Conoce lo que no sabes de los ovarios

¿Cómo saber si los ovarios no funcionan bien?

Ovarios

La insuficiencia ovárica primaria, también llamada insuficiencia ovárica prematura, ocurre cuando los ovarios dejan de funcionar normalmente antes de los 40 años. Cuando esto sucede, tus ovarios no producen cantidades normales de la hormona estrógeno ni liberan óvulos regularmente. Esta afección con frecuencia lleva a la infertilidad.

La insuficiencia ovárica primaria a veces se confunde con la menopausia prematura, pero estas afecciones no son las mismas. Las mujeres con insuficiencia ovárica primaria pueden tener períodos irregulares u ocasionales durante años e incluso pueden quedar embarazadas. Pero las mujeres con menopausia prematura dejan de tener períodos y no pueden quedar embarazadas. Así lo informa, el portal web mayoclinic.org en su sección de enfermedades y afecciones.

En dicho comunicado explica que el restablecimiento de los niveles de estrógeno en mujeres con insuficiencia ovárica primaria ayuda a prevenir algunas complicaciones que ocurren como resultado del bajo nivel de estrógeno, como la osteoporosis.

Síntomas

Los síntomas y signos de la insuficiencia ovárica primaria son similares a los de la menopausia o la deficiencia de estrógeno. Los síntomas que se presentan son:

  • Períodos menstruales irregulares o salteados, que pueden estar presentes durante años o presentarse después de un embarazo o después de dejar de tomar píldoras anticonceptivas
  • Dificultad para quedar embarazada
  • Calores
  • Sudores nocturnos
  • Sequedad vaginal
  • Ojos secos
  • Irritabilidad o dificultad para concentrarse
  • Disminución del deseo sexual
Signos y síntomas de la amenorrea

Síntomas

Causas de la insuficiencia ovárica primaria son causadas por: 

  • Defectos cromosómicos: Algunos trastornos genéticos están asociados con la insuficiencia ovárica primaria. Estos incluyen el síndrome de Turner en mosaico, en el cual una mujer tiene solo un cromosoma X normal y un segundo cromosoma X alterado; y el síndrome de X frágil, en el cual los cromosomas X son frágiles y se rompen.
  • La quimioterapia y la radioterapia son causas comunes de insuficiencia ovárica inducida por toxinas. Estas terapias pueden dañar el material genético de las células. Otras toxinas como el humo del cigarrillo, los productos químicos, los pesticidas y los virus podrían acelerar la insuficiencia ovárica.
  • Una respuesta del sistema inmunitario al tejido ovárico (enfermedad autoinmunitaria): En esta forma muy poco común, tu sistema inmunitario produce anticuerpos contra el tejido ovárico, dañando los folículos que contienen óvulos y a estos últimos. Lo que desencadena la respuesta inmunitaria no está claro, pero la exposición a un virus es una posibilidad.
  • Factores desconocidos: La causa de la insuficiencia ovárica primaria a menudo se desconoce (idiopática). Tu médico podría recomendar pruebas adicionales para encontrar la causa, pero en muchos casos, esta sigue siendo incierta.

Los factores que aumentan el riesgo de tener insuficiencia ovárica primaria son las siguientes:

  • El riesgo aumenta entre los 35 y los 40 años. Aunque no es común antes de los 30 años, la insuficiencia ovárica primaria es posible en mujeres más jóvenes e incluso en adolescentes.
  • Antecedentes familiares: Tener antecedentes familiares de insuficiencia ovárica primaria aumenta el riesgo de sufrir este trastorno.
  • Cirugía ovárica: Las cirugías que implican los ovarios aumentan el riesgo de insuficiencia ovárica primaria.

Cuándo debes consultar al médico

Si no has tenido tu período menstrual durante tres meses o más, consulta al médico para determinar la causa. Puedes perder tu período menstrual por varias razones, incluidos el embarazo, el estrés, o un cambio en la dieta o en los hábitos de ejercicio, pero es mejor que se te evalúe cada vez que cambies tu ciclo menstrual. Incluso si no te importa no tener períodos menstruales, es aconsejable que consultes al médico para averiguar qué es lo que está causando el cambio. Los niveles bajos de estrógeno pueden llevar a la pérdida ósea y a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Consulta con el ginecólogo

Las complicaciones de la insuficiencia ovárica primaria incluyen:

  • La incapacidad para quedar embarazada puede ser una complicación de la insuficiencia ovárica primaria. En casos raros, el embarazo es posible hasta que se agoten los óvulos.
  • La hormona estrógeno ayuda a mantener los huesos fuertes. Las mujeres con niveles bajos de estrógeno tienen un mayor riesgo de tener huesos débiles y quebradizos (osteoporosis), que son más propensos a romperse que los huesos sanos.
  • Depresión o ansiedad: El riesgo de infertilidad y otras complicaciones derivadas de los bajos niveles de estrógeno hace que algunas mujeres se depriman o se pongan ansiosas.
  • Enfermedad cardíaca: La pérdida temprana de estrógeno podría aumentar el riesgo.

