Los mitos de la cocina: El tomate daña las comidas

Los mitos de la cocina: El tomate daña las comidas

Es difícil encontrar a alguien a quien no le guste el tomate, y es que el tomate, no sólo enriquece nuestras recetas sino que aporta muchos beneficios para la salud. Los tomates son frutos de clima cálido y deben almacenarse a temperatura ambiente, ya que de lo contrario pierden gran parte de su sabor y suelen dañarse rápidamente.

El tomate se puede utilizar en muchas recetas, pero en algunas comidas tiende a dañarse porque pierde su jugo, y esto hace que no solo se dañe el tomate sino la comida entera; por lo que aquí te daremos algunos trucos para conservarlo y los secretos que tiene.

Según en estado crudo, para evitar que se dañen rápido los tomates debemos no dejarlos en la nevera, ya que con esto adelantaríamos demasiado el proceso de maduración de los tomates, y la baja temperatura afectaría negativamente al sabor y a la textura de la fruta. La posición también es importante: para que nuestros tomates frescos aguanten el mayor tiempo posible debemos colocarlos con la parte del tallo hacia abajo, para evitar que pierdan humedad en exceso y no se arruguen.

 

Foto: En estado crudo

 

Cuando los tomates vayan madurando, podremos pasar a guardarlos para ello, los tomates deberán estar sanos, sin manchas, golpes o grietas en la piel. El color debe ser bastante intenso y, aunque puede haber algo de variación en función de la variedad, no deberán estar demasiado pálidos para que aguanten más tiempo. Los conservaremos en un lugar fresco que no le dé la luz del sol, y que este en un lugar ventilado. Podemos usar, por ejemplo, una bolsa de tela o de papel para guardarlos, así no se golpeara con nada y se podrán conservar tranquilamente.

Un detalle muy importante a evitar para que nuestros tomates aguanten más tiempo es ponerlos cerca de otras frutas y vegetales, como las manzanas, los plátanos o las papas; estos alimentos liberan etileno, una sustancia gaseosa que puede acelerar el proceso de maduración de otras frutas y verduras, por lo que debemos tener esto en cuenta para evitar que nuestros tomates se echen a perder de manera prematura.
Si hemos acumulado muchos tomates y estos comienzan a estar un poco pasados, siempre podemos alargar unos días más su vida útil guardándolos, ahora sí, adentro de la nevera y en una bolsa; en este caso, es mejor que los usemos en un par de días o tres si queremos consumirlos frescos, en ensaladas u otro tipo de preparaciones en crudo. Para ello, conviene sacarlos un par de horas antes para que puedan ir atemperándose. Si no vamos a consumirlos antes de 3 días, mejor dejarlos para elaborar otro tipo de platos y preparaciones en los que se concentre su sabor, ya que tras el paso por la nevera los tomates perderán aroma y tono en su textura, y es el momento perfecto para usarlos para hacer un sofrito o una salsa de tomate.

El uso del tomate en la cocina es variante, se pueden preparar muchos platos como salsas, postres y ensaladas. Esta fruta contiene muchas propiedades que son buenas para la salud, debido a que es rico en vitamina A, el tomate podría ayudar a proteger los ojos de algunas enfermedades. Al tener hierro también, este fruto es beneficioso para la sangre; también se ha hablado de que este alimento beneficia la circulación sanguínea y puede ayudar a prevenir infartos; además que los bajos niveles de sodio del tomate ayudan a evitar la retención de líquidos.

 

Puré de Tomate

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Prensa Libre/Noticia al Día