobias específicas podrían ser entomofobias (miedo a los insectos), apifobia (miedo a las abejas), aracnofobia (miedo a las arañas) o mirmecofobia (miedo a las hormigas). También existe el miedo a los reptiles (herpetofobia), o a las serpientes en particular (ofidiofobia).

Incluso hay personas que temen a los animales domésticos e inofensivos, como el perro (canofobia), el gato (ailurofobia), las palomas (colombofobia) y gallinas (alektorofobia) o los peces (ictiofobia).

-Hematofobia: es el miedo a la visión de sangre o heridas. Las personas con fobia a la sangre anticipan que pueda producirse un desmayo y las desagradables sensaciones de mareos y náuseas, y evitan hacerse análisis.

 

Fobia a la sangre o heridas

 

-Brontofobia: suele iniciarse en la infancia. Los miedos a situaciones relacionadas con la naturaleza y los fenómenos atmosféricos como tormentas con truenos y rayos, precipicios o aguas profundas son los más comunes.

 

La fobia a las tormentas

 

-Coulrofobia: es la fobia a los payasos y suele estar muy relacionada con causas emocionales latentes en el subconsciente de la persona, este tipo de fobia se presenta cuando se es niño, las personas empiezan a sentir el pánico, el miedo y la angustia en presencia de la imagen del payaso, muchas personas lo ven en forma de broma o lo ven muy ridículo, pero para estas personas puede llegar a desencadenar severos ataques de ansiedad.

 

 

-Necrofobia: el miedo a la muerte es algo natural e instintivo en el hombre, posiblemente porque la muerte representa lo desconocido. Además, se asocia la muerte con los padecimientos que la preceden como el dolor y el sufrimiento. Algunas personas sufren una verdadera fobia a la muerte y a los muertos.

Los fóbicos pueden experimentar pánico, taquicardia, falta de aire, temblores y un fuerte deseo de huir. La solución es que la persona conozca bien en qué consiste su fobia para ayudarle a interpretar su realidad de otra manera, que aprenda a relajarse y por tanto afronte mejor sus miedos.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

El confidencial/Noticia al Día