Deportivo Táchira salvó un empate "in extremis" ante Rosario Central por la Sudamericana

Deportivo Táchira salvó un empate «in extremis» ante Rosario Central por la Sudamericana

Deportivo Táchira Rosario Sudamericana

Deportivo Táchira salvó un empate «in extremis» ante Rosario Central por la Sudamericana. Foto: Agencias

Deportivo Táchira le aguó la celebración a Rosario Central este jueves 15 de julio con un empate 2-2 a pocos minutos del pitazo final por la ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana 2021.

Luciano «Pupi» Ferreyra abrió el marcador para el conjunto argentino a los 26 de la primera mitad. José Luis Granados empató las acciones a los 59 hasta los 90 cuando Alan Marinelli puso el 1-2 en la pizarra, que parecía definitivo hasta que Duglar Angarita selló el resultado a pocos segundos del pitazo final.

Con la ventaja de los goles de visitante, el equipo rosarino, que avanzó a octavos de final como líder del Grupo A, buscará la clasificación en casa, el 22 de julio en el estadio ‘Gigante de Arroyito’, en Rosario, Argentina.

Y Táchira, único club venezolano que sigue en carrera en torneos internacionales de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), dejó claro que también luchará por el boleto.

Prueba de ello fue este partido en el estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal, en el estado Táchira, fronterizo con Colombia.

Faltando dos minutos para el final del encuentro, un centro de Maurice Cova, en ese momento lesionado, llegó a los botines de Angarita que entraba fresco desde el banquillo.

El empate estaba escrito y no había forma de burlar el destino. El «canalla» argentino pensó que sellaba su victoria a los 90, con un soberbio remate de Martinelli, que también entraba al juego por el capitán Marco Ruben, que tuvo la primera chance del partido.

Martinelli aprovechó los huecos que dejó la zaga tachirense, que estaba empeñada en atacar y salvar el resultado.

Fue un partido en general equilibrado, con el local a veces pecando con falta de contundencia, pero llegando y chocando mucho con la muralla que levantó el joven portero Juan Pablo Romero, que se mostró muy sólido en el arco en su primer partido en un torneo internacional.

Romero, de 23 años, se puso los guantes por el titular Jorge Brown, ausente por «un cuadro de gastroenterocolitis», que le obligó a tomar reposo.

 

Sin tarjetas

Ferreyra, presente en la cancha hasta el final, no perdonó el rebote de un balón rematado por Ávila, que el portero venezolano Christopher Varela despejó mal con los guantes y pagó con el primero del partido: 0-1.

José Luis Granados empató las acciones con casi 15 minutos en la segunda mitad (59). Una jugada de pelota parada con Cova que centró para el defensor, que remató por el segundo palo sin chance para Romero.

Las acciones se equilibraron, con algunas llegadas de lado y lado, pero sin definición. Fue un partido limpio en los ojos del árbitro brasileño Flavio Rodrigues De Souza, que abandonó el campo sin mostrar nunca una tarjeta.

El entrenador Kily González refrescó el ataque con la entrada de Marinelli y de Luca Martínez Dupuy, que asistió en la jugada que puso la ventaja temporal.

Lea también: La venezolana Oriana Altuve mudó sus goles al Valencia

En ese momento, Cova comenzó a quejarse de dolores… el equipo quedaba con 10, hasta que cobró ese centro, que puso el 2-2 en la pizarra.

Olvidada la goleada que lo sacó de la Libertadores y lo puso en la Sudamericana como consuelo. Rosario Central era favorito, pero Táchira no come con eso.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

AFP