Titmus arrebató a Ledecky un segundo título olímpico en la piscina de Tokio

Titmus arrebató a Ledecky un segundo título olímpico en la piscina de Tokio

Titmus Ledecky

Titmus arrebató a Ledecky un segundo título olímpico en la piscina de Tokio. Foto: AFP

La nadadora australiana Ariarne Titmus consiguió el título olímpico de 200 metros libre, este miércoles 28 de julio en los Juegos de Tokio 2020, por delante de la hongkonesa Siobhan Bernardette Haughey, plata, y de la canadiense Penny Oleksiak, bronce, mientras que Katie Ledecky finalizó quinta.

A 50 m de la meta era tercera pero Titmus (20 años) aceleró para terminar estableciendo un nuevo récord olímpico (1:53.50), mientras que la cinco veces campeona olímpica y defensora del título en esta distancia, la estadounidense Katie Ledecky, finalizó apenas quinta (1:55.21).

Titmus ha ofrecido a la natación las carreras más espectaculares desde el inicio de los Juegos, especialmente por una finalización sin equivalente entre sus competidoras, pero sus éxitos en el Centro Acuático de Tokio no son una sorpresa.

«Realmente agotador. Ha sido muy duro», admitía la australiana, que abrazó largo tiempo a su entrenador Dean Boxall y lloró de emoción.

«Sinceramente, no es el tiempo que pensaba que podía hacer esta mañana, pero son los Juegos Olímpicos y hay muchas otras cosas que intervienen. Así que lo importante es ganar aquí, estoy muy contenta», destacó

La nadadora de Tasmania, instalada en Brisbane, superó ya a Ledecky en los 400 metros libre del Mundial de Gwangju 2019 y ostentaba antes de estos Juegos las dos mejores marcas del año en 200 y 400 m, acercándose además a ambos récords del mundo.

Ariarne Titmus partirá el jueves al asalto de los 800 metros, una distancia en la que Ledecky sí que parece claramente superior.

Ledecky llegó a Tokio con la aspiración de colgarse cinco medallas de oro (200, 400, 800, 1.500 m y relevo 4×200 m), igualando la suma total de las que había logrado entre Londres 2012 y Rio 2016, pero perdió las dos primeras finales disputadas.

Una hora después de la final de 400 m libre, Ledecky afrontó la de 1.500 m, una nueva distancia en el programa olímpico, donde sí pudo colgarse la medalla de oro.

Lea también: Titmus destronó a Ledecky en 400 m libre y Dressel sumó su primer oro en Natación

A sus 32 años, la italiana Federica Pellegrini terminó séptima (1:55.91) y no terminará por lo tanto su recorrido olímpico espectacular con una última medalla.

Pero la ‘Divina’, como le llaman afectuosamente los italianos, se convirtió ya en la primera nadadora en disputar una quinta final olímpica de la misma distancia tras las precedentes de 2004 (plata), 2008 (oro), 2012 (quinta) y 2016 (cuarta).

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

AFP