Movimiento Zulia Humana se presenta como nuevo actor político en la región

Movimiento Zulia Humana se presenta como nuevo actor político en la región

Dirigentes políticos de la región zuliana proponen sumarse a los esfuerzos “para rescatar el estado de derecho y la reinstitucionalización democrática del país”. Se definen como “gente progresista, de izquierda».

Un grupo de dirigentes políticos y sociales del estado Zulia se agruparon en un movimiento llamado Zulia Humana para entrar en el escenario y sumarse a los esfuerzos por un cambio político en el país.

El movimiento Zulia Humana, liderado por Eduardo Labrador, quien es Coordinador General del partido, lanzó su proclama fundacional en la que destacan la lucha por la descentralización y la recuperación de las conquistas, la Ley de Asignaciones Especiales (LAES) y el Fondo Intergubernamental para Descentralización (FIDES).

Mediante un comunicado señalaron que es necesario retomar el «Plan de recuperación de la industria petrolera de la cuenca del Lago de Maracaibo”.

En relación a la posibilidad de participar en las elecciones del 21 de noviembre, Eduardo Labrador indicó que esperan por los acuerdos de la negociación entre el Gobierno Nacional y el sector opositor en función del logro de garantías necesarias para unas elecciones libres.

Respecto a la orientación política del movimiento,  se consideraron como «gente progresista de izquierda y democráticos”.

“La idea que tengamos está subordinada al cambio político que requiere este país. Estamos obligados a coincidir en la necesidad de acabar con los problemas en Venezuela. Luego, que venga el debate de las ideas de quienes se identifican con el centro, la derecha o la izquierda», explicó Rodrigo Cabezas, Coordinador de Asesoría Estratégica y Política del movimiento.

 

A continuación los puntos relevantes del comunicado en donde el movimiento expone sus propuestas y fundamentos:

1. Volveremos a ser la primera región de producción agrícola y pecuaria del país. Con el esfuerzo y el compromiso de miles de trabajadores y productores agrícolas, ganaderos y agricultores, con soporte técnico-económico y seguridad jurídica, nos abasteceremos de leche, queso, huevos, plátanos, cambur, uvas, caña de azúcar, algodón, frijol, melón, sorgo, yuca y sal, así como, de ganado bovino, caprino, porcino, aves, pescado, camarón y palma aceitera, entre otros.

2. Recuperaremos las zonas industriales, hoy ciudades fantasmas. Con la tenacidad y visión de nuestros empresarios e industriales grandes, medianos y pequeños, y la fuerza creadora y combativa de nuestros trabajadores, renacerán las empresas manufactureras, ensambladoras, almacenadoras y de servicios. La Petroquímica reverdecerá para producirle insumos y fertilizantes a la agricultura, así como las empresas que prestaban servicios técnicos a la industria petrolera en el Zulia. El vital esfuerzo por el desarrollo económico será ecológico en tanto que protegerá la biodiversidad sustantivamente.

3. Ganaremos la batalla de la descontaminación residual e industrial de nuestro reservorio de agua dulce y principal testigo de nuestra historia, el Lago de Maracaibo; ello supone sacar las embarcaciones que ayer y hoy enturbiaron sus aguas cristalinas y provocaron su salinización, arrebatarle al centralismo la administración del canal de navegación y los recursos financieros para construir las plantas de tratamiento de aguas servidas, para que nuestros profesionales y científicos puedan relanzar al Instituto de Conservación del Lago, ICLAM como la institución científica zuliana rectora de este desafío integrador.

4. Las universidades recuperarán su condición autonómica de casas de la ciencia, la cultura y el arte. La comunidad universitaria será respetada de nuevo, nuestros académicos y científicos investigarán y darán sus clases en libertad, los jóvenes estudiantes crecerán en el conocimiento y no serán jamás atropellados. Con nuestros científicos e investigadores el Zulia será de nuevo acreditado como referencia científica de Venezuela y seremos plataforma para una transición energética desde las energías verdes y de lucha contra el cambio climático. Con los héroes de la salud, médicos, enfermeras y trabajadores, nuestros hospitales, ambulatorios y CDI garantizarán el derecho humano a la salud de los zulianos.

5. Retornará al Zulia nuestra condición de pioneros en la vida cultural y artística. Por la actividad creativa de nuestros artistas zulianos, la pintura, fotografía, escultura, literatura, danza, teatro, música, cine, serán de nuevo espacio de encuentro de nuestro pueblo para comunicarnos, conmovernos y disfrutar en planos de igualdad la belleza de las disciplinas artísticas. Los museos abrirán sus puertas, nuestras orquestas sinfónicas harán sonar sus melodías, el teatro y la danza retomará las tablas del escenario, la gaita, reina del folklore, florecerá en los niños y en nuestras escuelas.

6. Construiremos las mejores escuelas y liceos para la educación liberadora. En cada centro educativo una biblioteca, una cancha deportiva, un anfiteatro, un laboratorio, un comedor. Todos los niños y adolescentes irán a la escuela y al liceo. Estos serán el centro del saber de la comunidad por el esfuerzo de nuestros maestros y profesores que volverán a ser tratados con orgullo y atendidos en sus planes de superación académica y sueldos dignos. La actividad deportiva y recreacional de nuestra juventud se asumen desde la masificación o democratización de la práctica deportiva que permita volver a ser cantera de atletas orgullo del Zulia.

7. Tendremos un Zulia que cultivará y respetará la igualdad de derechos y oportunidades en la diversidad. Se optará por un desarrollo armonioso, respetuoso del hábitat y cultura de nuestros pueblos indígenas. A nadie se le discriminará por sus ideas políticas, preferencia sexual o religiosa. Se defenderá el derecho de la mujer a una participación plena en la vida social y política. La pobreza se considerará una rémora social inaceptable por lo que las políticas públicas privilegiarán el acceso de la población al agua potable, gas doméstico, empleo estable y bien remunerado, educación y salud de calidad.

8. Volveremos a unirnos para dar la batalla pospuesta de la descentralización administrativa y fiscal. Exigiremos que se nos devuelva la Ley de Asignaciones Económicas Especiales en atención a nuestra historia petrolera, así como el Fondo Intergubernamental para la Descentralización FIDES, sobre la base de nuestro aporte en la recaudación impositiva del IVA. Lucharemos para que la Ley de Hacienda Pública de los Estados, LHPE que confiere capacidad impositiva a las regiones, y que está aprobada por la AN desde 2005, se le dé sin dilación alguna su ejecútese. De igual manera, reclamaremos al centralismo la ejecución del Plan de Recuperación de la Industria Petrolera de la Cuenca del Lago de Maracaibo.

9. Construiremos un Zulia honesto. Sus dirigentes y gobernantes lo serán para servir a la sociedad y no para enriquecerse en negociados y corruptelas. La política será un ejercicio de ideas y proyectos programáticos. Los políticos corruptos, ladrones y piratas serán derrotados por la conciencia irreverente del pueblo zuliano.

10. A los zulianos que migraron, les decimos con fuerza desde nuestras almas y corazones: Al imaginarnos y batallar por amaneceres nuevos para la patria, lo hacemos esperanzados en volver a mirar el rostro y fundirnos en un abrazo con los hijos y familiares que marcharon en diáspora dolorosa a otras tierras del mundo; es también el compromiso de los que nos quedamos en Venezuela, garantizar en el cambio político, las condiciones para que nadie más se vaya del país por necesidad, y con ello se detenga la dispersión y sufrimiento de nuestras familias.

Lea también: Misión exploratoria de la Unión Europea visitó oficina del CNE en Aragua

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Noticia al Día/Nota de Prensa