La guerra mas corta de la historia duró 38 minutos

La guerra mas corta de la historia duró 38 minutos y ocurrió un día como hoy

Batalla que Duró menos Tiempo de la Historia. Conflicto Militar más Corto del Mundo. A lo largo de la historia, las pequeñas batallas o grandes guerras, han dado inicio a los grandes cambios geopolíticos del mundo.
Batalla más Corta de la Historia

Nombre: Guerra anglo-zanzibariana.

Lugar: Palacio ocupado por el Sultán Khalid ibn Barghash en Zanzíbar (fue un estado africano, hoy Tanzania).

Fecha: 27 de agosto de 1896.

Hora: 09:00 – 09:45 hora local.

Duración: Se calcula entre 38 a 45 minutos.

Beligerantes: Imperio Británico y Zanzíbar.

Causa u Origen: Muerte del Sultán Hamad ibn Thuwaini el 25 de agosto de 1896 y negativa del Sultán Khalid ibn Barghash a abdicar.

Comandantes: Harry Rawson y Lloyd Mathews (Imperio Británico) y Khalid bin Bargash (Zanzíbar).

Fuerzas en Combate
Imperio Británico: 90 soldados del ejército regular, y 150 fusileros navales y marinos.
Zanzíbar: 2800 soldados, la mayoría civiles armados.

Bajas
Imperio Británico: Un marinero herido.
Zanzíbar: Aproximadamente 500 soldados.

Resultado: El Sultán Khalid ibn Barghash escapa y recibe asilo político en el consulado alemán para luego irse a Tanganica. Los británicos colocan a Hamud ibn Mohammed en el poder. La guerra pone fin a Zanzíbar como Estado Soberano e inicia una fuerte influencia británica en la zona.

Dato: El Asedio a la ciudad china de Xiangyang durante los años 1267 a 1273, está considerada como la Batalla más Larga de la Historia.

https://www.actualidad-24.com/

Esto dice Wikipedia

La guerra anglo-zanzibariana fue un conflicto militar entre Reino Unido y Zanzíbar el 27 de agosto de 1896, que duró 38 minutos, algunos dicen que llegó a prolongarse hasta los 45, por lo que es considerada la guerra más corta en la historia.3​ La guerra se desencadenó después de la muerte del sultán Hamad ibn Thuwaini el 25 de agosto, quien estaba dispuesto a cooperar con la administración colonial británica y la posterior llegada de su primo Khalid ibn Barghash al poder mediante un golpe de Estado. Debido a que los británicos favorecían a otro candidato, Hamud ibn Muhammad, con quien creían que era más fácil colaborar, ordenaron a Bargash abdicar. Conforme a un tratado firmado en 1886, una condición para la ascensión al sultanato era que el candidato tuviese la autorización del cónsul británico y Khalid no había cumplido ese requisito. Los británicos consideraron esto un casus belli y enviaron un ultimátum a Khalid que exigía que ordenase a sus tropas dejar el palacio. En respuesta, Barghash movilizó a su guardia de palacio y montó una barricada en su interior.

El ultimátum expiró a las 09:00 hora local del 27 de agosto, cuando los británicos ya tenían reunidos tres cruceros, dos buques de guerra, 150 fusileros navales y marinos y 900 zanzibaríes en el área portuaria. El contingente de la Marina Real Británica estuvo bajo el mando del contralmirante Harry Rawson, mientras que sus zanzibaríes fueron comandados por el general de brigada Lloyd Mathews del ejército nacional. Mientras, del otro bando, cerca de 2800 zanzibaríes defendieron el palacio; la mayor parte reclutados de la población civil, aunque también se incluyó la guardia de palacio del sultán y varios cientos de empleados y esclavos. Los defensores poseían varias piezas de artillería y ametralladoras que fueron colocadas frente al palacio, a la vista de los navíos británicos. Un bombardeo, que se inició a las 09:02, incendió el palacio y neutralizó la artillería de defensa. Más tarde, los británicos llevaron a cabo una pequeña acción naval tras el hundimiento de un yate real zanzibarí y dos barcos más pequeños. Algunos disparos fueron realizados inútilmente contra las tropas de zanzibaríes probritánicas, a medida que estas se acercaban a un enfrentamiento directo. La bandera del palacio fue abatida y el fuego cesó a las 09:40.