Latinoamérica terminará el 2021 creciendo más de lo previsto

Latinoamérica terminará el 2021 creciendo más de lo previsto

Latinoamérica terminará el 2021 creciendo

Latinoamérica terminará el 2021 creciendo

 

Aunque las estimaciones iniciales del Fondo Monetario Internacional -FMI- en su informe para América Latina eran de un crecimiento del 4,6 por ciento para el presente año, el organismo internacional ha corregido recientemente sus previsiones hasta situarlas en un esperanzador 5,8 por ciento, aunque desde luego el crecimiento será bastante desigual dependiendo del país.

 

Dos locomotoras para la región

 

Y es que la gran mejora que supone la nueva previsión se debe sobre todo a los mejores datos de México y Brasil, que además de ser las economías más grandes de la región y la cuarta y tercera del continente entero respectivamente, se están recuperando mejor que otras economías más pequeñas, a pesar de que incluso en los países más grandes la crisis provocada por la pandemia ha llevado aparejado un aumento de la conflictividad -como por ejemplo ha ocurrido en el país carioca– al aumentar la pobreza.

 

Según el FMI, Brasil va a crecer este año hasta un 5,3 por ciento, lo que no está mal teniendo en cuenta que el país cayó un 4,1 por ciento durante el 2020, y México crecerá un 6,3 por ciento, una cifra insuficiente, teniendo en cuenta que fue el noveno país del mundo donde más cayó el PIB durante el 2020, concretamente un 8,95 por ciento. En el caso de Brasil el mayor crecimiento se explica en parte por la mejora del comercio internacional, y en el caso de México por los buenos datos de la economía estadounidense, con la cual la economía mexicana se encuentra íntimamente interrelacionada, como demuestra la firma del T-MEC, tratado firmado durante la administración Trump entre México, EEUU y Canadá y que llegó para sustituir el TLCAN, antiguo tratado firmado durante la primera legislatura de Bill Clinton y el cual pretendía crear algo parecido a la unión económica y aduanera de la UE, pero sin la integración política ni legislativa.

 

Tanto el real brasileño, que se cambia a 0,19 dólares, como el peso mexicano, que se cambia a 0,05 dólares, están soportando mejor que otras monedas de la región el pulso frente a la divisa estadounidense.

 

Un crecimiento del seis por ciento para el mundo

 

Este es el porcentaje de crecimiento estimado también por el FMI para todo el mundo, de nuevo también insuficiente para compensar la caída y puede que incluso para la crisis que algunos analistas ya venían anunciando prácticamente desde que empezaron a generalizarse las medidas de confinamiento por todos los países.

 

No es necesario buscar mucho para encontrar advertencias como las del exgobernador del Banco de Inglaterra Mervyn King, que prevé para la eurozona -todavía uno de los ejes del comercio internacional- una crisis de endeudamiento que les va a alcanzar con muchas economías todavía sobreendeudadas, sobre todo las del sur de Europa, o las voces que ya anunciaban el inicio de una crisis ya antes de que el coronavirus saliese del área de Wuhan y que supuestamente ya conocían los “muy ricos”, y que se podía deducir porque estos ya estaban dejando de comprar bonos, estaban acumulando liquidez y lo que no se encontraba en líquido estaba depositado en valores considerados muy seguros.

 

Y es precisamente esta incertidumbre la que ayuda a explicar la demanda de ciertas divisas fuertes en el mercado del forex -aunque también se opera con forex en plataformas de trading como Plus500, como aquellos traders que prefieren especular con la cotización en vez de acumular divisas, asumiendo eso sí el riesgo implícito del apalancamiento- ya que a pesar de que la masa monetaria ha crecido a nivel general, unas divisas han esquivado la inflación mucho mejor que otras y por lo tanto sirven como medio de proteger los ahorros.

 

En definitiva, aunque tanto la eurozona como los EEUU han experimentado un aumento de la masa monetaria sin precedentes en la historia reciente tanto el euro como el dólar no parecen haberse visto castigados internacionalmente, y como en el caso del dólar cuando así ha ocurrido ha sido sobre todo por motivos políticos y de desafío a la hegemonía estadounidense, más que por el hecho de que el dólar ya no sea un activo confiable.

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.