Lea también: La forma correcta de freír las chuletas ahumadas

Conoce las siete cosas que deberías saber sobre los ovarios:

Los ovarios son ese par de órganos femeninos en los cuales se suele pensar en dos ocasiones en particular: durante la menstruación -por el dolor que provocan-, o durante la búsqueda de un embarazo -su funcionamiento debe ser óptimo-.

Sin embargo, estos órganos, cuyo tamaño es similar a una nuez, tienen muchas otras funciones esenciales en el día a día de una mujer, más allá de la conocida función reproductiva. Estas son algunas de sus utilidades y varias curiosidades. Esta información es adquirida por el portal web de elespañol.com, en su sección de salud, donde nos permite conocer más sobre este importante órgano reproductor.

Son una fábrica de hormonas

En los ovarios se crean dos hormonas responsables del desarrollo del organismo femenino durante la pubertad: el estrógeno y la progesterona. Dichas hormonas son las responsables del crecimiento de los pechos, del ensanchamiento de las caderas, y también tienen como objetivo preparar al útero para un posible embarazo. Si existe una falta de alguna de estas hormonas, pueden existir problemas para la reproducción. Asimismo, los órganos reproductores femeninos también producen otras hormonas, como la testosterona, aunque en una cantidad muy pequeña en comparación al estrógeno. Dicha testosterona participa en el deseo sexual.

Los ovarios producen la célula humana más grande

Estos dos órganos son los responsables de crear y hacer madurar la célula humana más grande: el óvulo. En sus inicios, el óvulo es una célula plana e invisible, pero las hormonas creadas por los órganos encargados de la reproducción en las mujeres pueden transformarlo hasta crear una célula visible a simple vista -sin necesidad de microscopio-.

Pueden cambiar de tamaño

A pesar de que los ovarios tienen un tamaño más o menos estándar, este no es estático. En otras palabras, pueden crecer o menguar según la etapa del ciclo menstrual, e incluso durante la vida de una mujer. Normalmente suelen medir entre tres y cinco centímetros, pero en los momentos de la ovulación pueden aumentar de tamaño de forma temporal. Asimismo, tras la menopausia, dichos cambios de tamaño se paralizan.

Son sensibles al estrés

Diversos estudios han demostrado que el estrés puede crear un malestar no solo psicológico, sino también físico. De hecho, algunos individuos tienden a perder peso cuando sufren estrés. En el caso de los ovarios, el estrés puede provocar anovulación o falta de creación de óvulos por parte de los ovarios. Se trata de una forma de prevenir el embarazo en épocas del estrés, una medida defensiva del organismo.

Albergan 400.000 óvulos potenciales

Durante la pubertad, ambos ovarios contienen alrededor de 400.000 folículos, aunque evidentemente no todos acabarán usándose para crear óvulos. En cada ciclo menstrual empiezan a madurar una media de 20 óvulos, aunque tan solo uno de ellos se acaba liberando normalmente -aunque pueden ser más, en cuyo caso habría riesgo de embarazo múltiple-. Cuando esto se produce, el resto de los óvulos continúan liberando hormonas, hasta que el organismo vuelve a reabsorberlos.

Podrían provocar el acné

Debido al hecho de que los órganos reproductores femeninos tienen un papel esencial en la producción y equilibrio hormonal, se especula que estos órganos también puedan ser los causantes del acné femenino. Existen ciertas condiciones, como el síndrome del ovario poliquístico, donde el equilibrio hormonal entre estrógenos, progesterona y testosterona se altera. Si existe exceso de testosterona, se producen signos tales como acné, exceso de vello en localizaciones típicamente masculinas, y fluctuaciones de peso. Aunque, eso sí, aún no se sabe si este síndrome se origina originalmente en los ovarios o en el cerebro.

La píldora y el cáncer de ovario

El uso de fármacos anticonceptivos, sobre todo aquellos que usan estrógenos y progesterona, han demostrado reducir el riesgo de cáncer de ovario tras apenas unos meses de tratamiento, según el Instituto Nacional del Cáncer -NIH- de Estados Unidos.

Por otra parte, la píldora anticonceptiva ha demostrado reducir el riesgo de este tipo de cáncer en las mujeres portadoras de mutaciones de los genes BRCA1 o BRCA2, los cuales han demostrado aumentar el riesgo de dicho cáncer.

Importancia de las visitas medicas

NOTA: Los ovarios no se pueden revisar a última hora o cuando ya te vayas a casar, los ovarios deben ser monitoreados constantemente y más aún cuando ya la mujer comienza o comenzó su periodo de desarrollo y crecimiento sexual.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Noticia al Día/Portal Web Mayo Clinic/El Español