Asesinan a anciano de 83 años y le dejan una enrome cartulina

Asesinan a anciano de 83 años y le dejan una enrome cartulina en el pecho donde se leía “AJUSTICIADO POR VIOLADOR”

Un anciano de 83 años, de nombre Luis Francisco Pérez, a tan avanzada edad, fue señalado de violador por sus victimarios, quienes luego de asesinarlo, le dejaron en el pecho una enorme cartulina donde se podía leer, “Ajusticiado por violador”.

Según el diario La Opinión de Cúcuta, el cadáver fue hallado tiroteado a un costado de la vía que comunica el casco urbano de Tibú con el corregimiento La Gabarra, región del Catatumbo, cercana a la frontera venezolana.

“Pérez, con cédula de ciudadanía expedida en Puerto Wilches (Santander), estaba bocarriba con heridas visibles de arma de fuego en la cara y en el  brazo derecho. El occiso vestía un bluyín, una camisa azul, una gorra rosada y unos tenis café (embarrados)”, indica ese medio.

“En el sitio donde fue hallado, la madrugada del viernes, no se encontraron testigos y las autoridades tampoco se trasladaron, por razones de seguridad. Personal de la funeraria San Miguel, de Tibú, fue el encargado de levantar el cuerpo y llevarlo hasta las instalaciones de Medicina Legal, donde le hicieron la inspección judicial.

Sobre el cuerpo de este hombre fue dejado un pliego de cartulina blanca donde se leía un escrito, en marcador negro: “Ajusticiado por violador”.

“Dicha información fue entregada a los organismos de investigación judicial, mientras esperan la llegada de familiares que puedan reconocerlo y aportar mayores detalles de la víctima, de quien se conoció que residía a un kilómetro del sitio donde fue acribillada. Hasta el cierre de esta edición, ningún allegado se había acercado a reclamar el cadáver”.

Por vicioso y por ladrón se mató. Y faltan más”, “Por ladrón de motos”, “Por sapo”, Por violador”, “por ladrón y marihuanero”, son algunos de los carteles que han dejado sobre algunos cadáveres como parte de las justificaciones de los crímenes cometidos en esta zona del convulsionado Catatumbo. 

Tomado de La Opinión de Cúcuta