La “época dorada” en Afganistán antes de la llegada de los talibanes

Así era la “época dorada” en Afganistán antes de la llegada de los talibanes (+Fotos)

Afganistán

Así era la “época dorada” en Afganistán antes de la llegada de los talibanes. Foto: Agencia

La historia de Afganistán en el siglo XX no es como muchos piensan. A pesar de que existían numerosos problemas políticos, se lograron varios avances como sociedad; pero todo cambió abruptamente con la llegada de los talibanes al poder en el año 1996, quienes instauraron un “Reinado del terror” en el que se cometieron incontables violaciones de los derechos humanos, especialmente a las mujeres, bajo la denominada “Ley Sharía”.

Los talibanes estuvieron en el poder tan solo cinco años (1996-2001), pero fue tan brutal la persecución contra su población, los castigos, las ejecuciones, las violaciones de las libertades y los derechos más básicos a los que todo ser humano debería gozar, que marcó un gran impacto cultural en toda la comunidad internacional, y generó la impresión de que los afganos vivieron ese infierno durante toda la historia de su país; pero no fue así.

Hubo una época, en la que a pesar de que nunca dejó de estar presente un clima de inestabilidad política, junto a problemas económicos y sociales como en muchos países de Medio Oriente en el siglo XX; Afganistán contó con grandes desarrollos en diferentes sectores, sobre todo a nivel social y cultural. En diferentes archivos históricos, se pueden encontrar fotografías de cómo vivían los ciudadanos afganos en los años 60-70. Imágenes que representan el desarrollo de la sociedad y el respeto a las libertades del individuo, algo totalmente opuesto y alejado de la realidad que quiere imponer el régimen Talibán a toda su población, algo que muchos expertos y analistas internacionales califican como un “grave retroceso de hasta 500 años” en materia de derechos humanos.

Lee también: Disparan cohetes contra el aeropuerto de Kabul en el penúltimo día de EE.UU. en Afganistán

Luego de la independencia de Afganistán del Reino Unido (1919), el rey Amanullah Khan y su esposa la Reina Soroya, tomaron las riendas del país. Soroya es considerada una de las primeras activistas afganas y musulmanas, ya que llevó a cabo diferentes reformas para mejorar la vida de las mujeres y su posición en el núcleo familiar.

Amanullah Khan y su esposa promovieron la libertad de las mujeres en la esfera pública para disminuir el control que las familias tenían sobre ellas. Se alentó la educación femenina y en 1921 se abolió la ley del matrimonio forzado y el matrimonio infantil y se impusieron restricciones a la poligamia, una práctica muy común en esa época.

Afganistán

Mujeres en clase de Anatomía en Afganistán. Foto: Agencia

Desgraciadamente, la mentalidad de la sociedad afgana no estaba preparada para la igualdad de género y las medidas modernas propias de la cultura occidental que querían llevar a cabo los monarcas. Finalmente, diversas protestas por parte de los sectores más conservadores de la población acabaron con el reinado del matrimonio.

Durante las siguientes décadas, los gobernantes que estuvieron al mando del país fueron impulsando poco a poco diferentes leyes que contribuyeran con el avance y la igualdad en los derechos de los hombres y las mujeres, siendo el principal objetivo era erradicar la tradición extremista islámica de tratar a las mujeres como ciudadanas de segunda. Poco a poco, las mujeres comenzaron a poder optar a ciertos puestos de trabajo y empezaron a disfrutar de ciertas libertadas que antes les eran negadas.

Plazas de Kabul. Foto: Agencia

Con la aprobación de la nueva constitución del país, se creó un nuevo parlamento, el cual debía ser elegido por sufragio universal, lo que significaba que todos los ciudadanos tenían derecho a votar, incluidas las mujeres. La abolición de la esclavitud, la educación para hombres y mujeres, clases para adultos analfabetos, la implementación de una corte suprema, la apertura de museos y otros espacios públicos, la construcción de nuevos sistemas de transportes como los ferrocarriles, la creación de los primeros documentos de identidad, entre otros; fueron los grandes avances en Afganistán durante el siglo XX.

Muchos historiadores coinciden en que en los años sesenta y setenta se vivió la “Época Dorada” de Afganistán, gracias a que su sociedad alcanzó máximos niveles de bienestar nunca antes logrados. A pesar de que seguían existiendo varios problemas en otras materias, los ciudadanos soñaban con un futuro prometedor.

Centro de la ciudad de Kabul. Foto: Agencia

Sin embargo, debido a la inestabilidad política, los gobiernos sufrieron múltiples golpes de estado y luego llegó la invasión de la Unión Soviética al país en el año 1979. Los siguientes años fueron de guerra entre los soviéticos, el ejército afgano y diferentes grupos paramilitares. Las primeras víctimas de este caos político, militar y social fueron las mujeres, quienes fueron perdiendo protagonismo en la vida pública y poco a poco iban perdiendo los derechos por los que en tantos años anteriores lucharon.

Entre los diferentes grupos guerrilleros que luchaban contra las fuerzas soviéticas, se encontraban los talibanes, un grupo fundamentalista islámico que llegó al poder en el año 1996 creando el “Estado Islámico de Afganistán” y trayendo consigo el nuevo “Reinado del terror” bajo la instauración de la “Ley Talibán” o “Ley Sharía”.

Afganistán en 1996. Foto: Agencia

Durante esta época, las mujeres sufrieron todo tipo de vejaciones y humillaciones. Se les prohibió trabajar, no podían relacionarse con hombres que no fueran su marido o su padre y no podían dejarse ver en público, por lo que debían salir a la calle con un burka completo, y siempre junto a un varón. Tampoco podían estudiar ni trabajar e incluso tenían prohibido ser exploradas por un médico.

La Sharía imponía graves castigos a todas aquellas mujeres que rompieran algunas de las reglas a las que estaban sometidas. Así, todas las que fueron declaradas culpables de adulterio sufrieron lapidaciones, las que llevaron las uñas pintadas perdieron los dedos y las que mostraron interés por estudiar recibieron palizas. Asimismo, se utilizaban todo tipo de castigos en público dignos de la Edad Media, tales como azotar, apedrear, ahorcar, mutilar, entre otros.

Mujeres con Burka Foto: Agencia

Cinco años después, con la llega de las tropas estadounidenses quienes invadieron el país para derrocar a los talibanes, a los cuales acusaban de proteger al grupo terrorista Al Qaeda y a su líder Osama Bin Laden, principal responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001; regresó a Afganistán una época de leve paz para las mujeres, quienes tendrían que empezar a luchar nuevamente por sus derechos desde cero.

Ahora, en pleno 2021 y 20 años después, nos hemos encontrado con escenas de caos en Kabul; gente abandonando la ciudad, subiéndose a los aviones como pueden, arriesgando su vida y llegando a límites inesperados con tal de abandonar Afganistán, implorando ser evacuados de cualquier manera, como si de una película apocalíptica se tratase. La razón: Estados Unidos y la OTAN abandonan el país y los talibanes llegan nuevamente al poder.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

Juan Molina

Noticia al Día