El Dr. Jesús Enrique Lossada, un polivalente amante de lo intelectual

El Dr. Jesús Enrique Lossada la mente mas iluminada del Zulia nació un 15 de julio

Jesus Enrique Lossada

Dr. Jesus Enrique Lossada. Ilustración: Oriana Reyes

 

Jesús Enrique Lossada (Maracaibo, 15 de julio de 1892 – Maracaibo, 28 de junio de 1948) fue un poeta, cuentista, profesor universitario e intelectual venezolano, protagonista de la Reapertura de la Universidad del Zulia.

“Hombres como el Dr. Jesus Enrique Lossada no los producen los pueblos con frecuencia, que fue el cerebro más completo que ha tenido el occidente del país”. Estas fueron las palabras del Diario Panorama en honor a la muerte del reconocido y respetado zuliano.

Quien fue el rector de la Universidad del Zulia en octubre de 1946, fue un hombre cuya ética profesional, pasión, talento e incesante interés sobre el sentido espiritual y físico de la vida, junto al estallo de las habilidades humanas, remarcaron la personalidad de aquel polivalente amante de lo intelectual, que cuenta con el honor de un Municipio con su mismo nombre en el Estado Zulia.

Con diferentes profesiones como escritor, profesor universitario, abogado, político, dramaturgo y periodista, nació el 15 de julio de 1892 y es una fecha que inició un camino de pasiones emergentes para tal personaje a lo largo de su crecimiento en los alrededores de la ciudad de Maracaibo.

Su madre, Maria Luisa Lossada, dio a luz en la calle Colón, entre Carabobo y Padilla. Ademas, fue ella quien se encargó de introducir al joven Jesus Enrique en el mundo de las letras y redacción, ya que era el principio para que pudiera ingresar al Colegio Federal de Varones desde 1906 hasta 1912, siendo este ultimo el año en que recibió su titulo como bachiller con honores, luego de presentar una tesis de grado basada en la existencia del alma.

Tras marcar indicios de ser un joven con una vasta cultura y gran inteligencia, Lossada empezó su carrera universitaria en la Universidad de los Andes, de la cual se graduó el 3 de junio de 1917 como abogado. Asimismo, se le confirió el título de doctor en Ciencias Políticas, lo cual estableció los primeros trazos de un recorrido profesional impecable que iba a beneficiar a el estado Zulia y Venezuela.

Luego, nació su carrera como profesor en la que fue su unidad educativa, Colegio Federal de Varones, para que eventualmente haya sido seleccionado como Juez del distrito Maracaibo.

Tiempo después, fue elegido como presidente del Colegio de Abogados del Estado Zulia, de la cual el mismo se encargó de gestionar y proyectar ideas innovadoras como la creación de una revista para escribir sobre temas jurídicos.

Además de ejercer la abogacía y educación, estuvo muchos años sobresaliendo en su faceta como escritor, específicamente en las distinciones de periodista, poeta, cuentista y ensayista en los siguientes trabajos organizados cronológicamente; Madréporas (1916), El reloj de los girasoles (1927), La máquina de la felicidad (1938), Grandes Líricos Zulianos (1939), Ofrenda lírica en memoria de María Luisa Lossada (1942), Compendio de Filosofía (1942), Torre de Babel (traducciones de poetas. 1945).

Sus artículos y poemas fueron reconocidos por toda la sociedad zuliana, principalmente por contar con un estilo modernista que se alineaban perfectamente con un dominio exquisito del arte de las letras.

Como evento remarcable que lo adentro en la historia del estado Zulia y recuerdos de toda la comunidad marabina, el Dr. Jesus Enrique Lossada se destacó como el protagonista que logró un nuevo inicio para la Universidad del Zulia, tras abrir nuevamente sus puertas a todos los jóvenes ansiosos de conocimiento y poder educativo en octubre de 1946, luego de haber sido clausurada por el gobierno del General Cipriano Castro. En el mismo año, fue escogido como rector.

En el homenaje hecho por Victor M. Alvarez para hacer un tributo justiciero a uno de los más ilustres iconos que el Estado Zulia ha tenido en su historia, se destacan las siguientes palabras “Lossada encarnó la figura del educador auténtico y siempre proclamo que la necesidad prioritaria del país era la educación, y que es mediante ella que los pueblos pueden combatir sus males, prosperar y enaltecerse”.

De esta forma, el Dr. Jesus Enrique Lossada estaba de acuerdo en que la magnitud de un país no se mide por su extensión geográfica ni por el numero de sus habitantes, sino por la educación que le atribuye a la vida un sentido trascendental. Con esta visión y objetivo en mente, también se desempeño en un camino político impulsado por el apoyo de los zulianos.

En concordancia con su posición de rector de la Universidad del Zulia en 1946, cabe destacar que también fue seleccionado como el primer presidente del Consejo Supremo Electoral en el país hasta 1947, año en el que participó como diputado a la Asamblea Constituyente presidida por el abogado, poeta y político Andres Eloy Blanco, así como época en la que fue redactor de la Constitución de Venezuela.

Una vez que dejo marcada su huella en Venezuela en diferentes ámbitos destacables, Jesús Augusto Enrique del Carmen Lossada dejo el cargo de rector de LUZ debido a su fallecimiento el 28 de junio de 1948, dos años después de lograr la reapertura de la Universidad.

Sin duda alguna, se trata de un genio humanista que mantuvo su búsqueda a la consagración de un país culto y capaz de destacar por su propia educación. Se trata del Dr. Jesús Enrique Lossada, el educador autentico.

Lea también: Cecilio Acosta, el sabio y humanista que murió en la extrema pobreza

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

Javier Villalobos/Pasante

Noticia al Día