Cámaras con inteligencia artificial en el transporte reducen siniestros 

Cámaras con inteligencia artificial en el transporte reducen siniestros 

Cámaras con inteligencia artificial

Cámaras con inteligencia artificial

Hablar hoy en día de la instalación de cámaras dentro de las cabinas que sean capaces de monitorizar el exterior y también al propio conductor es algo que debería ser normalizado. 

Cada vez son más las empresas que han entendido que es un paso más en la digitalización de su sector y, de una forma clara, de mejora de las condiciones de trabajo. 

Algo que antes parecía minoritario se ha ido adaptando a las necesidades tanto de los propios conductores como de las empresas, que han visto cómo analizando los datos que proporcionan pueden implementar cambios que mejoren la seguridad de sus trabajadores y carga, abaraten costes y garanticen la mejor calidad de servicio para sus clientes. 

¿Cuáles son las ventajas de las cámaras con IA? 

Para empezar, este tipo de dispositivos han cambiado para siempre la forma de entender el transporte terrestre tal como explican en la web de Samsara. 

La capacidad de subir de forma casi inmediata los vídeos HD a la nube han permitido tener una información clave para saber qué tipo de conducción están desarrollando sus conductores y cómo está desarrollándose la ruta en sí. 

El hecho de que cuente con la ayuda de tecnología de Inteligencia Artificial hace que se pueda monitorizar la carretera, proporcionando datos para mejorar la conducción y asegurar más datos en caso de accidentes o de tomas de decisiones en lo que a distancia de seguridad, por ejemplo, se refiere. 

En el caso de las que también apuntan al interior de la cabina, existe la posibilidad de que identifique al conductor, evitando papeleos, pero también asegurando su protección de imagen. El hecho de que los movimientos de la cabeza sean monitorizados ayuda a proporcionar ciertos avisos en caso de distracción e incluso, avisar a las autoridades y empresa en caso de que sufriera cualquier tipo de percance el conductor. 

A nivel empresarial, también permite conocer, en tiempo real, la posición de toda la flota, permitiendo en todo caso poder asistir a un vehículo recogiendo su carga, si se hubiera averiado otro, sin necesidad de sacar otro del garaje. 

“Una de las aplicaciones más aplaudidas en las empresas tiene que ver con los seguros y la agilidad de tramitar los partes y librar de responsabilidades a los vehículos y aseguradoras cuando el incidente no ha sido culpa suya. Gracias a las imágenes, todo fluye más rápido, pudiendo demostrar cosas que, antes, se defendían sin tener respaldo”, explican. 

Frenadas bruscas, aceleraciones, giros de volante no naturales…todo queda registrado para luego poder revisar las imágenes y saber, a ciencia cierta, qué ha sucedido. 

La ventaja de estas soluciones también pasa por su precio y su rápida instalación, que no paraliza los vehículos durante semanas, sino que, en cuestión de minutos, pueden comenzar sus rutas. 

Todas ventajas para un sector en auge que también quiere beneficiarse de las últimas tecnologías y de los procesos de digitalización tan necesarios en un mundo hiperconectado que acabará, en este caso concreto, derivando en autopistas inteligentes que emitirán información para que se pueda mejorar cada trayecto.