Hace seis años falleció  Omar Sharif, el inolvidable Doctor Zhivago

Hace seis años falleció Omar Sharif, el inolvidable Doctor Zhivago

 

El actor egipcio Omar Sharif (1932), conocido por sus papeles en clásicos de la historia del cine como Lawrence de Arabia (1962) y Doctor Zhivago (1968) falleció el 10 de julio de 2015, a los 83 años,  de un ataque al corazón.

 

 

 

Ese mismo año  su agente, Steve Kenis, informó a los medios que Sharif había sido diagnosticado de Alzheimer. Según adelantaron varios medios egipcios, Sharif falleció en un hospital del barrio de Heluán, en el sureste de la ciudad, donde llevaba ingresado casi un mes.

El arqueólogo egipcio y exministro de Antigüedades Zahi Hawas, amigo íntimo de Sharif, explicó al diario estatal Al Ahram que el actor sufría de pérdida total de apetito. Su negativa a ingerir alimentos llevaron a su hospitalización, debido al deterioro de su estado de salud, que se había agravado por la enfermedad de Alzheimer que sufría.

Nació en la ciudad mediterránea de Alejandría el 10 de abril de 1932, y estudió interpretación en Londres en la Royal Academy of Dramatic Art. Allí conoció al director egipcio Yusef Chahine, que le dio un papel en Sera fil Wadi (1954), película con la que debutó en el cine y en el Festival de Cannes de 1955.

Pasó a la historia del cine por su papel en Lawrence de Arabia (1962) junto a Peter O’Toole, y por protagonizar en 1965 Doctor Zhivago, ambas dirigidas por David Lean.

El actor fue candidato al Oscar al mejor actor secundario por Lawrence de Arabia, filme por el que ganó el Globo de Oro, premio que también logró tres años después por Doctor Zhivago. Los sesenta fueron su mejor época como actor, con obras como La caída del imperio romano (1964), de Anthony Mann. Estuvo casado con la actriz egipcia Faten Hamama (fallecida en enero pasado) de la que se divorció en 1965 y con quien tuvo a su hijo, Tarek.

Entre sus relaciones más famosas está la que mantuvo durante apenas tres meses con Barbra Streissand, a la que conoció durante el rodaje de «Funny Girl» (1968), o la que le unió a la francesa Anouk Aimée, con la que trabajó en Una cita, 1969), de Sidney Lumet.

El Confidencial