Ramoncito Arias, los guantes zulianos que maravillaron al continente

Ramoncito Arias, los guantes zulianos que maravillaron al continente

“Yo adoro y adoré el boxeo. Fue mi novia preferida”. Estas fueron las palabras de Ramoncito Arias sobre su pasión y amor por el deporte de los puños.

Ramón Segundo Arias Colina, quien nació en Cabimas el 17 de febrero de 1936, se desarrolló en el boxeo cuando era un niño con apenas 11 años, tras unirse  a un grupo de peleadores aficionados, que tenían pequeñas exhibiciones en La Salina Social and Sport Club, en donde se llevaba una caja de refrescos en caso de ganar.

En su sello como humano, se destaca la perseverancia y deseo de triunfar como un boxeador profesional, destacando su rapidez para defender y atacar, junto a movimientos destellantes que sorprendían al rival y lo ponían en una considerable desventaja. Como resultado a su esfuerzo, Ramoncito debutó oficialmente el 15 de marzo de 1956 en Maracaibo, ante el oponente Nicolas Ascanio, y salió ganador luego de seis asaltos.

Ramón Arias, primer venezolano en tener una pelea por el título mudial

Luego de dos años de carrera e ir aumentando su reconocimiento por los países de Latinoamérica, su oportunidad para enmarcar su nombre en la historia había llegado, ya que destacó como el primer boxeador venezolano en pelear por un título mundial; sucedió el 19 de abril de 1958 contra el medallista olímpico y defensor del título, Pascual Pérez, en la categoría mosca.

Ramón Arias llegó a la pelea con una trayectoria de once combates, y tras una serie de rounds sorprendentes e intensos, la victoria fue para el argentino, Pascual Pérez, por decisión de los jueces. Sin embargo, ya el zuliano había registrado su calidad en los libros de deporte de Venezuela.

 “Yo respetaba a los hombres, pero no les tenía miedo. Le hubiera tenido miedo a un contrario que me hubiera salido con cuatro manos. ¡Verga, qué va! Ese es un fenómeno… Pero miedo no le tenía a un hombre con dos manos y dos de aquéllas como yo»,  declaración del boxeador sobre su carrera, fragmento publicado por Andrés González en el perfil de Cabimascity por Facebook.

Con valentía y determinación, siguió su carrera al disputar peleas con grandes boxeadores de la década, como Carlos Rodriguez, Natalo Jimenez y Horaccio Acavallo. No obstante, su desempeño se vio afectado por cuestiones de indisciplina, lo que provocó que perdiera una cantidad considerable de combates en los últimos años de su vida en el ring.

Aun así, no se detuvo su incesante valor y retó al brasileño Eder Jofre, para disputar el título mundial en peso gallo, siendo esta la segunda participación y oportunidad del venezolano para ser campeón de una categoría. Desafortunadamente, no pudo ser y perdió el combate el 19 de agosto de 1961 al séptimo round por knock-out.

Con dos precedentes que lo ubicaron en lo mas cerca del campeonato mundial, ya la potencia y cualidad física de Ramon Arias era temida en los demás países, por lo que su carrera siguió dejando en alto a Venezuela y, luego de dos años, se retiro del boxeo el 17 de noviembre de 1963 ante el nicaragüense Eduardo Mojica, con 27 años de edad.

 

Ramoncito Arias se retiro tras conquistar tres títulos nacionales

 

Aquel pequeño niño que competía por refrescos en Maracaibo a los once años, ya había cumplido su sueño al ser uno de los mejores boxeadores de la historia de Venezuela, el cual logró levantar tres títulos nacionales.

Ramón Arias, que colgó los guantes a muy corta edad tras 50 peleas como profesional, falleció en Maracaibo a los 71 años de edad en el 2007, dejando al estado Zulia lleno de un inmensurable orgullo al recordar su registro de 33 victorias, y cinco de ellas por knock-out.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Javier Villalobos/Pasante

Noticia al Día