Parque Metropolitano de la Salud es "puro monte y culebra"

«Puro monte y culebra» , ni vida, ni paz: El Parque Metropolitano de la Salud

Foto: F. Reyes

En 2014 abrió sus puertas a la colectividad zuliana el Parque Metropolitano de la Salud Francisco Delgado, bajo la premisa oficial de convertirlo en un lugar para la recreación, la convivencia y el esparcimiento, como parte de los llamados Espacios para la Vida y la Paz.

En un extenso espacio de más de 7 hectáreas, entre el Distribuidor Perijá 1 y el Hospital General del Sur, que se encontraba enmontado y ocupado en uno de sus extremos por un centenar de indígenas de la etnia Yukpa, se realizaron las adecuaciones necesarias y se pudo vislumbrar un uso muy distinto para aquello que por décadas fue “tierra de nadie”.

Caminerías, ciclovía, pista de patinaje, equipos biosaludables para la actividad física al aire libre, extensas y armoniosas áreas verdes, fueron habilitados para el disfrute de las comunidades adyacentes y los usuarios del centro de salud.

 

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

 

La ciudadanía no tardó en acercarse y fue común ver a las familias departir entre caminatas, prácticas deportivas y momentos de contemplación.

 

Foto: Cortesía

 

Hoy, el lugar luce desolado, en total abandono. La maleza y alimañas han ganado espacio en el Parque Metropolitano de la Salud; ya nadie se acerca para dar un paseo o realizar ejercicios. Sería poner en riesgo la vida, ya que – según se ha podido conocer – las áreas son frecuentadas por maleantes y adictos.

 

Foto: F. Reyes / Noticia al Día

 

“Es una lástima que esto que era tan bonito esté tan descuidado… ahora es puro monte y culebra”, señaló Amarú Vergel, quien acompañaba a un familiar a consulta médica y aprovechó para tomar un descanso en la entrada del Parque, único lugar donde se puede permanecer con cierta seguridad.

Un sitio público de esparcimiento al aire libre que se pierde, significa quitarle opciones a una ciudadanía agobiada por la situación económica, la pandemia, la crisis de servicios públicos, de combustible y transporte. La posibilidad de “darse un respiro” queda negada por  la indolencia. 

 

Foto: F. Reyes / Noticia al Día

Foto: F. Reyes / Noticia al Día

Foto: F. Reyes / Noticia al Día

Foto: F. Reyes / Noticia al Día

Foto: F. Reyes / Noticia al Día

Foto: F. Reyes / Noticia al Día

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

F. Reyes

Noticia al Día