Los trailers del PSUV (Javier Sánchez)

Los trailers del PSUV (Javier Sánchez)

Algunas películas causan más miedo que otras y también depende de cada persona y su reacción ante ellas y un estudio publicado por La Universidad de Los Ángeles revela que ver las de terror puede provocar estrés postraumático.

Para evitar que una de estas ocasione cierto temor, miedo o pánico, los especialistas siempre han recomendado verla en un lugar con las luces encendidas dentro de lo posible y estar en un sitio cómodo, un sofá, una silla o el suelo para sentirte más seguro. Lo vivido el domingo ocho de agosto con las elecciones del Psuv, parecía la grabación de una de esas cinta de terror que a más de uno hizo saltar del sofá por lo que estaba viendo.

Se escuchó decir a muchos venezolanos que eso eran los trailers de un filme de lo que será el proceso de megaelecciones a gobernadores y alcaldes convocadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el venidero 21 de noviembre, cuando se midan la oposición y el chavismo con sus reconocidas figuras y participen hasta actores de segunda, que en esta oportunidad tratan de pescar en río revuelto como el caso de Henry Falcón que en otras actuaciones ha quedado fuera del elenco.

El avance de esta cinta del Psuv con sus primarias fue de terror. Hubo de todo, desde denuncias de trampas, corrupción, compra de votos, alteración de actas, hasta golpizas y heridos que fueron difundidas por las redes sociales, evidenciando las profundas divisiones que tiene el partido de gobierno cuyo respaldo popular “cohesionado” se tambalea a meses de unas elecciones con la participación de una parte de la oposición al régimen que anda en campaña.

 Todo el proceso en donde el chavismo escogió sus candidatos estuvo marcado por escándalos y violentos enfrentamientos entre los propios seguidores de Nicolás Maduro en diferentes punto del país. Decenas de imágenes difundidas
hablan por sí solas y reflejan la división interna que existe.

Por supuesto que no faltó el ataque a la prensa en la jornada, que fue denunciado por el Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela (IPYS) que aseguró que al menos cinco periodistas fueron limitados de ejercer sus funciones cuando cubrían las votaciones en varios estados del país.

Pudiéramos decir que lo que acabamos de ver con estas primarias del partido de gobierno sería el ensayo de lo que se verá en las elecciones del 21N donde entre ellos hubo denuncias de todo tipo, incluyendo retrasos en votación, civiles armados, gente obligada a votar a cambio de bolsas CLAP, policías intimidando, extensión de la hora de cierre de los centros de votación y enfrentamientos con heridos.

Si esto son los trailers, como será cuando en las venideras elecciones por ejemplo, el candidato opositor le vaya ganando al gobernador Omar Prieto en el Zulia para la gobernación o el
escogido para enfrentar a Willy Casanova (PSUV) a la Alcaldía de Maracaibo le lleve una diferencia que sea más grande que un salto de la atleta mundial Yulimar Rojas, ¿Se repetiría entonces lo del último proceso con fuertes enfrentamientos?. Todo está en el guión.

Para una gran mayoría de la base roja se trató de una mala acción dejar por fuera a destacados y reconocidos «actores» como Elia Jaua, Francisco Javier Arias Cárdenas y Erika Faria por nombrar algunos, lo que a juicio de los entendidos pudiera tener un costo muy alto.

Mientras que este es el último escenario que se tiene, a los que aún nos queda memoria recordamos en este momento las declaraciones de Nicolás Maduro del 4 de noviembre del 2016 cuando dijo que la revolución era irreversible y que ni con votos ni con balas, ni por las buenas ni por las malas, entraría más nunca la burguesía a Miraflores. Hasta ahora ha sido así.

Ese tipo de artillería sigue vigente y los radicales rojos tienen muy presente las palabras de su máximo líder cada vez que preparan elecciones. Las cotufas estarán servidas para el próximo estreno antes de finalizar el año, aunque muchos temen de que se trate de otra película que tenga un final no muy feliz.